30.6.07

Una tomadura de pelo

pingnews.com
"Capture and occupation of Palestine by British. British troops on parade at Jaffa Gate"
CREATED/PUBLISHED: 1917 Dec - PART OF: G. Eric and Edith Matson Photograph Collection
REPOSITORY: Library of Congress Prints and Photographs Division Washington, D.C. 20540 USA


De criminal de guerra en Iraq a enviado especial para la paz en Oriente Próximo
La tomadura de pelo de Tony Blair


¡Qué gran día para los entusiastas de la paz! El Cuarteto ha nombrado un nuevo enviado especial en Oriente Próximo y no es otro que el ex primer ministro británico Tony Blair. Blair, el hombre que dio luz verde a los israelíes para que arrasaran Beirut. Blair, el hombre que inició una guerra ilegal en Iraq. Blair, un hombre que, de acuerdo con las Convenciones de Ginebra, es personalmente responsable de más de 700.000 muertos en Iraq por no haber prestado “protección a poblaciones civiles contra las consecuencias de la guerra” [1]. Un hombre que debe ser juzgado por genocidio en La Haya. Sí, un hombre que debería terminar su vida entre rejas va a convertirse ahora en enviado especial para la paz.

Tal vez la idea no sea tan mala. Al parecer, su compinche de Washington lo ha entendido así. Es bastante posible que cuando la paz está en peligro quienes pueden hacer algo sean los belicistas, los criminales sanguinarios, los hombres sin piedad ni compasión. Al fin y al cabo, un violador sabe más de abusos sexuales que un cándido juez, ajeno al asunto. No hay que olvidar que, para el entorno de Bush, incluso Sharon, el asesino de masas de Sabra y Chatilá, nunca fue nada menos que un “hombre de la paz”.

Es difícil llegar a la verdad en asuntos tan complicados. Resulta bastante factible que Bush tenga razón. Quién sabe si el haber hecho correr tanta sangre califica a Blair de pacificador. Sólo hay aquí un pequeño problema, un asunto baladí que ha de resolverse antes de que Blair ponga pie en el muelle de Gaza o en el concurrido helipuerto international de Ramalá. Hamas, el partido que el pueblo palestino eligió democráticamente, no está muy contento con el nuevo enviado de paz. Si yo pudiera cruzar unas palabras con Blair le diría: «Mire, tal como están las cosas, en realidad es con Hamas con quien debe hablar. ¿Y qué me dice de los libaneses, ha pensado en ellos, señor Blair? ¿Le darán la bienvenida al hombre que hace menos de un año aprobó entusiásticamente la total destrucción de las infraestructuras de su país, de la capital y de las regiones del sur?

»Por eso, tengo que hacerle una pequeña sugerencia, señor Blair. Antes de convertirse en una paloma, cuando vaya de camino hacia su primera misión de paz, deténgase unos días en La Haya y exija que lo juzguen. Pruébenos, a nosotros y a nuestros hermanos de la región, que es usted un hombre de paz y armonía. No debe inquietarse demasiado, siempre creyó en lo que estaba haciendo. Siempre dijo creer que lo correcto era liberar al pueblo iraquí. También creía que destruir las infraestructuras del Líbano traería estabilidad a la región. Creía que repudiar el gobierno democráticamente votado en Palestina era un acto de humanismo.

»No ceda, señor ex primer ministro, podrá tener a su lado sus dos amigos más íntimos. Probablemente nombrará usted a Lord Goldsmith para que asuma su defensa. Él se pondrá de su parte, pues fue quien le dio el visto bueno legal para su pequeña guerra “ilegal”. Tampoco debe preocuparse por el dinero. Lord Levy, su recaudador de fondos N.º 1, se ocupará de los gastos. Ahora, cuando ya son públicas las transacciones ocultas para otorgar títulos nobiliarios a quienes donasen dinero a su Nuevo Partido Laborista, no tiene usted nada que temer.»

