8.6.07

Fanatismos

Texto: El Descodificador
Imagen: AFP

Benedicto XVI dijo hace unos días, durante el Ángelus, que los programas de televisión que "inculcan violencia" le parecen "inaceptables", especialmente si afectan a los niños. Estamos de acuerdo. Supongo que al Santo Padre también le parecerá inaceptable el trato que reciben algunos niños durante El Rocío, zarandeados como peleles por hordas de fanáticos enloquecidos. Lo vemos en los informativos de televisión. Escenas que son carne de telediario, imágenes tan brutales como una película de Tarantino, tan irracionales como una vejación.

Espero que no se moleste ningún lector de este blog por el post de hoy: si en la radio de los obispos pueden hablar de política ¿Por qué en un blog de televisión un ateo no va a poder hablar de religión?

Y es que si pudiera elegir una imagen patética del fervor religioso ibérico, una sola toma donde resumir las miseras del fanatismo católico, ésa sería la de 'El Rocío' y sus niños maltratados. Cada año, como las alergias o los incendios, llega 'El Rocío', con algunos fieles serenos y racionales, y otros bailando sevillanas polvorientas y tomando cubatas, sembrando Doñana de basura, forzando a los caballos hasta la extenuación... Y utilizando con violencia a los más pequeños. Muchos de estos extremistas radicales zarandean a inocentes críos siguiendo ritos de una violencia y una irresponsabilidad primitiva y salvaje.

Al grito de "¡Viva la Virgen del Rocío!" levantan a los pequeños y les vapulean, voltean y sacuden para que, simplemente, se acerquen a tocar una imagen.

Una escena de violencia atávica e irracional que cada año nos golpea desde la sección de anécdotas de los informativos. Unas imágenes que, si llegaran de Irán o Sudán, no dudaríamos en calificar de fanáticas. "Los medios de comunicación", continuó diciendo el Papa, "tienen que promocionar la dignidad de la persona... las conquistas y metas de la civilización". Pues eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

B I E N V E N I D O !
Aquí no eres un extraño