31.10.10

Muerte en el olvido

Yo sé que existo
porque tu me imaginas.
Soy alto porque tu me crees
alto, y limpio porque tú me miras
con buenos ojos,
con mirada limpia.
Tu pensamiento me hace
inteligente, y en tu sencilla
ternura, yo soy también sencillo
y bondadoso.
Pero si tú me olvidas
quedaré muerto sin que nadie
lo sepa. Verán viva
mi carne, pero será otro hombre
-oscuro, torpe, malo- el que la habita...

Ángel González (de Áspero mundo, 1956)

24.10.10

De manos y pies atados

Edvard Munch, El grito, 1893, Galería Nacional de Oslo.
Si el miedo, la apatía y la resignación van a ser las constantes de este inmenso rebaño de la especie humana, la democracia no tiene ningún instrumento para controlar los abusos del implacable poder económico y financiero, que comete crímenes horribles. Si no hay instrumentos, ¿cómo se puede seguir llamando democracia? Es una democracia de manos y pies atados.
“El paso del gran pesimista”, Semanario Universidad, San José de Costa Rica, 30 de junio de 2005
José Saramago en sus palabras

23.10.10

Otoño

Imagen de Marta Cernicka
Ya está aquí. Entró en el jardín tímidamente y, como cada año, su seriedad se apodera de todos y cada uno de sus rincones llenándolos de cientos de tonalidades. Con su presencia el jardín enmudece y contiene la respiración celebrando la llegada con un cálido manto de hojas. La luz entra a empujones y se cuela entre sus ramas finamente para que al mirarte, yo suspire. Desde este rincón miro tu maravilloso porte y se, con certeza, que me acompañarás siempre.

Te fuiste en otoño. Una lluvia de hojas comenzaba a caer. Escuché tu alegre risa. Todavía la escucho. Te conozco bien. Te fuiste y contigo la alegría que me dio la vida una y otra vez. Aun escucho tu voz susurrándome con el viento. Todavía estás aquí, a mi lado, cada día.


22.10.10

Así es la vida

Fotografía de Amateurama

Podían haberse conquistado. Podían haberse disfrutado. Podían haberse odiado a ratos y amado el resto. Podían haberse acompañado en el camino. Podían haberse visto morir.

Con un simple "hola", podían haber sido la razón de seguir, haber compartido el despertar, la música y la lluvia.

Podían haberse dado calor.

Podían haberse descubierto, pero... tomaron ascensores distintos.
Cuentos Inocentes "Así es la Vida" de Jaime López



21.10.10

Songbird

Instantanea de Bence Mate "Umbrellas"

Para ti no solo habrá llanto
Para ti el sol seguirá brillando
Porque siento que cuando estoy contigo
Todo está bien, sé que todo está bien

Y los pájaros cantores seguirán cantando
Como si conocieran la partitura
Y te quiero, te quiero, te quiero
Como nunca antes

A ti te daría el mundo
Por ti nunca sería fría
Porque siento que cuando estoy contigo
Todo está bien, sé que todo está bien

Y los pájaros cantores seguirán cantando
Como si conocieran la partitura
Y te quiero, te quiero, te quiero
Como nunca antes

Letra de la canción "SONGBIRD" de Eva Cassidy



16.10.10

Refugio nocturno

Instantanea de bica12bic

Me han contado que en Nueva York
en la esquina de la calle 26 con Broadway
se pone cada atardecer un hombre
durante los meses de invierno
y, pidiendo a los que pasan,
consigue un techo para que pase la noche
la gente desamparada que allí se reúne.

Con eso no cambia el mundo
no mejoran con eso las relaciones entre los seres humanos
no es ésa la forma de acortar la era de la explotación.
Pero algunos hombres tienen cama por una noche
se les abriga del viento durante toda una noche
y la nieve a ellos destinada cae en la calle.

No abandones el libro, tú que lo estás leyendo.

Algunos hombres tienen cama por una noche
se les abriga del viento durante toda una noche
y la nieve a ellos destinada cae en la calle.
Pero con eso no cambia el mundo
no mejoran con eso las relaciones entre los seres humanos
no es ésa la forma de acortar la era de la explotación.
Bertolt Brecht

10.10.10

Wish You Were Here (Ojalá estuvieses aquí)

Instantanea de Vladimir Funtak
Así que, así que crees que puedes distinguir el paraíso del infierno,
cielos azules del dolor
¿Puedes distinguir un campo verde de un frío raíl de acero?
Una sonrisa de un cumplido,
¿Crees que puedes distinguir?

Y ¿Consiguieron transformar tus héroes por fantasmas?
¿Cenizas ardientes por árboles?
¿Aire caliente por brisa refrescante? ¿Frío confort por un cambio?
¿Y canjeastes un papel principal en la guerra por un papel protagonista en una jaula?