Estoy seguro de que cuando nuestro muy amado y recién nacido pacifista sea absuelto por el Tribunal Internacional de Justicia será mucho más eficaz como pacificador. Podría incluso ser el primero en colmar la brecha existente entre los bandos opuestos de la región. Se trata de una oportunidad que no podemos perder y ni siquiera su fracaso debería preocuparnos, porque el tío Bush siempre podrá nombrarlo Primer Ministro de Iraq. No creo que nadie eche de menos a Blair, pero sí que lo recordarán.

Mientras escribía estas palabras dirigidas a Blair se me ocurrió una idea adicional: si es verdad que él va a ser el nuevo enviado especial para la paz en Oriente Próximo, yo también quiero solicitar un puesto apropiado para mí. Espero convertirme en el Rabino Mayor de Gran Bretaña.
Nota: [1] Convención de Ginebra, Parte II - Protección general de poblaciones contra aLgunas consecuencias de la guerra, artículo 13.- Las provisiones de la Parte II incluyen a todas las poblaciones de los países en conflicto, sin ninguna diferencia adversa que se base, en particular, en la raza, la nacionalidad, la religión o la opinión política, y pretenden aliviar los sufrimientos causados por la guerra.



Gilad Atzmon
Gilad Atzmon es músico, escritor y activista ex judío,
nacido en Israel y autoexiliado en Gran Bretaña, desde donde
defiende la causa de la liberación del pueblo palestino.
Escrito en
PeacePalestine
Visto en Rebelión
Traducido por Manuel Talens (
txacala)

27.6.07

Somos los dueños del mundo

Imagen de Alexandru Axon "Snail"
Un impasse cada vez más precario entre Washington y Teherán


En las sociedades toscas y brutales, la Línea del Partido es proclamada públicamente, y debe ser obedecida. De lo contrario, uno debe atenerse a las consecuencias. En las sociedades donde el Estado ha perdido la capacidad de controlar por la fuerza, la Línea del Partido no es proclamada. Más bien, es presupuestada, y un vigoroso debate es alentado dentro de los límites impuestos por la inexpresada ortodoxia doctrinaria.

El sistema tosco conduce a una natural incredulidad. La variante sofisticada ofrece la impresión de apertura y libertad, y sirve para imponer la Línea del Partido como algo más allá de toda cuestión, incluso más allá de todo razonamiento. Es como el aire que respiramos.

En el cada vez más precario impasse entre Washington y Teherán, una Línea del Partido confronta a la otra. Entre las bien conocidas víctimas inmediatas están los detenidos iraníes-norteamericanos Parnaz Azima, Haleh Esfandiari, Ali Shakeri y Kian Tajbakhsh. Pero el mundo entero es un rehén en el conflicto Estados Unidos-Irán, donde, después de todo, las apuestas son nucleares.

De manera que no sorprende a nadie que el anuncio del presidente George W. Bush de un “surge” o incremento de tropas en Iraq como reacción al pedido de la mayoría de los estadounidenses de iniciar una retirada, y las aún más fuertes demandas de los (irrelevantes) iraquíes, fuera acompañado de ominosas filtraciones sobre combatientes que actúan desde bases iraníes y que usan en Iraq artefactos explosivos fabricados en Irán. El propósito sería desbaratar la victoria de Washington, la cual es —por definición— noble. Luego le siguió el anticipado debate: los halcones dicen que debemos adoptar violentas medidas contra este tipo de interferencias foráneas en Iraq. Las palomas replican que primero debemos asegurarnos de que la evidencia es verificable. El debate puede continuar sin parecer absurdo siempre que contemos con la tácita suposición de que somos los dueños del mundo. Por consiguiente, la interferencia está limitada a aquellos que estorban nuestros objetivos en un país que invadimos y ocupamos.

¿Cuáles son los planes del cada vez más desesperado compadrazgo que mantiene un estrecho poder político en los Estados Unidos? Declaraciones amenazantes, off-the-record, de miembros del equipo del vicepresidente Dick Cheney han aumentado los temores de una expansión de la guerra.

