31.8.06

Discurso contra Dios


Imagen: "Casario" por jucafii

Texto: "Discurso contra Dios" de Roberto Benigni

Quiero hacer un breve paréntesis en relación a la economía divina.
Nuestro señor, creo, podía habernos ayudado desde el principio. Yo creo en él, porque nunca se sabe. Total si existe, existe, y si no existe, no jode. Pero si existe, digo: somos cinco mil millones de personas, ¡y con todos los planetas que hay tenía que meternos a todos en éste! Es como si un padre tuviera veinte hijos y un edificio de cincuenta pisos y decidiera encerrarlos a todos en el garage. ¿De qué estamos hablando? Nos tendría que haber ubicado un poco mejor.
Pero no, nuestro señor es un capitalista, y todos estos planetas son un abuso. Pura especulación planetaria. De hecho, cuando Galileo los descubrió, el Papa lo hizo arrestar enseguida. Lo hizo pasar por idiota y le dijo: "¿Cómo es ése asunto de que la Tierra gira?". Galileo dijo: "Es la Tierra la que gira alrededor del Sol, y no como dicen ustedes". Entonces el Papa dijo: "¿Pero éste es idiota? ¿Han visto alguna vez una casa girar alrededor de la estufa?".
Naturalmente, además de crear a los hombres, Dios ha construido a los animales, los vegetales y los minerales: un quilombo tan grande que ya no se entiende nada. Pero cuando los hombres se enojan, viene el diluvio universal. Después, Noé tiene tres hijos: Sem, Cam y Jafet. Los tres son hombres y dan lugar a las distintas razas. Al rato, Dios lo llama a Moisés y le dice cuáles son las cosas que se pueden hacer y cuáles las no.
Las cosas que se deben hacer son los diez mandamientos; las que no se deben hacer son los siete pecados capitales. Ahora bien, yo estudie bien esos siete pecados capitales y son las cosas más abominables del mundo. Y Dios las hace todas. La soberbia, por ejemplo: si hay alguien soberbio, ése es Él, el ser perfectísimo, poderosísimo, presentísimo. "Comparado conmigo", dice, "Nembo Kid es un imbécil y a Buda lo saco de taquito". Hace falta un poco más de humildad. El mismo nombre Dios. Si hubiese elegido un nombre más humilde. Si hubiese dicho: "Soy Guido, no habrá otro Guido más que yo". O si no: "Ayúdense entre ustedes, que Guido los ayuda a todos". O "llueve porque Guido quiere". Si fuese más humilde sería más simpático.
La ira: no hay nadie que se enoje más que él. ¿Adán y Eva arrancaron una manzana? Madre mía, se enojó como un loco. "¡Fuera! ¡Tu trabajarás con el sudor de tu frente! ¡Tú parirás con dolor! ¡Fuera!". Una manzana yo me la pago, no hay porque enojarse de esa manera. Está bien, incluso admito que uno se puede enojar por una manzana, pero después se le pasa. ¡Ah! No, a Él no se le pasó. Van dos millones de años y nos seguimos bautizando por culpa de esa manzana.
La lujuria: no quiero entrar en asuntos privados, pero somos todos hijos suyos, ¿o no? Somos cinco mil millones de personas, ¿o no?
La avaricia: no hay nadie más avaro que Él. Al pueblo elegido -los judíos- les prometió un pedazo de tierra hace dos millones de años. "Si, aquella tierra se la prometí, pero nunca dije que se la iba a dar". ¿O sí?
Los diez mandamientos. Ésa sí que era una buena idea. Sólo que los hizo a favor del rico. Convengamos que es más fácil ir al infierno para los pobres que para los ricos. Por ejemplo, a Agnelli, el dueño de la Fiat, con todo el dinero que le han dejado, le dicen: "Honra al padre y a la madre" ¿Y que va a decir? "Gracias madre, gracias padre. Cuando mueran, lo agarro todo yo".
O no desear las cosas de los demás. También es algo muy fácil para Agnelli, porque si todo es suyo ¿qué va a desear?
En suma: nuestro señor debería ocuparse un poco más de los problemas del proletariado. Porque nuestro creador consiguió que nos insertáramos en el mundo moderno de manera homogénea. Él podría conseguir enseguida que estuviéramos mejor. Tomemos los inventos, por ejemplo. ¿Por qué no nos hizo descubrir enseguida la calefacción, evitando que mil millones de personas murieran de frío en el pasado? ¿No podía? Creó a Adán, tomó una costilla suya e hizo a Eva. O sea, que bien podía agarrar, no sé, una oreja de Eva y hacer una estufa. Así quedaban los hombres con una costilla menos y las mujeres sin una oreja, y aunque hubiese hecho falta gritar un poco, habríamos estado un poco mejor, ¿no?
Durante siglos se comió carne cruda y hubo miles de virus. ¿No podía ayudarnos a descubrir antes la penicilina y los antibióticos? No, prefirió esconderlos en los hongos. Y eso es tener una mentalidad de revista de crucigramas.
¿A quién se le ocurre ir a buscar los antibióticos en los hongos? Hay gente que los buscó durante toda su vida y no los pudo encontrar.
Es como si yo les escondiera el jabón a mis hijos: van a lavarse, no lo encuentran, entonces se agarran tifus y cólera, y se mueren. Al final, para divertirme, les digo: "¿Saben dónde había metido el jabón? Debajo de la toalla, ja, ja, ja". Pero ellos ya están muertos. Entonces, ¿qué nos quiere decir con eso? Nos quiere decir: "Soy Dios y me cago en ustedes".

