10.4.10

En el sillón...

En el sillón marrón, de ausencias lleno,
mil noches soñadoras he pasado.
Entre luces y humo: una ventana
y por ella, canciones de despedida.

Sueño eterno y pasajero de soledades
dejé que el tiempo y tu tristeza
me inundaran el alma
de suave melancolía, dulcemente.

En el sillón marrón sentada, te veo
como veo el mundo: ojos negros, oscuros,
misterio en tu voz de amante,
caminar alegre
soñador de eternas quimeras y amigo.

Cuéntame un cuento largo, de atardeceres
rojos, de blanca arena, de sol radiante
acaríciame el pelo y cántame
una canción alegre, una canción serena
que hable de ti.

Sueño melancólico. No llegas
a desprenderte de tu tristeza.
Si yo supiera…
Déjame acompañarte, ser tu amiga
y con tus fuertes brazos y
mi alegre sonrisa, caminar juntos.

Por los campos de esta soleada Castilla
te encontré y entre sus recuerdos
conservarte quiero.
Amigo y amante, tú arriba yo abajo
Separados por mundos distintos,
por caracteres iguales y así:
yo aquí, tu allí, vivimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

B I E N V E N I D O !
Aquí no eres un extraño