“Uno no quiere dar argumentos adicionales a los nuevos locos que dicen, ‘vayamos y bombardeemos Irán’ ”, dijo el mes pasado a la BBC Mohamed ElBaradei, director de la Agencia Internacional de Energía Atómica. “Cada mañana me despierto y leo que otros 100 iraquíes, civiles inocentes, han muerto”.

La Secretaria de Estado norteamericana, Condoleeza Rice, que parecería estar enfrentada a los “nuevos locos”, intenta, al parecer, buscar una vía diplomática con Teherán. Pero la Línea del Partido permanece, sin cambios. En abril, Rice habló sobre lo que pensaba decir en caso de encontrarse con su homólogo iraní Manouchehr Mottaki en la conferencia internacional sobre Iraq a efectuarse en Sharm el Sheikh. “¿Qué necesitamos hacer? Es bastante obvio”, dijo Rice. “Paren el flujo de armas a los combatientes extranjeros, paren el flujo de combatientes extranjeros que cruzan las fronteras”. Por supuesto, se refería a los combatientes y armas iraníes. Los combatientes y armas de Estados Unidos no son “extranjeros” en Iraq. Ni en cualquier otro lugar. La premisa tácita que subyace a su comentario, y virtualmente a toda discusión pública sobre Iraq (y más allá) es que somos los dueños del mundo. ¿No tenemos el derecho de invadir y destruir un país extranjero? Por supuesto que lo tenemos. Eso es algo dado. La pregunta es: ¿funcionará el envío de más tropas? ¿O alguna otra táctica? Tal vez esta catástrofe nos está costando demasiado. Y esos son los límites de los debates entre los candidatos presidenciales, el Congreso y los medios de difusión, con raras excepciones. Esa es parte de la razón de que los debates sean tan poco categóricos. Los temas básicos no son discutibles. Sin duda alguna Teherán merece una fuerte condena, ciertamente por su severa represión doméstica y la inflamatoria retórica del presidente Mahmoud Ahmadinejad. Sin embargo, es útil preguntar cómo habría actuado Washington si Irán hubiera invadido Canadá y México, derrocado a los gobiernos de esos países, asesinado a decenas de miles de personas, desplegado importantes fuerzas navales en el Caribe y lanzado amenazas creíbles de destruir a Estados Unidos si no terminaba inmediatamente con sus programas de energía nuclear (y armamentos). ¿Habríamos observado la situación con tranquilidad?

Después que Estados Unidos invadió Iraq, “si los iraníes no hubieran intentado fabricar armas nucleares, estarían locos”, dice el historiador militar israelí Martin van Creveld. Seguramente ninguna persona sana desea que Irán (o cualquier otro) desarrolle armamento nuclear. Una solución razonable a la crisis permitiría a Irán desarrollar la energía nuclear, según sus derechos, de acuerdo con el Tratado de No Proliferación, pero no armas nucleares.

¿Es ese desenlace posible? Lo sería, pero con una condición: que Estados Unidos e Irán fuesen sociedades democráticas que funcionen a plenitud, en las cuales la opinión pública tenga un impacto importante en la política, superando el enorme abismo que ahora existe en muchos asuntos críticos, incluyendo este. La solución razonable tiene un apoyo abrumador entre los iraníes y los estadounidenses, quienes están de acuerdo en general sobre los asuntos nucleares, según encuestas recientes del Program on International Policy Attitudes, de la universidad de Maryland.

El consenso iraní-estadounidense se extiende a la completa eliminación de las armas nucleares en todas partes (82 por ciento de los estadounidenses). Y si eso no se puede conseguir, al menos resultaría importante “una zona libre de armas nucleares en el Medio Oriente que incluiría los países islámicos e Israel (71 por ciento de los estadounidenses)”.

