9.11.07

Todo

Fotografía de Lyubomir Bukov "Beautiful Silence"
Poema titulado "Todo" de Charles Bukowsk

Los muertos no necesitan
aspirina o
tristeza
supongo.

pero quizas necesitan
lluvia.
zapatos no
pero un lugar donde
caminar.

cigarrillos no,
nos dicen,
pero un lugar donde
arder.

O nos dicen:
Espacio y un lugar para
volar,
da
igual.

los muertos no me
necesitan.

ni los
vivos.

pero quizas los muertos se necesitan
unos a
otros.

En realidad, quizas necesitan
todo lo que nosotros
necesitamos

y
necesitamos tanto
Si solo supieramos
que
es.

probablemente
es
todo

y probablemente
todos nosotros moriremos
tratando de
conseguirlo

o moriremos

porque no
lo
conseguimos.

Espero que
cuando yo este muerto
comprendais

que consegui
tanto
como
pude.

8.11.07

Ventajas de los desastres

Imagen de Max Billder
Artículo de Mario Roberto Morales La Insignia. Taiwán, noviembre del 2007.


En un video de menos de siete minutos, titulado La doctrina del shock, Alfonso Cuarón sintetiza el libro homónimo de Naomi Klein subtitulado "El auge del capitalismo del desastre", y muestra la relación que hay entre las ideas de Milton Friedman sobre que el cambio económico sólo puede ocurrir gracias a las crisis (reales o provocadas), y la política exterior de los republicanos ultraderechistas que asaltaron la Casa Blanca. Éstos también han demostrado ser buenos discípulos del filósofo alemán Leo Strauss, cuyas ideas sobre la invención de un "enemigo permanente" que justifique una "guerra perpetua" para imponer políticas que la gente rechaza, coinciden de manera asombrosa con las de Friedman. La puesta en práctica de estas doctrinas, disfrazadas de ideología de "libre mercado", ha llevado a los resultados que muestra este intenso video (*).

Desde los años cuarenta se sabe que el electroshock reduce el ánimo de los seres humanos a un estado de indefensión absoluta. Esta es la base de los métodos de tortura psicológica actuales. Se quiebra la resistencia del prisionero mediante sucesivos traumas, a fin de suavizarlo para los interrogatorios. Lo mismo ocurre con las masas. Una amenaza o un ataque (reales, imaginarios o provocados) produce terror y las masas buscan quién las proteja. Strauss aconseja a los dirigentes políticos imponer sus decisiones justificándolas mediante el temor constante a un enemigo terrorífico. Y Friedman les aconseja aprovechar las crisis (reales, imaginarias o provocadas) para aplicar medidas económicas antipopulares, antes de que la población se recupere del shock.

El video muestra casos recientes de golpes de Estado e invasiones militares justificados por la supuesta amenaza de un enemigo terrible, así como recientes desastres naturales en cuyo nombre se aplicaron medidas económicas privatizadoras (de shock). La ligazón entre los métodos de quebrantamiento de la voluntad mediante la tortura, y los de la política y la economía del neoliberalismo corporativo se ilustra con claridad en este video que, como dije, resume las tesis del libro de Naomi Klein, La doctrina del shock o "El auge del capitalismo del desastre".

No he leído el libro y por eso no lo recomiendo. Pero sí he visto el video y por eso escribo estas líneas. La tortura psicológica la conozco muy bien porque me fue aplicada por los sandinistas en Nicaragua, a instancias de la dirigencia de la izquierda oficial guatemalteca (que reprimía a las fuerzas de izquierda que no siguieran su línea), por ser yo crítico de su errática e irresponable manera de conducir a las masas indígenas en una situación contrainsurgente. Por eso mismo sé muy bien que es cierto el mensaje final del video, a saber, que uno sólo se puede proteger contra los efectos del shock mediante el conocimiento concreto de lo que ocurre y de por qué ocurre.