30.8.06

Un año después

'Blues' del Katrina. EL PAÍS - Opinión - 29-08-2006






Un año después de que el Katrina empezara a devastar Luisiana y otros territorios de EE UU, la zona no se ha recuperado, ni se han adoptado medidas suficientes que garanticen que no volverá a repetirse una tragedia similar, en la que murieron casi 2.000 personas y 800.000 tuvieron que abandonar sus hogares. El huracán, además, dejó al descubierto una bolsa de pobreza impensable: los miles de negros que no se habían podido ir de Nueva Orleans y otras ciudades porque no disponían de medios para ello. Hoy, la que fuera la Meca del Jazz no se ha repoblado, y tiene la mitad de habitantes que los 460.000 que allí vivían antes del desastre, es decir, como estaba en 1880.
El huracán puso al descubierto una realidad escondida en la primera potencia del mundo
: la de la pobreza, la del racismo, la de servicios públicos que no funcionaban debido a años de recortes presupuestarios. El presidente Bush se lanzó a una guerra contra la pobreza y obtuvo del Congreso 109.000 millones de dólares. Pocos de éstos han llegado aún a la zona.
El Índice Katrina, elaborado por la prestigiosa Institución Brookings, refleja que la demolición y la rehabilitación de viviendas se ha acelerado en los últimos meses, pero a la vez han subido los precios. El secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, Alphonso Jackson, aceptó ayer haberse equivocado al no dejar a los habitantes volver a sus hogares destruidos, y anunció por sorpresa la apertura de viviendas públicas y un plan para ayudar a regresar a los antiguos residentes. No es seguro que lo hagan. El paro es mayor que antes, tal vez porque la labor de reconstrucción no está ya en manos de los negros que no han regresado o de los que se quedaron, sino de hispanos llegados después. Las infraestructuras y los servicios públicos están más retrasados. Los suministros de gas y electricidad están, respectivamente, al 41% y 60% de los niveles anteriores al desastre. Se ha restablecido sólo la mitad de las rutas de autobuses y tranvías. Pese a que en el Barrio Francés se vuelva a tocar jazz, el turismo no ha vuelto.
Poco se ha aprendido. Cuando se acerca otra amenaza como el huracán Ernesto, los servicios federales aseguran ser capaces de evacuar a 140.000 personas por autobús, tren o avión. Pero el gigantesco Departamento de Seguridad Interna, creado a raíz del 11-S, considera que sólo un 27% de los Estados y un 10% de las ciudades que ha examinado están adecuadamente preparadas para afrontar "un acontecimiento catastrófico". Estas cifras hablan por sí solas. Lo que ha fallado es todo un sistema, y las lecciones no se han aprendido con la suficiente rapidez y fuerza.






Otros titulares:




A un año de Katrina, hay 100 cuerpos sin identificar. La Crónica de hoy (México)


Bush resta importancia a aniversario de Katrina. elNuevoHerald.com (Miami)


El aniversario del Katrina marca un año de frustraciones. Canarias 7 (España)


Un año después, la reconstrucción de Nueva Orleans está estancada. Actualidad Terra.es


El largo camino de vuelta a casa. Colpisa. Nueva Orleans


Nueva Orleans conmemora el Katrina con música y tributos. Reuters. Nueva Orleans


Bush reconoce su mala gestión un año después del Katrina El largo camino de vuelta a casa. ABC. España


Un año después del paso del 'Katrina' aún hay 100 cadáveres sin identificar. El Mundo. España