Para un 75 por ciento de los norteamericanos, es mejor construir relaciones con Irán en vez de utilizar amenazas de fuerza. Estos hechos sugieren un posible modo de impedir que la crisis actual explote, tal vez incluso de una Tercera Guerra Mundial, como fue pronosticado por el historiador militar británico Correlli Barnett. Esa tremenda amenaza podría ser impedida persiguiendo una propuesta familiar: la promoción de la democracia.

Aunque no podemos llevar a cabo este proyecto directamente en Irán, podemos actuar para mejorar las perspectivas de valientes reformistas y opositores que intentan conseguir exactamente eso. Entre ellos se incluyen personas como Saeed Hajjarian, la Premio Nobel Shirin Ebadi y Akbar Ganji, y aquellos que usualmente permanecen en el anonimato, como los dirigentes gremiales.

Podemos mejorar las perspectivas para la promoción de la democracia en Irán por medio de un drástico cambio en la política de Estados Unidos, de tal modo que refleje la opinión popular. Esto implicaría retirar las amenazas que caen como maná del cielo para los sectores iraníes de línea dura, y son amargamente condenadas por aquellos iraníes que intentan promover la democracia. Podemos actuar para abrir algún espacio entre aquellos que buscan derrocar desde adentro la reaccionaria y represiva teocracia, en lugar de socavar sus esfuerzos por medio de las amenaza y del militarismo.

La promoción de la democracia, aun cuando no sea una panacea, sería un paso útil para ayudar a que Estados Unidos se transforme en un “accionista responsable” en el orden internacional (para adoptar el término usado por los adversarios), en lugar de ser objeto de miedo y de disgusto en la mayor parte de todo el mundo. Aparte de ser un valor en sí mismo, una democracia en funcionamiento en este país significa una promesa. Sería el simple reconocimiento de que no somos los dueños del mundo, sino que lo compartimos.


Noam Chomsky
Profesor emérito de lingüística y filosofía en M.I.T.
elespectador.com

24.6.07

Amanecer

Imagen: "Amanecer" encontrada en Magica Web

¿Quién pincela en la noche, sobre el lienzo del Este,
con un óleo inefable, tan lejana sonrisa?
¿Quién es aquella blanca mujer que, con la
veste desceñida, desciende del cerro tan a prisa?

¿Desgarrando tinieblas, esta loca celeste
se escapó de D’Annunzio? ¡Su desnudez irisa
de júbilo al rocío! Y en el yerbal agreste,
corochiré de oro su alabanza eterniza.

Conocen a su reina las hojas y los tallos,
y adoran su tremenda blancura vencedora;
el pimpollo cerrado del pubis, sus vasallos
aclaman en tumulto!…

Va a pasar: es la hora.
Avenida de lanzas
de plata alzan los gallos…
Y entre el millón de lanzas, se oye pasar la
aurora.




MANUEL ORTÍZ GUERRERO
En la revista contratiempo



Buffalo Springfield - For What It's Worth

Los Mindunguis del Barça y Nelson Mandela

Hay quince jugadores del Barça que son tan pobres que sólo tienen mucho dinero. Por no tener, no tienen sentido de las proporciones, civismo, educación, ni tampoco las más mínimas nociones de la historia reciente. De esta cofradía se salvan Belleti, Gio, Iniesta, Oleguer y Thuran. Que fueron los únicos que acudieron a la recepción que ofreció el Presidente Mandela al club. El resto de la expedición creyó más conveniente visitar los grandes almacenes, chapotear en la piscina o quitarse las penas por los resultados de la liga.


