29.5.10

Me gustaría poder hacerte feliz

Imagen de Claude Gagné "Leaving II"
Letra de Elefantes

No hay parking en el cielo, ni hay ascensor
sólo queda un deseo y un solo error

En algún lugar debe haber algo para ti
que no tengas ya como aprender a entender

Ven a ver la calle grande
mira los niños jugar
el diablo come a parte
en su plato de cristal

En algún lugar debe haber algo para ti
que no tengas ya como aprender a ver
que a mi me gustaría poder hacerte feliz
coger tus sueños y llevárselos al mar
o echarlos a volar y verte sonreir

La próxima secuencia es tuya
tu eres la actriz principal
y las demás personitas somos tan solo
figurantes de metálico metal

En algún lugar debe haber algo para ti
que no tengas ya como aprender a ver
que a mi me gustaría poder hacerte feliz
coger tus sueños y llevárselos al mar
o echarlos a volar y verte sonreir
...a mi me gustaría poder hacerte feliz
coger tus sueños y dejarlos respirar
sin nada que temer como respiras tú
cuando haces entender que quieres sonreir.

18.5.10

Momentos

Fotografía de Emrah Icten
Llevaba unos días dándole vueltas al momento en el que me encontraba: Hacía unos meses que había dado a luz, que había cambiado de ciudad, de casa, de vistas, de caminos, de olores… había dado un giro grande a mi vida. No se puede decir que inconscientemente pero si de golpe, como lo solemos hacer las mujeres, sin quererlo pero con todo el corazón y de todo corazón. Enamorada de mi vida accedí a cambiarla con la vista puesta en el comienzo de algo mejor. Así me encontraba aquella mañana: con el pensamiento nublado, colocando alfileres a mis sensaciones y con tan solo la visión clara de lo que deseaba.
Estaba paseando por un magnifico parque de árboles eternos y suelo de barro cuando unos pasos delante de mi, no muy lejos, una anciana se sentaba con dificultad en uno de los bancos del paseo. Me la quedé mirando. Me llamó la atención la forma de sentarse; tan despacito que pensé se iba a romper en cualquier momento. Seguí mirándola con el pensamiento puesto en que podría hacerse daño, cuando llegue a su altura y la mujer ya sentada y acomodada me miró dulcemente y me dio las gracias. Gracias por un pensamiento. Su mirada y su media sonrisa me transmitieron tantas sensaciones..., la hacían tan hermosa que aún hoy recuerdo su expresión. Solo la miré fijamente unos segundos mientras ella me sonreía; la timidez y el miedo a ser indiscreta me hizo bajar la cabeza rápidamente. Seguí mi camino. Olvidé lo que estaba pensando antes de cruzarme con ella. Aquella mujer volteó mi alma de tal forma que me hizo cambiar. No se cómo, ni cuánto, ni de que manera, pero estoy segura que hoy soy un poquito mejor por ella. Han pasado muchos años y aún me gusta recordarte.

16.5.10

Consuelos

Imagen de Julián Andrés Martínez A."Soledades"
Debería dejar de escuchar su voz desgarrada, sus palabras llenas de melancolía. Debería caminar con la cabeza alta, mirando las cosas hermosas y la luz que las rodea. Debería dejarme llevar por los olores que me llenan el alma normalmente. Debería pero hoy no puedo.

En los momentos que más feliz tendría que sentirme me inundan los recuerdos y las ausencias, y el corazón se me parte en mil trocitos sangrantes. En estos momentos solo me puede acompañar la música y ese pequeño rincón de la ventana en el que comienzan a salir algunas flores. Hoy la belleza de las cosas y de las personas no me consuela. Hoy solo os tengo a vosotros: palabras y melodías. Amigos fieles, siempre.

Me acerco a este rincón con el ánimo en el consuelo: solo el jardín me arropa, solo a él puedo contarle.

Sobre esta piedra de ausencia me senté hace unos días y no tengo fuerzas para moverme de ella. Escucho los sonidos al fondo, los ruidos y el alegre bullicio de la gente paseando cerca de la verja y me parece irreal y muy lejano, como en un sueño. Me siento borrosa.

