23.6.10

Fundamentalismo

Publicado en el País por A. CARBAJOSA / E. GONZÁLEZ - Jerusalén - 18/06/2010

Una marea negra inundó ayer Jerusalén. Más de 100.000 judíos ultraortodoxos salieron a la calle para desafiar a las autoridades civiles de Israel. Protestaban por una decisión del Tribunal Supremo que obliga a unos padres judíos de origen europeo a escolarizar a sus hijas junto a alumnas, también judías, de origen árabe o sefardí. Pero era solo una excusa para demostrar su creciente fuerza.
En realidad se trataba de proclamar la supremacía de la Torá, el Antiguo Testamento, sobre la ley civil. El silencio gubernamental ante el desafío ultraortodoxo resultó revelador. El fundamentalismo religioso está presente en el propio Gobierno [...]
[...]En Jerusalén son la fuerza dominante: el Ayuntamiento, por ejemplo, no concede licencias de apertura a los cines que no se comprometan a cerrar en shabat, el sábado, día consagrado a Dios. En shabat no hay transporte público. Cada vez son más los barrios en los que no se permite circular en automóvil en shabat.[...]
[...]Tzipi Livni, jefa de la oposición, afirmó que todas las fuerzas laicas debían unirse contra la amenaza de los haredíes ultrarreligiosos: "Israel es en 2010 un país en el que las mujeres viajan en la parte trasera del autobús [los ultraortodoxos exigen la separación][...]
[...]Ese choque entre religión y sociedad civil era ayer la cuestión de fondo, plasmada en la impresionante marcha de hombres vestidos con traje negro y sombrero (las mujeres no podían participar) que sobre las cinco de la tarde llegó a las puertas de la comisaría central de Jerusalén, tras recorrer buena parte de la ciudad. Las ligeras diferencias en los atuendos de unos y otros indicaban que gran parte de las sectas ultraortodoxas (tanto de origen europeo como oriental) estaban presentes.[...] Ver todo el artículo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

B I E N V E N I D O !
Aquí no eres un extraño