18.5.10

Momentos

Fotografía de Emrah Icten
Llevaba unos días dándole vueltas al momento en el que me encontraba: Hacía unos meses que había dado a luz, que había cambiado de ciudad, de casa, de vistas, de caminos, de olores… había dado un giro grande a mi vida. No se puede decir que inconscientemente pero si de golpe, como lo solemos hacer las mujeres, sin quererlo pero con todo el corazón y de todo corazón. Enamorada de mi vida accedí a cambiarla con la vista puesta en el comienzo de algo mejor. Así me encontraba aquella mañana: con el pensamiento nublado, colocando alfileres a mis sensaciones y con tan solo la visión clara de lo que deseaba.
Estaba paseando por un magnifico parque de árboles eternos y suelo de barro cuando unos pasos delante de mi, no muy lejos, una anciana se sentaba con dificultad en uno de los bancos del paseo. Me la quedé mirando. Me llamó la atención la forma de sentarse; tan despacito que pensé se iba a romper en cualquier momento. Seguí mirándola con el pensamiento puesto en que podría hacerse daño, cuando llegue a su altura y la mujer ya sentada y acomodada me miró dulcemente y me dio las gracias. Gracias por un pensamiento. Su mirada y su media sonrisa me transmitieron tantas sensaciones..., la hacían tan hermosa que aún hoy recuerdo su expresión. Solo la miré fijamente unos segundos mientras ella me sonreía; la timidez y el miedo a ser indiscreta me hizo bajar la cabeza rápidamente. Seguí mi camino. Olvidé lo que estaba pensando antes de cruzarme con ella. Aquella mujer volteó mi alma de tal forma que me hizo cambiar. No se cómo, ni cuánto, ni de que manera, pero estoy segura que hoy soy un poquito mejor por ella. Han pasado muchos años y aún me gusta recordarte.

2 comentarios:

  1. Creo conocer la sensación que describes tan fenomenalmente bien. Empaparnos de la observación que nos rodea, junto con una pizca de serenidad y sentimiento, hacen de esos momentos algo muy especial.
    Un saludote.

    ResponderEliminar
  2. Pequeñas/Grandes cosas que por lo rápido que pasamos por ellas, no nos damos cuenta de lo importantes que son. :)

    ResponderEliminar

B I E N V E N I D O !
Aquí no eres un extraño