Mañana seguro será otro día y dejaré atrás este melancólico paréntesis para volver a la vida otra vez, caminando por ella a buen ritmo y con ganas y alegría, como suelo. Si, seguro que mañana…

15.5.10

El imperio del consumo

La explosión del consumo en el mundo actual mete más ruido que todas las guerras y arma más alboroto que todos los carnavales. Como dice un viejo proverbio turco, quien bebe a cuenta, se emborracha el doble. La parranda aturde y nubla la mirada; esta gran borrachera universal parece no tener límites en el tiempo ni en el espacio. Pero la cultura de consumo suena mucho, como el tambor, porque está vacía; y a la hora de la verdad, cuando el estrépito cesa y se acaba la fiesta, el borracho despierta, solo, acompañado por su sombra y por los platos rotos que debe pagar. La expansión de la demanda choca con las fronteras que le impone el mismo sistema que la genera. El sistema necesita mercados cada vez más abiertos y más amplios, como los pulmones necesitan el aire, y a la vez necesita que anden por los suelos, como andan, los precios de las materias primas y de la fuerza humana de trabajo. El sistema habla en nombre de todos, a todos dirige sus imperiosas órdenes de consumo, entre todos difunde la fiebre compradora; pero ni modo: para casi todos esta aventura comienza y termina en la pantalla del televisor. La mayoría, que se endeuda para tener cosas, termina teniendo nada más que deudas para pagar deudas que generan nuevas deudas, y acaba consumiendo fantasías que a veces materializa delinquiendo.

El derecho al derroche, privilegio de pocos, dice ser la libertad de todos. Dime cuánto consumes y te diré cuánto vales. Esta civilización no deja dormir a las flores, ni a las gallinas, ni a la gente. En los invernaderos, las flores están sometidas a luz continua, para que crezcan más rápido. En la fábricas de huevos, las gallinas también tienen prohibida la noche. Y la gente está condenada al insomnio, por la ansiedad de comprar y la angustia de pagar. Este modo de vida no es muy bueno para la gente, pero es muy bueno para la industria farmacéutica. EEUU consume la mitad de los sedantes, ansiolíticos y demás drogas químicas que se venden legalmente en el mundo, y más de la mitad de las drogas prohibidas que se venden ilegalmente, lo que no es moco de pavo si se tiene en cuenta que EEUU apenas suma el cinco por ciento de la población mundial... leer artículo completo
Un artículo de Eduardo Galeano Fuente: Revista El Viejo Topo – 10.04.2007

Vergüenza...


Garzón ha sido suspendido.
Han ganado esta batalla... pero no la guerra!


EL DESCANSO DEL GUERRERO
(Roque Dalton del libro Taberna y otros lugares)


Los muertos están cada día más indóciles.

Antes era fácil con ellos:
les dábamos un cuello duro una flor
loábamos sus nombres en una larga lista:
que los recintos de la patria
que las sombras notables
que el mármol monstruoso.

El cadáver firmaba en pos de la memoria
iba de nuevo a filas
y marchaba al compás de nuestra vieja música.

Pero qué va
los muertos son otros desde entonces.

Hoy se ponen irónicos
preguntan.

Me parece que caen en la cuenta
de ser cada vez más la mayoría!

Nacionalismos

Artículo publicado por Vicenç Navarro en el diario digital EL PLURAL, 10 de mayo de 2010

El artículo critica, además del tono insultante utilizado por Fernando Savater, los argumentos que este autor utiliza para ridiculizar los intentos de recuperar la Memoria Histórica y permitir el enjuiciamiento de los responsables de crímenes contra la humanidad, crímenes que Savater considera inexistentes, en España o en el mundo.

Tengo que admitir que tengo un nivel bajo de tolerancia hacia autores que hacen del sarcasmo y del insulto el eje de sus discursos. De ahí que no sea un asiduo lector de Fernando Savater. Pero, de vez en cuando, le leo porque es representativo de un amplio sector de la intelectualidad conservadora no perteneciente a la órbita del PP, centrada en Madrid, que reproduce frecuentemente la sabiduría convencional de lo que en España se autodefine como “centro” en el espectro político, pero que en Europa correspondería a la derecha liberal.

Uno de los componentes de tal sabiduría convencional es su supuesto antinacionalismo, y digo supuesto porque lo considero a él profundamente nacionalista, aunque de signo contrario al de los nacionalismos que denuncia y critica (el catalán, el vasco y el gallego). El suyo es el nacionalismo españolista, que dificulta,... leer al artículo completo

8.5.10

Leonard


“Viniste a verme esta mañana
y me trataste como si fuera carne.
Hay que ser un hombre para saber
lo bueno, lo dulce, que es eso.
Mi doble del espejo, mi pariente más cercano,
te conocería hasta durmiendo
¿y quién, sino tú, podría llevarme
a mil besos de profundidad?