Que los jugadores –excepto el quintento mencionado-- sean culturalmente unos mindunguis, no impide llamar la atención a los responsables de la expedición. Naturalmente, no se trata de obligar a nadie a asistir a una recepción. Pero, comoquiera que el Barça, se decía, “és més que un club”, alguien debería haber dicho a los jugadores que es de buenas maneras asistir a un encuentro al que previamente han sido invitados. Y, sobriamente, informar que Mandela fue el presidente de la República de Sudáfrica y Premio Nobel de la Paz. Por lo menos. Que fuera un luchador por la libertad y contra la esclavitud de su pueblo y que padeciera por ello largos años de prisión, se deja a la discreción informativa de los responsables del viaje. No sabemos si el atribulado Begiristain les dijo algo al respecto, aunque es de suponer que este caballero podría conocer el curriculum (o la parte más llamativa de la biografía) de Nelson Mandela. Por lo menos Samuel Eto’o –se supone con fundamento-- estaba al corriente, aunque también este joven tampoco acudió al convite. Y, dado que Ronaldinho es un fenómeno de la globalización, podría ser que también estuviera al corriente de las andanzas de Mandela, suficientemente conocidas en el mundo de la globalización: tampoco asistió el brasileño. Ni siquiera al capitán del equipo, Puyol, se le pasaron por las mientes dos cosas: una, que debía asistir al acto, y, dos, que era necesario que convenciera al resto de la plantilla de la conveniencia estética de saludar a Mandela. Pero tal vez sea pedirle peras al olmo: en repetidas ocasiones hemos visto al Puyol afirmar en las cámaras de televisión su actitud holgazana de no haber leído nunca libro alguno: ni siquiera la historia de su club. Tampoco las novelas del Oeste de don Marcial Lafuente Estefanía.


“Los quince de Ciudad del Cabo” han deslucido la ciudad de Barcelona y la imagen de Catalunya. En primer lugar, han puesto en entredicho la (tradicional) buena fama de cortesía cívica: si alguien te invita a tomar unos refresquitos, debes acudir. En segundo lugar, si quien te llama es un Premio Nobel –cierto, nadie es más que nadie pero en ese “nadie” hay algunas diferencias, se supone-- para tomar unas limonadas, deberías acudir, al menos para saber de qué pie calza este premio Nobel. Y, finalmente, aunque no sea para rodar un spot publicitario, debes acudir también, porque a un anciano no se le hacen estas guarradas. Argumentos que se dirigen también a los responsables del viaje. Como se verá, es perder el tiempo intentar argumentar a esta cuadrilla de zoquetes adinerados qué ha sido Mandela no sólo para su pueblo sino para toda la humanidad. Un paréntesis: ¿qué se hubiera dicho en Barcelona si ese gesto lo hubiera hecho el Real Madrid?


El comportamiento de “los quince de Ciudad de El Cabo” no es, sin embargo, el comportamiento de un grupo de quince mindunguis ricachones. Es parcialmente una expresión de determinadas formas de ser de no irrelevantes sectores de la sociedad. Pueden ser jóvenes, maduros o de edad provecta. Que se distinguen por su intencionada ignorancia –frecuentemente exaltada como forma de ser-- de las más elementales normas de civismo y educación. Que exhiben orgullosamente no haber leído jamás un libro. Que exaltan el sentido populachero de ser, a sabiendas y queriendas, unos zotes. Ocurre, sin embargo, que si tamaña ostentación es lucida por los ídolos de oro, la publicitación mediática –como efecto instantáneo mundial-- acaba siendo un punto de referencia general. Y lo más curioso del asunto es que no serán pocos los que digan: “¿Y qué? A esa gente se les ficha para que ganen los partidos, no para que vayan a reírle las gracias a Nelson Mandela que, al fin y al cabo, es un político?” Todo un razonamiento de gamberro sentido común, pero que –sin recurrir a la lógica formal-- alguien deberá acompañar de la siguiente manera: “Pues bien, esos quince han debilitado que el Barça sea algo “más que un club”. Lo que, sin duda, incomodará al pueblo culé que, mayoritariamente, tiene un sentido de la estética que nada tiene que ver con los quince mindunguis adinerados. El pueblo culé –lo manifieste o no-- es por lo general de otra pasta. Y, en buena medida, esta estética culé es la que fundamentalmente ha fomentado una particular manera de ser del FC Barcelona.