Este conocimiento crítico y radical es básico para mantener la lucidez mental y emocional en estos tiempos de masivos engaños mediáticos, destinados a someter a la humanidad a los designios de las corporaciones transnacionales y de las fuerzas políticas neoconservadoras para las que trabajaron Mises, Hayek, Strauss y Friedman, financiados por las fundaciones de los consorcios que han llevado al mundo al desastre globalizado.

Es por eso que, como dice Klein, las actuales políticas de "libre mercado" no se realizan en democracia, sino en estado de shock.

Taichung (Taiwán), 6 de noviembre del 2007.



(*) www.naomiklein.org/shock-doctrine/short-film
Subtitulado al español http://www.paidos.com/klein.asp

4.11.07

Confesiones de un pirata

Fotografía de Eva Cuca "Chica de bella sonrisa y mirada profunda busca chico resulton" en Flickr
Artículo de David Bravo Bueno en Rebelión. Julio 2003


Sobre las demandas en España contra
los usuarios de P2P

En este mundo cuando los sueños dejan de ser sueños y se convierten en realidades siempre hay alguien que te pide peaje por tan ansiada transición. El sueño al que me refiero es la posibilidad de acceso ilimitado a la cultura que vemos en las clases altas y que la economía sistemáticamente nos prohibe.

Yo, lo confieso, en mi adolescencia tuve pensamientos impuros cada vez que pasaba por delante de un escaparate de El Corte Inglés y veía reluciente la última película de mi actor favorito o el último libro de Eduardo Galeano. Me imaginaba, lascivamente, con ese libro entre mis manos saboreándolo en las más insólitas posturas. Cuando entraba en la tienda y miraba el precio del libro me daba cuenta de que yo no necesitaba anuncios de televisión que me concienciaran de lo saludable que es para el alma la lectura, yo lo que necesitaba eran 2.500 pesetas. Si en aquellos tiempos me lo hubiesen dicho no lo habría creído. Ahora puedo no solo tener "El Libro de los Abrazos" en un santiamén sino que podría bajarme más de 50 mp3 con la voz del bueno de Eduardo leyéndolo para mí.

Yo no conocía a John Coltrane hasta que internet irrumpió en mi vida y tengo que reconocer que aunque siempre he sido aficionado al cine de terror no tenía ni idea de lo que éste era hasta que he accedido al cine asiático donde de verdad saben hacerlo. Noam Chomsky no me sonaba de nada hasta que vi un documental sobre él bajado de la red llamado "manufacturing consent". En resumen podría decirse que si todo este sueño no existiera yo ahora estaría cantando "papichulo" mientras veo "Salsa Rosa" y mi máximo líder intelectual sería Pocholo.

Lo mejor de todo es que la legislación está, con algunos matices importantes, de nuestra parte. El Código Penal en su artículo 270 solo considera delito las acciones de copia con ánimo de lucro (con excepción de los programas de ordenador) y la Ley de la Propiedad Intelectual permite, también con esta excepción, la copia para consumo privado en su art. 31.2. Nosotros, a pesar de que las empresas nos han colocado el simpático sobrenombre de "piratas" (que, la verdad sea dicha, viniendo de empresas nos resulta tan insultante como si Charles Manson nos llamara psicópatas), no tenemos ánimo de lucro y lo cierto es que con las últimas noticias aparecidas en todos los medios de comunicación, ya no tenemos ánimo de ninguna clase. [...]