Bush promete a Nueva Orleans parte del beneficio del petroleo. El periódico. España


Un año después de la tormenta, no llega la calma a la Casa Blanca. La Vanguardia. España


Las enseñanzas del «Katrina». La voz de galicia. España


Los que no esperan ayuda en Nueva Orleans . Clarín. Argentina


Bush, otro damnificado. El Mercurio. Chile


E.U. no aprendió lección de Katrina. El Tiempo. Colombia


Más promesas de Bush a un año del Katrina. La Nación. Argentina


Nueva Orleans recuerda a las víctimas de huracán Katrina. La Tercera. Chile


Bush acepta error a un año de Katrina. Milenio. México


Tristeza en Nueva Orleans a un año de Katrina. AP. Nueva Orleans


Ciudad que huele a tragedia. Página12. Argentina


Estados Unidos recuerda a las víctimas del huracán “Katrina”. El diario. Bolivia


Presidente Bush reconoció que su gobierno falló en el manejo de Katrina. El Colombiano. Colombia


Katrina duplicó enfermedades y Bush, la pobreza. Diario Gramma. Cuba


29.8.06

khayyam

Imagen encontrada en flickr.com

"Sepultadme, amigos míos, en un hermoso jardín, donde huyendo del calor estival, se den cita las viejas amistades; bajo las verdes ramas que asomen por el muro, y que dejarán caer sus flores sobre mi tumba."
* * * * *
“Si los que aún no han venido vieran como sufrimos
por culpa del destino, no vendrían jamás”.
(Cuarteto 28)
* * * * *
“De aquel jarro de vino, que a nadie perjudica,
llena tu copa y bebe, y sírveme a mi otra,
muchacho, antes de que haga, sin prestar atención,
con tu tierra y la mía un jarro el alfarero”.
(Cuarteto 68)

Omar Khayyam. Poeta entre otras cosas.

Negro contra verde: Fuego!

España inteligible

" Muchas veces veo que un autor aduce un hecho, cita un texto, da una noticia documentada; me echo a temblar. ¿Por qué si es verdad? Sencillamente porque eso que se presenta es un elemento, comparable a otros mil equivalentes; y la atención del lector, del que pretende comprender, se centra en ese fragmento insignificante y desde él interpreta una porción de realidad, deformándola. Es decir, esa «verdad», aislada de su contexto y enfocada con un relieve injustificado, debido a la ausencia de otras muchas, actúa como una falsedad que impide la visión verdadera. Hay autores que son maestros en aducir el pequeño hecho presentado como significativo, la cita coruscante, extraída de un texto en que apenas tiene importancia, las palabras vanas pronunciadas por alguien. Con esos puntos luminosos trazan la figura de una empresa, de una época, de un país entero, sostenida por las oportunas notas al pie de página. Y esa interpretación gratuita ya está en circulación y será copiada, repetida, pasará de mano en mano, se partirá de ella al cabo de algún tiempo como si fuese la realidad misma. "

España inteligible (fragmento) Julían Marías

Jean Dubuffet

28.8.06

Vidas en la basura

Imagen encontrada en flickr.com



El viento sopla fuerte esta noche
y es una viento frío
y pienso en los muchachos
desocupados.
espero que algunos de ellos tengan
una botella de tinto.

es cuando estás en la mala
que te das cuenta de que
todo
tiene dueño
y de que hay cerraduras en
todas las cosas.
así funciona la democracia:
agarrá lo que puedas, tratá de mantenerlo
y agregale algo
si es posible.

así funciona la dictadura
también
sólo que ellos esclavizan o
destruyen a sus
desamparados.

nosotros simplemente
olvidamos
a los nuestros.

en cualquier caso
es un viento
muy
frío.

La justicia boliviana, los delitos de Repsol y los intereses "españoles"


