22.8.07

El Ciudadano

Imagen de Alberto Conde "The Public Threat" en photo.net


Vestía muy humildemente y agradecía el mejor regalo que consistía en zapatos de segunda con zuela espumosa que le guardaban en casa de las Rodríguez, de donde sacaba otras puntadas como ropa para navidad y sardinas en semana santa. Tenía Silvino, nuestro personaje, una cualidad especial de saberse la urbanidad de Carreño “de pe a pa” y de contestar todo lo que se le preguntaba. Las señoras decían que era una lástima de que Silvino no hubiera estudiado o tenido dinero par que hubiera sido rector de la sociedad descarriada. Los señores que oían esto se reían porque las mujeres tienen sus caminos y los hombres también aparte y porque conocían la vida feliz de Silvino, alejado de contratiempos y de penurias, en cambio lleno de una filosofía tierna que lo ayudaba a vivir. Decía nuestro amigo, todos los días, que las dos actitudes del hombre se desarrollan en estar de pie y acostado y que por ello había que tener calzado sin apretar y trapos para soñar. Alguna vez que estaba reunida una junta de notables del pueblo deliberando sobre el nuevo gobierno municipal, lo llamaron al pasar y un guasón le increpó “silvino tu que sabes tanto como te parece que debe comportarse un gobierno?” pues señores respetables , para sostener un buen gobierno hay que tenerlo con las tripas llenas.
Así se presentaban muchas escenas con Silvino. Un día que las señoritas Eslava celebraban el cumpleaños de Cristinita, llegó Silvino para traerle a doña Ramona unos gajitos de llantén y en coro lo saludaron: el respondió con la decencia acostumbrada y con picardía, una de las muchachas le dijo “silvino por que no te casátes?” “pues le digo francamente que el matrimonio es una sociedad en donde la mujer pone los gastos y el hombre el dinero y como yo he sido mal socio”. Soltaron una caracajada estruendosa y le hicieron gozar espiritualmente.



Texto de Luis Alfredo García
Visto en
Poesiasalvaje.org - El Caldero

2 comentarios:

  1. Agradezco mucho que os hayáis decidido a publicar esta mía -de la que estoy muy orgulloso- y que la misma os haya inspirado para ilustrar ese bonito texto.

    Felicitaciones por el blog

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por tu impresionante fotografía.

    ResponderEliminar

B I E N V E N I D O !
Aquí no eres un extraño