Por supuesto no han sido pocos los avispados internautas que han detectado en esta acción un intento de amedrentarnos para que dejemos de hacer algo que, por el momento no es ilegal, pero, al mismo tiempo, se preguntan si este intento de crear un pánico que invite a la inactividad llevará a que rueden algunas cabezas como castigo ejemplar. En esta línea algunos sectores no tardan en señalarse con el dedo: "si yo en realidad no bajo tanto" "tú bajas más" "tu avaricia ha roto el saco" dicen algunos temerosos y es que hoy en día el papel de mártir no está muy solicitado. Sin embargo, la mayoría de los internautas, están demostrando una capacidad de cohesión y de solidaridad que ya era difícil ver en estos tiempos. Frases del tipo "si seguimos juntos no nos pasará nada" o "si alguien cae ahí estaremos todos" recorren orgullosas y combativas hasta el último rincón de la red. Esta guerra que las empresas pretenden comenzar con ayuda de sus portavoces, nuestros gobernantes, va a encontrarse con más de un contratiempo.

Estos golpes que siempre se autodenominan mortales no sirven más que para acelerar la evolución (en realidad revolución) de la red. Cuando consiguieron destruir a Napster no tardaron ni dos segundos en aparecer 30 programas con la misma finalidad y con infinitas mejoras. Si con Napster podíamos bajarnos nuestra música favorita en un tiempo relativamente aceptable, ahora, gracias a su muerte, sus herederos hacen que podamos bajarnos toda clase de material en tiempo record. ¿No creen que con la muerte por asfixia de Emule, Kazaa y Morpheus aparecerán otros que recojan el testigo y dejen a estos como reliquias del pasado? Nicholas Negroponte describe estos vanos intentos de las empresas y de la adaptación del derecho a sus intereses como "los espasmos de un pez moribundo en la cubierta de un barco"[...]

Dicen las discográficas que llevamos al traste a la economía de esos grupos que decimos admirar y que por nuestra culpa éstos ya no se ven motivados para seguir haciendo sus obras. Sentimos mucho que la motivación de nuestros admirados grupos provenga no de las musas a las que cantan sino de los dólares con los que las seducen. No sabíamos, perdónennos, que otro coche nuevo fuera la inspiración que llevó a Metallica a escribir la maravillosa Fade To Black.

No nos hagan creer que jugamos con el pan de nadie. Los grandes grupos multimillonarios protestan contra la piratería porque teniendo sus bolsillos llenos de dólares preferirían, ya puestos, que estos rebosaran. Los grupos pequeños (cuyos intereses si me merecen el mayor de los respetos) no tienen la base de sus ganancias en los discos porque ustedes, señores de las discográficas que nos señalan con el dedo, se quedan con casi todos los beneficios que originan, sino que la tienen en los conciertos que desde que existe la distribución de sus obras por internet se han multiplicado en asistencia exponencialmente y, con ello, también sus ingresos. Tengo un amigo rapero al que se le cae la baba cuando ve que su disco se lo bajan cada vez más personas solo de pensar que quizás ahora, y gracias a la gente que irá a verle en directo, podrá ganar algo de dinero para mantenerse con este negocio que ustedes vampirizan.

Intentan ustedes, en resumen, hipnotizarnos y dejar todo esto, de nuevo, en un sueño. Pero por mucho que lo intenten tendrán que concienciarse de que el Derecho se tiene que adaptar a la sociedad y no a la inversa.

A nosotros no nos vuelve a dormir ni Dios... es más, tiro más alto, no nos vuelve a dormir ni Telefónica!

Artículo completo en Rebelión.com

3.11.07

El reservorio del deseo

Fotografía de Tina Carlson "Tunnel" en Flickr
Texto de Mario Roberto Morales. La Insignia. Taiwán, octubre del 2007.


En su libro de 1954, Sociedad humana: ética y política, Bertrand Russell dice que "el hombre cuyos deseos están limitados al círculo de su propia experiencia encontrará, al hacerse más viejo y tener un futuro cada vez más reducido, que la vida se vuelve cada vez más estrecha y menos interesante, hasta que no quede nada más que sentarse junto al fuego y calentarse".Y cuando no queda nada más que existir sin propósito alguno, la gente se suicida o vive muerta en vida, porque la vida sin objetivos ni sentido no vale la pena vivirse. En otras palabras, su satisfacción resulta tan fácil y tan poco gratificante que el deseo satisfecho despoja a la vida de sentido.