Bolivia no es un país pobre pero es el país más empobrecido de América Latina.
La empresa multinacional Repsol-YPF es una petrolera que gana millones de dólares a costa de retribuir lo menos posible a sus trabajadores y a los dueños de los recursos que explota, por ejemplo, en Bolivia.
La justicia boliviana detecta la posibilidad de que actuaciones fraudulentas de Repsol hayan costado al Estado Boliviano varios cientos de millones de dólares, bien por contrabando, bien por presuntas estafas que se han de investigar.
Las autoridades gubernamentales españolas, el propio Rey Juan Carlos, los dirigentes conservadores españoles y los grandes empresarios con menos escrúpulos y peores prácticas comerciales ponen el grito en el cielo por la "amenaza" y la "agresión" que las autoridades judiciales bolivianas ejercen sobre las empresas y los intereses "españoles" en Bolivia.
Las autoridades gubernamentales españolas, el propio Rey Juan Carlos, los dirigentes conservadores españoles y los grandes empresarios con menos escrúpulos y peores prácticas comerciales no parecen sentirse concernidos por el hecho de que una empresa "española" haya podido robar cientos de millones de dólares a una nación en donde casi el 65% de la población se encuentra por debajo del nivel de pobreza.
Esta es la secuencia de los hechos desde que una mayoría sustancial de ciudadanos eligiera a Evo Morales como Presidente de Bolivia cuando lo que ha ocurrido es bastante simple.
Lo que antes eran prácticas consentidas por gobiernos enemigos de su propia patria (concesiones petroleras a precios de saldo, exenciones ilegales de impuestos, vista gorda frente a los desmanes ambientales y crímenes ecológicos, mano abierta frente al contrabando y el fraude que enriquecía a los directivos, regalías misérrimas que dejaban en Bolivia una minúscula parte de las rentas que obtenía Repsol...) con Evo Morales pasan a ser lo que son en todo el mundo civilizado: delitos contra el Estado que la Justicia tiene el deber de investigar y condenar si efectivamente se han producido.
Pero, cuando la justicia boliviana comienza a actuar gracias a que ahora hay un gobierno limpio y dispuesto a dar al Estado lo que es suyo, un gobierno como el español, que se reputa democrático, solidario, justo y defensor de la paz, se deja llevar por lo que le piden al oído las grandes empresas que han estado cometiendo esas tropelías y levanta su voz para criticar al débil Estado Boliviano que quiere administrar justicia, al menos, como pueden hacerlo los fuertes.
Si el gobierno español, el Rey Juan Carlos, o los dirigentes políticos y empresariales que ahora están tan preocupados por las iniciativas de la justicia boliviana estuvieran de verdad interesados en defender los intereses “españoles”, el buen nombre de España en el exterior, nuestro papel pacificador y contribuyente a la paz y al progreso, ¿no deberían ser críticos con los presuntos delincuentes –como Repsol- y no con quienes tratan de averiguar si ha habido empresas “españolas” que hayan robado a un pueblo tan necesitado como el boliviano?, ¿no deberían pedir que se acelerase la acción de la justicia boliviana en lugar de criticarla y que fuese especialmente ejemplar para limpiar la imagen de España?, ¿no deberían condenar los abusos económicos y ambientales de todo tipo de empresas, Repsol incluida, en lugar de considerar que quien los persigue pone en peligro la "seguridad" en los negocios"?
Y si se demostrase que empresas “españolas” han robado y empobrecido a un pueblo que sufre tanto como el boliviano, ¿no sería más lógico que manifestaran, entonces, su condena y su vergüenza por la actuación de esas empresas “españolas”?
Y teniendo en cuenta que los delitos y crímenes de Repsol ya han sido demostrados en otras ocasiones, ¿se puede confiar de verdad en la sinceridad de todos esos gobernantes, políticos y dirigentes empresariales cuando mantienen silencio sobre esos delitos y crímenes y siguen considerando que los empresarios delincuentes son los que representan los intereses “españoles” en el mundo y en América Latina en particular?
Quizá esta torticera confusión entre los intereses de algunas empresas y los intereses de España es lo que explica la "preocupación" de las autoridades gubernamentales españolas, del propio Rey Juan Carlos, de los dirigentes conservadores españoles y de los grandes empresarios sin escrúpulos por las actuaciones, legítimas, de la administración de justicia boliviana. ¿Quién, en su sano juicio democrático, puede preocuparse porque la Justicia investigue si se han cometido estafas o contrabando? ¿No son estos delitos los que alteran el funcionamiento del mercado, mientras que su erradicación es lo que permite que los mercados sean más libres, más seguros y transparentes?
Si el gobierno español, el Rey Juan Carlos, o los dirigentes políticos y empresariales quieren considerar como propios los intereses de ese tipo de multinacionales ladronas es cosa suya, pero no tienen derecho a confundir sus intereses con los de la inmensa mayoría de los españoles: ni nos identificamos con esos empresarios delincuentes ni sus intereses son los intereses de España.
Es una obviedad que debería entender cualquiera pero mucho más un gobierno progresista.

(*) Juan Torres López es catedrático de Economía de la Universidad de Málaga (España).