Cómo desearía, Cómo desearía que estuvieses aquí.
Solo éramos dos almas perdidas, nadando en una pecera, año tras año
Corriendo siempre sobre el mismo viejo camino. ¿Qué hemos encontrado?
Los mismos viejos miedos
Ojalá estuvieses aquí...
Pink Floyd


7.10.10

Ausencias

Una imagen de Queedo

-- Espero que todo te vaya bien!
Una frase que se repite demasiado a menudo y en estos días de crisis, más. La pronuncias y como si se tratara de un encantamiento, inmediatamente, queda un vacío, un hueco difícilmente reconocible. Intentas reconciliarte con el destino y asientes moviendo la cabeza cuando escuchas que no será la última vez que nos veremos, que seguro vamos a quedar, que pasados unos días nos llamamos. Intercambiamos las direcciones de e-mail pero nada de eso es cierto. Después de tantas despedidas una sabe, sin ningún género de dudas, que eso no sucede en el 99% de las veces. Que ese compañer@ se va para siempre jamás y que le perderás la pista en cuanto salga por la puerta. Desazón, tristeza y una enorme sensación de pérdida se te pega al alma, llenando el vacío que dejó en el corazón. Intentas que sus razones y su alegría ahuyenten la oscuridad que deja pero eso solo dura lo que dura su presencia.
Pasado un fin de semana la vida continúa como si nada. Los días pasan, conoces a otras personas a las que darás cada vez menos de ti, que seguramente perderás también en el camino, y un día, no tardando mucho, alguien dirá algo, o verás cualquier cosa que te recordará a aquel amigo que se fue y del que no volviste a saber nada y la tristeza volverá por unos instantes y con ella la desazón y la sensación de pérdida y todo como si se hubiera ido ayer.

5.10.10

Los caminos del viento

Instantanea de Luis Alejandro Bernal Romero "Aztlek" titulada "Way in the fog"
Ojalá seamos dignos de tu desesperada esperanza.
Ojalá podamos tener el coraje de estar solos y la valentía de arriesgarnos a estar juntos, porque de nada sirve un diente fuera de la boca, ni un dedo fuera de la mano.
Ojalá podamos ser desobedientes, cada vez que recibimos órdenes que humillan nuestra conciencia o violan nuestro sentido común.
Ojalá podamos merecer que nos llamen locos, como han sido llamadas locas las Madres de Plaza de Mayo, por cometer la locura de negarnos a olvidar en los tiempos de la amnesia obligatoria.
Ojalá podamos ser tan porfiados para seguir creyendo, contra toda evidencia, que la condición humana vale la pena, porque hemos sido mal hechos, pero no estamos terminados.
Ojalá podamos ser capaces de seguir caminando los caminos del viento, a pesar de las caídas y las traiciones y las derrotas, porque la historia continúa, más allá de nosotros, y cuando ella dice adiós, está diciendo: hasta luego.
Ojalá podamos mantener viva la certeza de que es posible ser compatriota y contemporáneo de todo aquel que viva animado por la voluntad de justicia y la voluntad de belleza, nazca donde nazca y viva cuando viva, porque no tienen fronteras los mapas del alma ni del tiempo.
(Palabras de agradecimiento de Eduardo Galeano, al recibir
el Premio Stig Dagerman, en Suecia, el 12 de septiembre, 2010)


3.10.10

Quizá no sea suficiente

Imagen de Mario Castillo "Tiene algo que decir"
Quizá no sea suficiente con vivir día a día reposadamente, mirando lo justo hacia delante y sin dejar que nada perturbe tu maravillosa vida aburrida, anodina y vulgar hasta llorar. Quizá no sea suficiente pasar de largo por las preguntas con difícil respuesta, por la fuga de los días y de las semanas y de los años. Quizá no sea suficiente escuchar solo lo que los demás nos quieren decir y hablar solo de lo que los demás quieren escuchar. Quizá nada de esto sea suficiente para sentirse plena, para reconocer que a pesar de los años la ilusión sigue viva y que la sangre se calienta hoy de la misma forma que ayer y con las mismas cosas. Quizá ya no sea suficiente con resignarse a no gritar que una escucha perfectamente lo que los demás piensan en alto e intentar hacer entender que hace mucho tiempo que camino sola y hace mucho también, que sé diferenciar entre tutelar y acompañar. Quizá no sea suficiente resignarse a no ver que aún me queda más de la mitad de la vida para soñar, para hacer el amor, para sonreír y reír con ganas, para pisar fuerte y para aprender tanto como para enseñar y compartir. Quizá no sea suficiente estar sentada en un sillón mirando silenciosamente por la ventana, quizá tenga que susurrarte al oído que he llegado a esta etapa de mi vida plena de ganas de vivirla, de alegría por todo lo que me rodea y con mucha necesidad de seguir adelante; con muchas cosas en la cabeza y miles de proyectos que me gustaría intentar culminar. Quizá no sea suficiente esperar a que comprendas que aun me queda mucho por vivir y que, sin lugar a dudas, lo haré.