Por eso sigue diciendo Russell: "En cambio, el hombre cuyos deseos tienen un gran alcance, más allá de su propia vida, puede conservar hasta el final el entusiasmo de sus primeros años. (...) Algunos hombres desean no sólo el bienestar de su familia y sus amigos, sino el de su nación, e incluso el de toda la humanidad". Es decir, el deseo del bienestar personal sujeto a la condición del bienestar del prójimo, es un deseo que nos hace vivir porque nos hace trascender nuestra limitada e insignifcante existencia. Insignificante, sí, en la medida en que reduzcamos sus alcances a lo que popularmente se conoce como "el derecho de nuestra nariz".

Es cosa sabida que, en jerga psicoanalítica, el llamado "objeto de deseo" cumple la función no de ser satisfecho sino de mantener viva y vigente la capacidad de desear. El objeto de deseo insatisfecho nos hace vivir y, una vez satisfecho, la capacidad de desear decae. Es por eso que el objeto de deseo es cambiante y transfigurable e inventamos otro objeto de deseo en cuanto satisfacemos el inmediato. La mantención de la capacidad deseante es el elíxir de vida. No la repetitiva satisfacción de nuestros deseos, la cual indefectiblemente nos lleva al hartazgo por atiborramiento.

La crisis actual que transita la humanidad y que se expresa en los estudiantes que rehusan estudiar porque no encuentran sentido al aprendizaje y prefieren convertir sus planteles educativos en campos de exterminio de compañeros; en las juventudes expulsadas del circuito de producción y consumo que se organizan en pandillas, y en que los que pueden insertarse en el sistema no aspiran sino a someterse al poder para escalar sus amargos peldaños hasta estar en posición de oprimir al prójimo más cercano en desventajas, esta crisis es resultado del cercenamiento de futuro que el "pensamiento único" postuló con su estúpida tesis del "fin de la historia" y de la "utopía realizada", oxímoron éste que niega el derecho a la utopía como objeto de deseo que trasciende nuestras vidas y nos insufla energía para cambiar el mundo y no aceptar que el futuro sólo es más de lo que ya tenemos.

Aceptar la noción de futuro como prolongación y no cambio del presente produce un clima de sinsentido que causa depresión y necrofilia. Russell ya no fue testigo (aunque lo previó) de que "el hombre cuyos deseos están limitados al círculo de su propia experiencia" no es ya un ser aislado sino que involucra al resto, paralizado por el consumismo. Es por eso esperanzador que una minoría comprenda la necesidad de replantear la utopía del bienestar colectivo. Esa minoría es el reservorio del futuro, de la vida y, sobre todo, del deseo.

Verdad judicial y conspiración de Rajoy

Fotografía de Teresa Teixeira "Prisoners" en Flickr
Texto de Pablo Sebastián escrito en Estrella Digital

Los criminales de la espantosa matanza del 11 de marzo del 2004 en Madrid ya están condenados y van a pagar con duras penas de cárcel parte el daño causado a todas las víctimas, familiares y amigos y al conjunto de la sociedad española. Van a pagar sólo una parte de sus fechorías con su ingreso en prisión, porque ello no permitirá reparar las graves consecuencias de sus horrendos y despiadados crímenes, aunque sí llevará a las víctimas y al conjunto de la sociedad española el consuelo y la certeza de que se ha abierto paso la verdad y se ha hecho justicia, de acuerdo con nuestro ordenamiento jurídico y democrático. Y, a pesar de las nuevas dudas levantadas por Rajoy, se puede afirmar que se ha hecho una buena y rápida justicia, tal y como lo acredita la sentencia del tribunal, presidido por el magistrado Javier Gómez Bermúdez y acompañado por los magistrados Alfonso Guevara y Fernando García Nicolás.