27.8.06

Hollywood

Imagen: Misha Gordin "Viaje hacia la oscuridad" de Sombras del sueño
Poema: Bertold Brecht "Holywood"

Cada mañana para ganarme el pan,
voy al mercado
donde se compran mentiras.
Lleno de esperanza
me pongo en la cola de los vendedores.

Brecht necesitó mucho tiempo para superar el shock que le produjeron las nuevas condiciones de vida en California (EE.UU). "Casi en ningún lugar me fue la vida más difícil que aquí, en este escaparate de la vida fácil. La casa es demasiado bonita, mi oficio aquí es como el de los buscadores de oro". Su pequeño poema "Hollywood" lo refleja muy bien.

22.8.06

Oscuras nubes de verano

Fotografo Misha Gordin "Renunciation"

Texto: Alberto Piris*

La invasión de Iraq en 2003 y su posterior ocupación militar pasarán seguramente a los anales de la Historia como uno de los errores estratégicos más resonantes jamás cometido por un gobierno de EEUU. Entre otras razones, porque han sido el elemento iniciador de una cadena incontrolada de consecuencias que los que planearon la venganza por los atentados del 11 de septiembre de 2001 jamás llegaron a imaginar, a causa de su jactancia y torpeza. Para poder llevar a cabo sus propósitos, además, hubieron de confeccionar el más vergonzoso catálogo de mentiras y falsedades que ha conocido la moderna historia de las relaciones internacionales, con el consiguiente desprestigio universal, incluso ante una opinión pública bastante hecha a las mentiras de sus gobernantes.
Es así como nos encontramos este verano frente a un vasto repertorio de crisis agravadas que, a todas luces, sobrepasan con mucho la capacidad de los mediocres políticos que, desde Washington, se empeñan en gobernar hoy el mundo. En otras capitales, que en el pasado irradiaron prestigio mundial, otros políticos, tanto o más mediocres, se limitan a asentir tímidamente a lo que en EEUU se decide. Porque fuera de ese país tampoco se perciben figuras políticas con capacidad de liderazgo, que pudieran contribuir a apaciguar la violencia creciente y a colaborar en la concertación de arreglos y compromisos que permitirían albergar esperanzas de paz, salvo en ese inoperante plano de la retórica y de los cambalaches diplomáticos cuyo principal objetivo suele ser salvar la cara y justificar cargos, sueldos y prebendas.
Violencia que, en una espiral sin fin, viene induciendo a más violencia, sin que pueda verse el final de tan funesto ciclo. Triste y pasajero consuelo es que en Líbano se hayan silenciado las armas en lo que, sin duda alguna, es una tregua tan solo pasajera —que Israel ya ha quebrantado y lo seguirá haciendo cuando convenga a sus propósitos—, ya que nada se ha avanzado para resolver el conflicto básico: el enquistado contencioso israelo-palestino, que está en el origen de la inestabilidad que impera en Oriente Medio y cuyas repercusiones alcanzan a todo el mundo.
Todas las complicaciones que hoy nos acosan, a modo de oscuras nubes tormentosas del verano, están relacionadas entre sí, más o menos estrechamente. La destrucción de Líbano por las armas israelíes, suministradas por EEUU —que contempló impávido la muerte y la ruina que durante más de un mes se abatió sobre ese desgraciado país—, influirá por fuerza en la política de Siria y de Irán, y no en el sentido deseado por las potencias occidentales. Ningún gobernante del mundo, y menos los de los países marcados por Washington como posibles receptores de su ira, aceptaría el reproche de sus ciudadanos por no haberse armado lo suficiente para impedir que éstos padezcan los efectos de un aventura como la que ha sufrido Líbano.
Por otra parte, el diario derramamiento de sangre en Iraq y la caótica situación de ese país, en el que solo los más ciegos no ven una guerra civil en plena eclosión, son un peligroso incitante, a la vez, para políticos y para terroristas. Para aquéllos, porque, como ocurre en Corea del Norte y en Irán, no desean dejarse sorprender por una invasión similar y saben de sobra que la posesión de armas nucleares sigue siendo un importante elemento disuasorio. Por su parte, los terroristas han encontrado un valioso campo de prácticas en un Iraq regido por el caos, prácticas que les capacitarán para comprobar en el resto del mundo su criminal peligrosidad.
Afganistán e Iraq son un modelo de cómo no debe plantearse una posguerra. Recuérdese que ni Irán se opuso, en su momento, a la invasión de Afganistán; y que Siria colaboró con EEUU en la lucha inicial contra el terrorismo. Pero ha sido tal el conjunto de errores posteriores, cometidos por una Casa Blanca dirigida de hecho desde el Pentágono, que hasta Hezbolá ha alcanzado hoy un inusitado prestigio entre las masas árabes y musulmanas de fuera de Líbano, del que hasta ahora carecía.
A pesar de tan sombrío panorama, rodeados de oscuros cumulonimbos donde centellean los relámpagos, no se deje el lector influir por quienes nos anuncian una nueva guerra mundial, sea la tercera o la cuarta. Nada hay más falso que esa afirmación. Ni se deje amedrentar en exceso por las alarmas antiterroristas, más o menos fundadas. No siempre tienen por objeto proteger al ciudadano; muchas veces se declaran para proteger a los gobernantes del efecto de sus errores. ¿Por qué hace unos días, al embarcar en un avión en Londres, estaba prohibido llevar líquidos en el equipaje de mano, pero sí se podían transportar en el Metro? ¿No fue en éste donde los londinenses sufrieron los más salvajes atentados?
No hay que olvidar que unos ciudadanos asustados son más manejables y menos críticos con sus gobernantes. A pesar del repetido discurso democrático sobre las libertades y los derechos humanos, todo indicaría que quienes rigen los destinos de gran parte de la humanidad —incluidos los países más avanzados—, más que esforzarse por preservarlos se preocupan por gobernar a su antojo, libres de trabas democráticas, a una multitud aborregada de individuos debidamente atemorizados y ansiosos por disfrutar una seguridad absoluta que nada ni nadie les puede garantizar.