Te amé cuando te abriste
como un lirio al calor,
ya ves, yo sólo soy otro muñeco de nieve,
bajo el aguanieve y la lluvia,
que te amó con su amor congelado,
con su físico de segunda mano,
con todo lo que es y todo lo que fue
a mil besos de profundidad.

Sé que tenías que mentirme,
sé que tenías que engañarme,
posar con todo el ardor y la arrogancia tras
los velos de la transparente falsedad,
nuestro perfecto porno aristocrático,
tan elegante y tan barato,
soy viejo, pero aún me gusta
a mil besos de profundidad.

Soy bueno en el amor, soy bueno en el odio,
es en medio donde me quedo paralizado,
he estado entrenándome, pero es demasiado tarde,
hace años que es demasiado tarde,
pero tú estás muy bien, de verdad,
eres el orgullo de Boogie Street,
alguien debe haber muerto por ti
a mil besos de profundidad.”
El otoño se coló en tu piel,
algo se me metió en el ojo,
una luz que no necesita vivir,
ni necesita morir,
una breve anotación en el libro del amor,
oscuro y obsoleto,
hasta que lo vi con todo mi ser
a mil besos de profundidad.

Aún trabajo con el vino,
aún bailo mejilla con mejilla,
la banda toca Auld Lang Syne,
mi corazón nunca ha sabido retirarse,
toqué con Diz y canté con Danté,
nunca tuve su talento,
pero alguna vez me dejaron tocar
a mil besos de profundidad.

Te amé cuando te abriste
como un lirio al calor
ya ves, yo sólo soy otro muñeco de nieve
bajo el aguanieve y la lluvia,
que te amó con su amor congelado,
con su físico de segunda mano,
con todo lo que es y todo lo que fue,
a mil besos de profundidad,
pero ahora ya no necesitas oírme
y cada palabra que diga
sólo irá en contra mía
a mil besos de profundidad.

Remix Culture

por Balleyne

4.5.10

Noche

Fotografía de José Orozco

A ti, oscuridad de la que vengo,
te amo más que a la llama
que limita el mundo
y brilla sólo
para algún círculo
fuera del cual ningún ser sabe de ella.

Pero la oscuridad lo retiene todo:
formas y llamas, animales y a mí,
tal como los atrapa,
personas y poderes...

Y puede ser que una gran fuerza
cerca de mí se agite.

Creo en las noches.

De El libro de las horas, 1905.
Rainer Maria Rilke

3.5.10

Música

No puedo vivir sin ti। Me encuentro irremediablemente unida a ti como a mi piel y no se si a ti te echaría más de menos. Embaucadora de sentidos, me hechizas con tus silencios y con tus palabras explicas la mayoría de mis razones. Eres la dueña y señora de casi todos los momentos importantes en mi vida y casi siempre te siento cerca cuando más compañía necesito. Te escucho a todas horas rememorando mi vida letra a letra; tus sonidos me hacen viajar moviendo mis pensamientos a la velocidad de tus melodías. Qué bien me haces sentir!







1.5.10

Lugares comunes

Pintura de Vicent Van Gogh "Campo de trigo con ciprés"
En los tiempos que marca la vida, en la memoria, en los lugares en los que solíamos estar; nadando en los ríos que nos dejen, nos encontraremos: caminando, cantando o silenciosamente mirándonos como hemos hecho siempre. Volaremos de éste a otro lugar dejándonos llevar solo por la impaciencia de llegar y de ver…. todo.
Echo de menos el movimiento trashumante por las carreteras castellanas... queriendo grabar en la retina aquellos paisajes tan llenos de verano: amarillos y ocres; bañados por la mágica luz del atardecer. El olor a trigo maduro, dorado por el sol… a las lejanas eras, próximas por el viento y por sus sonidos. Echo de menos sentir de aquella forma tan salvaje, tan pegada a la tierra. Déjame regresar a aquellos lugares tan queridos…
Cierra los ojos…

Se acaba el tiempo de vivir y cada día acomodo más las almohadas del sofá de los recuerdos. Dentro de nada me sentiré cómoda en él y me parecerá lejano todo esto que te estoy contando.
He caminado mucho. El viento me ha golpeado muchas veces y los sonidos de las cosas me han distraído en muchas ocasiones de seguir, pero creo que he conseguido dejar, casi siempre, lo hueco de lado; y las ausencias me han enseñado a sujetar con manos firmes aquello que me pareció importante.
Ahora se que coleccionar recuerdos no ha sido mala idea.
Me siento llena de ganas.