Estamos ante una sentencia que dice la verdad y deja clara la autoría de los atentados por iniciativa de “un comando terrorista yihadista” que, como dice la sentencia, actúo con la colaboración de la trama de la dinamita asturiana, y en el que no participó ETA, como han pretendido los dirigentes del PP y varios medios de comunicación a lo largo de los pasados años, aireando la ahora fracasada teoría de la conspiración. Tenemos, pues, la verdad judicial sobre un atentado terrorista, el mayor de la historia de España y nuestro entorno europeo, sobre el que el tribunal ha conseguido acreditar los hechos y la autoría de los miembros del comando y de sus colaboradores, lo que sin lugar a dudas tiene sus consecuencias en España y en todo el mundo occidental. Un atentado que tuvo, como punto de arranque, la demencial guerra santa yihadista que, contra los países de Occidente, lanzó el grupo terrorista del saudita Ben Laden, justificando su oleada de terror en las recientes guerras de Iraq y de Afganistán.

La sentencia ha dejado acreditado que ETA no intervino en los atentados, y que existe una relación directa entre el comando islámico y los traficantes asturianos de dinamita, dando por confirmado que fue el explosivo de la mina Conchita asturiana el que se utilizó en la masacre, como lo prueba la altísima condena del Suárez Trashorras, en compañía con los jefes y autores materiales del comando. Asimismo, quedan claros y estrechamente relacionados todos los elementos claves de la investigación: la furgoneta Kangoo, la famosa mochila, los detonadores, las tarjetas y los teléfonos móviles, el artefacto explosivo, la dinamita asturiana, el piso de Leganés y la finca de Morata de Tajuña. Todo lo que fue manipulado y tergiversado por los promotores conspirativos que quisieron implicar a ETA y que, ahora, está definitivamente ubicado en el marco de la verdad. Y ello a pesar que los conspiradores, liderados por Aznar, también pusieron en danza su fantasma particular, sobre la existencia, sin la menor prueba o indicios, de los llamados “autores intelectuales” o cerebros inductores de la masacre, que pueden ser los mismos miembros de comando ayer condenados, o sus compañeros muertos en el piso de Leganés, o alguno de los huidos.

Un fantasma a cuya sábana se ha agarrado de manera sorprendente e irresponsable el líder del PP, Mariano Rajoy, subiéndose in extremis al carro de la conspiración para decir que apoyará “cualquier investigación” que ayude desenmascarar a los autores intelectuales e inductores de la masacre “que no han sido condenados como tales”. Un disparate mayúsculo que resta credibilidad a la verdad judicial, que provocará en las víctimas la zozobra y la inquietud, y que carece de cualquier tipo de fundamento tanto político, como jurídico y policial, porque Rajoy no aportó el menor indicio sobre la existencia o no de semejantes autores intelectuales que, de existir, no aportarían nada nuevo salvo la confirmación de que pertenecen a este u otro grupo yihadista. Aunque el objetivo de la perversa insinuación es otro: el de dejar en el aire la existencia de una mano negra —¿acaso la de ETA, otra vez?—, perversa y muy inteligente. Porque para los conspiradores los “moritos” —así les llaman— del atentado no sabían hacer la o con un canuto y algún genio por encima de ellos debieron de tener. Como si lo de las mochilas, los teléfonos y los trenes fuese una cuestión de matemática cuántica y física nuclear. Toda esa tecnología casera —y otras mucho más sofisticadas— están hoy al alcance del cualquiera en internet. Además ¿Qué gran tecnología hizo falta —además de navajas y un cursillo de pilotaje en vuelo, para secuestrar aviones, para derribar las torres gemelas de Nueva York y destruir una parte del Pentágono?