Así lo hizo el Barça en tiempos difíciles. Recordaré una anécdota que yo viví indirectamente. Cuando las detenciones de los miembros de l’ Assemblea de Catalunya en la Iglesia de Santa Maria Mitjancera (1971), el Barça –por medio de Johann Cruyff-- les envió a todos ellos un regalo: una bufanda con los colores del club. Me lo dijo, y lo sabíamos todos, el inolvidable jurista Josep Solé Barberá. Por cierto, en aquella época Nelson Mandela seguía en la cárcel. La segunda anécdota que deseo relatar es la siguiente: cuando la huelga general del 14 de diciembre famoso (1988), el `Lobo´ Carrasco estuvo en la cabeza de la gran manifestación en representación de los futbolistas del Barça que se habían solidarizado con los huelguistas. Y, punto final de estos sucedidos, algún día explicaré cosas de la amistad entre Pep Guardiola y el gran Miquel Martí i Pol.


En resumidas cuentas, estos pobres que sólo tienen mucho dinero han emborronado parcialmente la biografía de mucha gente. Un servidor abandona la simpatía al Barça hasta que dejen de jugar en el club todos los que se han comportado de una manera tan estúpidamente aberrante. A partir de ahora, mis adhesiones serán sólamente al Júpiter.


José Luis López Bulla
Metiendo Bulla. España, junio del 2007.

visto en La Insignia

23.6.07

Silencio

Imagen de Koan "Silence" encontrada en flickr


El silencio
es tentación y promesa

Alejandra Pizarnik





Garbage - Silence Is Golden

A quién hay que creer?

Sobre la propiedad pública de la empresa telefónica CANTV en Venezuela

Un rosario de perlas manipuladoras en una información del diario español El Mundo


En muchas ocasiones un artículo en prensa tiene en su interior una “perla” que deja en evidencia una mentira, una manipulación o una tergiversación. Sin embargo, en otras ocasiones, el propio artículo es un rosario de perlas que muestran toda una cadena de engaños.

El diario español El Mundo publicaba el 21 de junio una información, firmada por Jaime L. García, titulada “Temor en Venezuela por el control estatal de las comunicaciones” y subtitulada “El jefe de la 'policía política' consta como suplente en el consejo de administración de CANTV, empresa estatal líder en el sector”.

Para comenzar, el titular de “temor en Venezuela” responde a esa manida fórmula de querer adscribirse en las informaciones el sentir mayoritario de la opinión pública sin fundamento alguno. ¿En qué estudio, encuesta o votación se basa el periodista para decir que existe ese temor? De hecho, ya en su primera línea dice que la nacionalización de la empresa de telecomunicaciones “levanta suspicacias entre algunos sectores de la población”. Por lo tanto, el temor ya sólo es en algunos sectores. Intenta asimismo el periodista desautorizar la nacionalización de la empresa utilizando la expresión “a golpe de petrodólar”. Es decir, pagando su justiprecio establecido en el mercado de valores.

El siguiente párrafo está dedicado al “jefe de la policía política (DISIP), Henry Rangel Silva, como director suplente del órgano de administración y la construcción de un misterioso cable de fibra óptica entre Venezuela y Cuba, supervisado por técnicos de la isla”. El uso de términos como “policía política” y “misterioso” no es casual, aunque sí absurdo. La DISIP que el periodista llama policía política es la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención, una institución creada por el presidente Rafael Caldera en 1969 y en lo que ha cambiado desde la llegada de Chávez es en que ya no está trabajando para la CIA ni tiene en su nómina a terroristas como Posada Carriles, cerebro de la explosión de un avión civil cubano con todos sus pasajeros. Y el cable de fibra óptica entre Cuba y Venezuela no tiene nada de misterioso, es una vía para mejorar la comunicación entre ambos países, y también el acceso a Internet de la isla, algo ahora muy complicado debido al bloqueo estadounidense. Y está “supervisado por técnicos de la isla” y por técnicos venezolanos porque quien lo construye es una empresa mixta formada por entidades de ambos países (Telecom Venezuela y Transbit). Sólo faltaría que no lo supervisaran los técnicos.