(*) General de Artillería en la Reserva.
Analista del Centro de Investigación para la Paz (FUHEM).

20.8.06

De lo que aconteció a un sabio de Persia con Don Quijote y lo que éste le dijo

Antonio José Escudero Ríos A Saeid Hooshangi, el amigo que vino de Persia

Imagen: Texto de El Quijote en persa, traducción de Mohamed Ghazi, de una edición del Quijote donada al museo Cervantes por Forochar Aguili


Omar Khayyam, el sabio y el poeta de Persia, soñó que ya había conocido toda la tierra y, no habiendo encontrado la Fuente de la Vida que para el Tiempo, la buscó aún más lejos; le dijeron que se encontraba en la Mancha, en una cueva muy profunda que llamaban de Montesinos.
Inició la peregrinación montado en un hermoso corcel blanco de Nishabur, donde Omar había nacido en una familia de estirpe noble y que practicaba ocultamente la fe de sus antepasados. Llegado que hubo a Ossa de Montiel fue conducido por un lugareño a la entrada de la tortuosa gruta. Desmontó de su caballería y se adentró, portando una antorcha, en las profundidades de la sima. Se sintió atraído por el fulgor que desprendían las paredes, y al darse cuenta que eran piedras preciosas, se detuvo a llenar con ellas su zurrón adornado con una flor de jazmin, pero resistió la tentación de las riquezas y siguió adelante hasta que vio una claridad que provenía del exterior. Despreciador de los tesoros terrenales, Omar, valeroso, siguió decidido hasta el final del laberinto. Al salir se halló en una verde pradera cuyo centro ocupaba una fuente que vertía sus aguas prístinas y cristalinas en una alberca. Y dicen los antiguos que, como el recitado de los salmos, así era el rumor del agua, y que de esta manera saludaban al peregrino, conocedor de los acuosos misterios. Junto a la fuente ofreció su boca un cántaro de fina arcilla invitando a beber. Omar lo llenó hasta sus bordes, y cuando iba a llevárselo a los labios, un viejo hidalgo de carnes enjutas y mirada triste detuvo su brazo, diciéndole:
- Soy Alonso Quijano el Bueno, a quien llaman Don Quijote. ¡Te pido que no bebas!
- ¿Por qué? ¿Acaso no es ésta el agua de nunca morir? No quiero perecer como otros, ni verme arrebatado por la Parca, como a todos sucedió antaño ¿No es ésta la Fuente de la Vida?
- Sí, élla tiene la virtud de volverte inmortal, pero no debes beberla.
- ¿Dime por qué?
- Yo la bebí hace siglos, hermano en la fe, fiel de amor, y no he muerto todavía...
- Entonces, ¿es verdad que quien la bebiere hallará vida eterna?
- Es cierto, pero yo bien querría no haberla bebido,
- ¿Por qué, pues?
- Porque he visto morir a tantos, a todos los que iba queriendo y me querían: padres, hermanos, mujeres, hijos y amigos pesan sobre mi ánimo; ¿para qué quiero la eternidad si nadie me conoce? La eternidad sólo pertenece al Solitario del Sinaí, sea bendito Su Nombre. Todo lo demás es desvarío, es espejismo de pequeños dioses creados por la angustia de los hombres necesitados de consuelo.
Comprendió Omar la pena del anciano y la necesidad de la muerte, y tras reemprender el viaje de regreso, arrojó con decisión el cántaro lejos de sí; y, allí donde el agua formó un pequeño charco brotó un olivo, ahora longevo, que permanece en pie y cobija bajo su copa a los nietos de los nietos de Omar, el sabio y el poeta de Persia, que a su sombra escuchan esta misma historia de labios del Caballero de la Mancha.