Al PP le importa un pimiento lo de la autoría intelectual, que además puede estar entre los terroristas condenados —que no han confesado nada—, o entre los muertos en Leganés. Al PP lo que le interesa, y ellos sabrán por qué, es lo de mantener vivas la sospecha y la mentira, y por eso hizo esa malévola declaración Rajoy, diciendo que apoyara cualquier nueva investigación. Pero ¿por qué ha hecho semejante declaración el líder del PP, que parecía haber mantenido una cierta distancia de los conspiradores? Sin duda, por miedo. Porque teme el efecto electoral contra su partido de la verdad judicial, porque teme la reacción de sus más notorios dirigentes implicados en la conspiración, Acebes, Zaplana, Aguirre y Aznar, este último autor de la insidia de que “los autores intelectuales” de la masacre cuando dijo que “no estaban en remotos desiertos ni en lejanas montañas”. Y, sobre todo porque Rajoy teme la respuesta de los medios de comunicación del PP que han apoyado las teorías conspirativas, El Mundo, la COPE y Telemadrid. Los que han perdido la credibilidad, y los que deberían rectificar todo lo dicho, empezando por su pretendida implicación de ETA. Y siguiendo por los ataques lanzados contra jueces, fiscales y fuerzas de seguridad.

Los mismos medios que también se agarrarán a la sabana fantasmal del tan misterioso cerebro del 11M, para intentar justificar lo que ha sido burdo error y una manipulación calculada con claros fines políticos (además de los espurios del negocio de las ventas de periódicos y la captación de audiencias audiovisuales), como son los de: deslegitimar el resultado electoral del 14 de marzo del 2004 que dio la victoria al PSOE; y de justificar los errores y las mentiras del último Gobierno de Aznar, en la pésima gestión que se hizo durante los atentados. Intentando implicar, primero y sin la menor prueba, a ETA en la masacre para evitar, entonces, las consecuencias electorales que ellos sabían que podría tener la relación de la masacre islamista con la guerra de Iraq (apoyada por el Gobierno del PP) si, al final, el terrorismo yihadista —ahora reconfirmado— era el autor de la matanza, tal y como ocurrió.

En realidad, la idea de que Rajoy discrepaba de los dirigentes de su partido que agitaron la conspiración ha resultado falsa, porque el presidente del PP se ha puesto al frente de la insidia, dejando en el aire la idea de la verdad judicial a medias, o incompleta, sin aportar la menor prueba o información. Y aludiendo a cualquier tipo de investigación, para sobar el lomo a los publicistas y medios agitadores de la conspiración. El esperar de Rajoy un gesto de autoridad, de responsabilidad y de acatamiento, sin peros, de la sentencia era, por lo que se ha visto, mucho esperar. Y obligaba a la dimisión de sus destacados dirigentes, y a la rectificación del propio Aznar. Y todavía ha querido Rajoy presumir de que fue el Gobierno de Aznar el que detuvo a gran parte del comando. ¿Y siendo tan listos y eficaces por qué no dijeron entonces que ETA no había sido? Además ¿se les escapó el inductor y el autor intelectual de la masacre? ¡Vaya por Dios!

Naturalmente, las palabras de Rajoy contrastan con el llamamiento de Zapatero —que ha evitado con habilidad la polémica con el PP para ponerse junto a la verdad judicial— a la unidad de las fuerzas políticas contra el terrorismo, y al reconocimiento del trabajo de los tribunales y las fuerzas de seguridad en el esclarecimiento de la verdad, así como con su declaración sobre la fortaleza y el triunfo del Estado democrático y de Derecho. Y, al mismo tiempo, abren un frente infinito de enfrentamiento político y electoral que ya se verá qué consecuencias tiene para el PP. Porque, si en marzo del 2004 perdieron las elecciones por haber negado la autoría islámica del atentado, a pesar de las pruebas que tenían en su mano, esta vez, cuatro años después y con una firme y clara sentencia vuelven a la misma situación, al posicionarse al lado de la misteriosa conspiración.