El párrafo posterior afirma: “Con la nacionalización de CANTV, el estado absorbió el 70% del tráfico de llamadas de larga distancia nacional, el 42% del internacional y el 83% del mercado de servicios de Internet, lo que la convierte en la mayor empresa de servicios de este tipo”. No se convierte en la mayor empresa, ya lo era, pero como era privada, ese poder no preocupaba tanto.

Y seguimos: “Actualmente, CANTV es controlada, al igual que el espectro técnico de radio y televisión, por el Ministerio de Telecomunicaciones”. El espectro radioeléctrico es competencia y propiedad pública en todos los países, no sólo en Venezuela, por ello el sistema de uso es mediante concesión pública.

Más adelante, vuelve al cable marítimo que le parece misterioso para afirmar: “Distintos analistas han criticado esta infraestructura, cuya finalidad y beneficio para los venezolanos es un misterio”. Y distintos analistas lo habrán apoyado y otros analistas no habrán dicho nada porque, como es sabido, analistas hay de todas las posiciones y si no van a citar sus nombres, más todavía. Sin embargo, después el periodista recoge las declaraciones del titular de la cartera de Telecomunicaciones, quien explicó que la fibra óptica «servirá para abaratar los costos de las llamadas entre Cuba y Venezuela y abrirá un mundo de posibilidades en el intercambio de información y contenido entre los dos países». “Cuba, por su parte, -continúa el propio artículo- dice que le permitirá abaratar y mejorar su acceso a internet, actualmente «víctima del bloqueo»”. Pues ya tiene el misterio y el objetivo del cable aclarado, un sistema que también conecta con fibra óptica a EE.UU., México, Centroamérica, Sudamérica y el Caribe, y brinda un servicio de ancho de banda de altísima velocidad [1].

Continúa el texto de El Mundo señalando que “el semanario Veneconomía advertía en su último editorial sobre la posibilidad de utilizar a CANTV como arma de censura en internet o para escuchar las conversaciones privadas de la gente”. CANTV se puede utilizar ilegalmente para eso por parte de su propietario tanto si es el gobierno como si es una empresa privada, pero ahora es cuando les preocupa. Los jueces, como en todos los países, deberán velar para que eso no suceda. Y como ejemplo de pinchazo telefónico gubernamental señala que “durante las últimas semanas, la cadena estatal Venezolana de Televisión (VTV) emitió conversaciones privadas entre dirigentes opositores para denunciar la puesta en marcha de un «golpe suave» o una «revolución de colores» al estilo de Ucrania o Georgia”. Una televisión descubre un plan de golpe de Estado en una conversación telefónica y lo que les preocupa es que se viola la privacidad de esa conversación.

Ya en su penúltimo párrafo añade que “Hugo Chávez echó mano del populismo y redujo el precio de las llamadas de la telefonía fija y móvil en un 20%. También aprobó un plan para las zonas más deprimidas, que se pondrá en marcha en 2008, con tarifas más reducidas y facturas exoneradas del IVA”. Mira por donde ése era el macabro plan de la nacionalización, reducir el precio de las llamadas, especialmente en las zonas deprimidas, algo que el diario sólo puede criticar como “populismo”. Si una empresa privada hubiera subido el precio habría sido “democracia”.

Al final del párrafo señala que “El principal competidor de la estatal CANTV es Telefónica, que está presente en Venezuela por medio de la compañía Telcel”. Telefónica es una multinacional española igual que El Mundo, también anunciante publicitaria en este periódico español. Quizá así vayamos entendiendo la preocupación del periódico por la presencia del Estado en CANTV y su bajada de tarifas.

Y termina: “Por último, el control de CANTV por parte del Gobierno oscurece más las condiciones electorales en Venezuela. La compañía de telecomunicaciones es la encargada de suministrar los datos del voto electrónico a la sede del árbitro electoral, aspecto a tener en cuenta en los próximos comicios”. Pero el control de ese proceso por parte de CANTV también debería haber sido motivo de preocupación antes, cuando los dueños eran otros.