Toledo, 13 de diciembre de 2005
Antonio Escudero, Gran Maestre de la Orden Nueva de Toledo

17.8.06

Vida de Profesor

Hoy he estado leyendo un Blog, se titula “Vida de Profesor”Lo descubrí hace poco no recuerdo como y estuve hasta altas horas de la madrugada leyéndolo. Muchas cosas me hacían gracia y otras llamaban mi atención. Las primeras por que aun viviendo en Irán no era capaz de comprenderlas ya que las analizaba con mentalidad occidental y otras, como decía, me llamaban la atención por que viviendo ese ambiente nunca me había percatado de ello. Como iraní que vive en el extranjero siempre intento buscar algo que mostrar de mi país para que los de mi entorno me comprendan y conozcan un poco más mi país. En especial en una época en la que políticamente mi tierra no esta muy bien vista y algunos medios buscan cualquier cosa mínimamente chocante al pensamiento occidental para explotarlo y crear un muro entre occidente e Irán. Y esto ocurre por el muro existente entre ambas culturas, muro de humo creado durante décadas por ciertos países.

Volviendo al Blog, su autor es Rafael Robles y ha estado en Irán, R. Dominicana, Haití, España, China y en EEUU enseñando la lengua de Cervantes. Ahora en su vuelta a España son muchos los que se interesan por su experiencia y en mi opinión seguramente será un buen embajador de Irán y espero que llegue a muchos rincones. Desde aquí le deseo mucha suerte, en especial con su libro sobre Irán que sin duda comprare o me bajare y espero que me perdone. ;)

13.8.06

Todo el que lleva turbante es de Al Qaeda?


"Imagen: extraida de Wikipedia "
"Texto: Varios "


Con este nombre: Abu Ali al-Husain ibn Sina-e Balji. Seguramente lo sea ¿o no? No se por que, pero siempre tenemos la malísima costumbre de juzgar al prójimo según algunos datos y lo peor de todo es que siempre si el % de color que recibimos al visualizarlo o la dificultad de pronunciación del nombre es blanco o iluminado lo consideramos bueno y si es negro u oscuro lo clasificamos como algo negativo.

Ahora mismo, leyendo el nombre que os he puesto y viendo la foto que seguro es lo primero que os ha llamado la atención. La mayoría de vosotros estáis pensando en el numero X de alguna banda terrorista. Pero no, hoy me gustaría hablar un poco de un hombre ilustre que llena a los persas de orgullo. Siempre que se pronuncia su nombre todos los iraníes se cuadran y presentan el mayor de los respetos.

Abu Ali al-Husain ibn Sina-e Balji (980 - 1037), conocido en Irán como Ibn Sina y en españa como Avicena fue un gran medico, científico y filosofo con mas de 450 publicaciones a su espalda.

Su historia comienza cuando su padre fue nombrado funcionario en Jorasán, Ibn Sina lo acompañó, estudiando en la capital (Bujara) los conocimientos de la época, tales como física, matemáticas, filosofía, el Corán, jurisprudencia o lógica.

Cuando tan sólo contaba con 17 años ya gozaba de fama como médico salvando la vida al emir de Bujara, Nun ibn Mansur. A cambio tan sólo pidió permiso para acceder a la biblioteca real de los samaníes, gracias a la cual amplió sus conocimientos de matemáticas, música y astronomía. Además se convirtió en médico de la corte y consejero de temas científicos hasta la caída del reino samaní en 999.

A los 20 años, y por mediación de Abú Bakr al-Barjuy, escribió diez volúmenes llamados "El tratado del resultante y del resultado" y un estudio de las costumbres de la época conocido como "La inocencia y el pecado". Con estos libros su fama como escritor, filósofo, médico y astrónomo se extendió por toda Persia, dedicándose a viajar.