1.11.07

España, mayor productor mundial de cultura libre con Creative Commons


Felicitaciones anónimas por el cumpleaños de la licencia Creative Commons en icommons.org.
El País, 1-11-2007
En el informe presentado (pdf) el pasado mes de agosto por Creative Commons que refleja y analiza la situación de Creative Commons desde su inicio como proyecto en 2002 y evalúa la situación tras cinco años.

Muchos son los datos curiosos que se pueden extraer del informe y que dan buena muestra de la situación de las licencias en el mundo.

Pero para mi la principal sorpresa ha venido marcada por el hecho de que España se sitúa a la cabeza mundial en cuanto al uso de las licencias Creative Commons, tanto en términos absolutos (número total de licencias) como en términos relativos (número de licencias por habitante).

En el análisis concreto que se realiza en el informe sobre la situación de España se destaca este papel de liderazgo. Se remarca a su vez el uso de las licencias más “liberales”, además.

La explicación de estos datos tan significativos se explica, según el informe por varios factores:

1- La pronta adopción de las licencias en España y el vacío que cubrieron en idioma español, lo que hizo que autores de países de habla hispana también las utilizasen hasta la llegada de las propias de sus jurisdicciones, como por ejemplo Argentina, Chile, etc.

2- A pesar de lo anterior, se destaca especialmente la promoción de las licencias en España, que ha sido particularmente intensa, destacándose la fiesta de presentación en 2004 y Copyfight en Barcelona en 2005.

3- Otro factor importante es el hecho de que las sentencias judiciales, en el informe destacan la del Bar Metropol, a favor de bares que no pagan a las entidades de gestión por utilizar obras libres de royalties han sido muy publicitadas en los medios y han tenido un efecto sensibilizador en la opinión pública sobre los problemas de la propiedad intelectual.

4- La alta tasa de piratería en España justifica, según los redactores del informe una sociedad más liberal respecto de la propiedad intelectual, así como la ausencia de litigios en relación con la pirateria y el intercambio de archivos benefician a las licencias por esa concepción social más abierta respecto del libre intercambio de información.

Personalmente añadiría la extremadamente mala campaña de relaciones públicas que sigue la SGAE, que ha dado a conocer a muchas personas ajenas a los entresijos de la propiedad intelectual los problemas y opciones existentes en este mundillo.

El movimiento de reacción contra la SGAE también tiene mucho que ver en todo esto, sin lugar a dudas, en mi opinión, aunque lógicamente esto pueda ser imperceptible para los redactores del informe.

El informe no expresa las cifras de licencias de uso por país, un dato que sería interesante conocer para verificar lo cierto de la afirmación de los españoles como “liberales”. Es decir los porcentajes de uso de las BY, de las BY-SA, etc.

Estos datos demuestran que las licencias Creative Commons han calado profundamente en España y su lanzamiento en nuestra jurisdicción puede considerarse de exitoso en lo que a la acogida de la iniciativa se refiere.

Estos datos favorables se ven acrecentados, en mi opinión, por ser una jurisdicción donde además existe otra opción madura de gestión de los derechos sobre las obras como es ColorIuris, lo que sin duda incrementa la cifra de autores/obras que utilizan mecanismos proclives a la libre difusión de la cultura.

La adopción de Creative Commons en España es buena, como se ha visto, desde el punto de vista del usuario, pero a nivel organizativo debe reflexionarse sobre la tardanza en disponer de la tercera versión de las licencias, ya disponibles en otras jurisdicciones.

Curiosamente me ha sido imposible localizar la licencia con la que se puede distribuir, o traducir el texto del informe, ya saben aquello de en casa de herrero...

[Actualización] Gracias a Any Defunkind que nos ofrece estos datos adicionales sobre copyleft y la posición destacada de España en esta cuestión, mediante el buscador de Google Trends.

Aquí la palabra "copyleft" y aquí la comparativa "copyleft" "copyright" y la espectacular posición de España.



Artículo publicado por David Maeztu
Se puede ver completo en su
blog "Del derecho y las normas" .