Cuando tan sólo contaba con 32 años, Avicena inició su obra maestra, el celebérrimo Canon de Medicina (traducida al latín por Gerardo de Cremona), que contiene la colección organizada de los conocimientos médicos y farmacéuticos de su época en 5 volúmenes. Del conjunto de su obra nos han llegado 105 volúmenes, algunos de marcado carácter enciclopédico como su otra gran obra conocida: el Libro de la Curación. Murió en 1037 en Hamadán (Irán), donde aún hoy se le venera.

"Imagen: extraida de google images en http://www.tzeh.ru"

12.8.06

Ser Chiíta



Imagen de la muerte del Imam Ali, texto extraido de wikipedia

Últimamente vemos muchas palabras en los medios de comunicación haciendo referencia a los chiíes, y cualquiera podría caer en el error de pensar que es una especie de rama terrorista o algo peor. Hoy me gustaría, tirando un poco de conocimiento personal y otro tanto de Wikipedia (en especial para escribir bien en castellano los nombres) simplificar y explicar que es un Chií y su diferencia básica con el resto del Islam. En el primer párrafo se cita la diferencia básica. En el resto un acercamiento al sentimiento Chií.

Los chiíes o shiíes constituyen una de las principales ramas del Islam, junto a sunníes y jariyíes. El término viene significar partido o facción de Ali. Cuando Mahoma murió en el año 632 no se había habilitado ningún modo de decidir quién tenía que sucederle, recurriéndose finalmente a un sistema tradicional de elección entre notables. Los Chiíes fueron quienes tomaron partido por Ali, primo y yerno del profeta, sin embargo, consideraron que él era el único sucesor legítimo ya que había sido la persona más cercana a Mahoma. Así, se negaron a reconocer a los notables sucesivamente elegidos para desempeñar el papel de califas o sucesores del profeta: Abu Bakr, Omar y Otmán. Tras la muerte de este último, Ali será finalmente elegido califa.

Sin embargo, acusado de haber instigado la muerte de su predecesor, su poder será contestado por Mu`awiya, gobernador de Siria y miembro de la familia de los Omeyas, iniciándose así una guerra civil entre ambas facciones. Cuando ambos líderes aceptaron en el campo de batalla de Siffín someter sus diferencias al dictamen de un árbitro independiente, de las filas de Ali surgirá una tercera facción, la de los jariyíes, que no aceptaban el arbitraje. Esta facción asesinó a Ali en el 661, y el mismo día trataron de acabar también con Mu`awiya y con el árbitro, sin lograrlo. Los partidarios de Ali pusieron entonces sus esperanzas en su hijo Hasan , que renunció al poder, y luego en Husain. Éste instigará una rebelión contra el poder omeya. Su terrible muerte en el campo de batalla de Kerbala (Iraq), en 680, marcará el principio del cisma entre los chiíes y aquellos a quienes se llamará más tarde sunníes.

El destino trágico de Husain sacudió a una parte de los musulmanes y provocó una determinación de combatir hasta el fin por un ideal de poder considerado justo y respetuoso con los fundamentos del Islam primitivo. El martirio de Husain, hito fundamental del chiísmo (que lo conmemora todos los años con procesiones de penitentes) se convierte en símbolo de la lucha contra la injusticia. Los descendientes de Husain, dirigentes o imames de la comunidad dado el carácter hereditario atribuido por ésta a la sucesión, tuvieron todos un destino trágico de cárcel y muerte. El poder temporal planteaba pues un problema, que se solucionó gracias al fenómeno de la ocultación o gayba. El séptimo imam desapareció y una parte de la comunidad consideró que se había ocultado por medios sobrenaturales pero que seguiría vivo hasta su regreso al final de los tiempos, con lo cual no podía sucederle nadie. Así pusieron fin a la cuestión, lo que permitió un acatamiento formal del poder político imperante. Los chiíes que creyeron en esa ocultación fueron llamados en lo sucesivo septimanos (por el número del imam desaparecido) o ismailíes (por el nombre del imam, Ismail). El resto de la comunidad, mayoritario, consideró muerto a Ismail y siguió reconociendo como imames a sus descendientes, razón por la cual fueron llamados imamíes. Sin embargo, acabaron reconociendo su propio fenómeno de ocultación: el duodécimo imam, según la creencia de este grupo, se escapó de la cárcel por medios sobrenaturales y desapareció en el año 874. A los imamíes se les llamará desde entonces también duodecimanos. La existencia del Imam Oculto da una fuerte dimensión esotérica al chiísmo.

Para mas información os remito a http://es.wikipedia.org/wiki/Chiita



Nombre del Imam en Arabe