Y así finaliza el rosario de perlas de este artículo de El Mundo frente al delito venezolano de comprar en Bolsa una empresa de telecomunicaciones, bajar el precio de las tarifas y construir un cable submarino para mejorar las comunicaciones con un país hermano. Intolerable.

Pascual Serrano
Rebelión

16.6.07

Adoratorio Andino



Esta es la estruendosa celebración del rito de fertilidad andinos, rezago de tiempos ya idos, que sin embargo persisten y siguen vigentes en el corazón de Bolivia. Este adoratorio es uno de los más antiguos de América donde la tradición sigue latente, enarbolada y ardiente en el corazón de todos sus pobladores a lo largo del extenso valle cochabambino.

Santa Vercruz, o la celebración a la Diosa de la Fecundidad del Amor y de la Fortuna es en si un rito de fertilidad pre-hispánico; aunque es considerado como un culto pagano según el punto de vista cristiano, asunto y cuestión muy discutibles ya que no estriban sino en una diferencia de opiniones, pues son ellos los que tienen dioses hechos de barro con figuras humanas asexuadas y estériles.

Antiquísima Wak'a andina, muy bienquista done el canto que flota en sus aire constituyen las plegarias que los humanos elevamos a esta antiquísima deidad, para nutrir y alimentar su espíritu y el de los Apus y Achachilas que moran y se congregan en ese espacio sagrado y en las Apachitas. Es a ellos a quienes van dedicadas nuestras ofrendas los cuales se queman y consumen en centenares de hogueras dispersas a lo largo de su superficie... por que ese fuego sagrado constituye la boca de nuestra deidad... y a través de él recibe nuestras ofrendas, acompañado de su chicha y coca. Es a través de este mismo fuego es que se manifiestan los instintos y sentidos de la deidad... sus ojos, sus oídos, etc. Tal cual lo es en nosotros... y es hoguera nuestro vientre, cuyas llamas alimentamos incesantemente para mantener este aliento de vida que flamea en nosotros... nuestro propio sexo es hoguera y fuego... y requiere constantemente ser estimulado... fuego energía creadora primaveral del universo... todo el universo es fuego es luz y es vida, Dios Inti de nuestros ancestros, así fue y lo será por los siglos de los siglos y amén. Los antiguos dicen que estas fiestas duraban toda una semana y eran mas abiertamente eróticas que hoy día.

Este santuario Wak'a asi como es de famosa, lo es de milagrosa... esta milagrosisima deidad de la fecundidad, gobierna las leyes de la reproducción / atracción /amor/ bienes materiales/dicha/fama/diversión/placeres... y logros sensuales…

... sino pregúntenle a don Laureano Rojas, o averiguarlo con Celima Torrico.

... pues todo lo que en su espacio se inicia, se pide, se ruega, conviene, y acuerda tiene destino aupicioso. Con decir que mujeres desahuciadas por la ciencia han sido bendecidas y logrado concebir y obtener descendencia... lo mismo para lo material y multiplicación de los animales domesticas o cosecha.

Esta Wak'a como las demás del ande fue víctima de persecución por parte de un ejército de curas extirpadores de idolatrías comisionados por la iglesia colonial y su virrey Francisco de Toledo. Hubieron épocas en que prohibieron estas practicas y celebraciones, hasta que el correr de los siglos desgastaron esos atajos y volvió a resurgir esporádicamente, aunque la fiesta ha decaído mucho en comparación a sus épocas de apogeo; pero su gloria radica en que sobrevivió a pesar de las cadenas con que la iglesia quiso maniatarla, aunque le redujeron su superficie al tamaño de una llikllla, hoy en día la amenaza constante que sufre es la de los evangélicos que incursionan en el campo, tratando de hacer sentir mal a la gente y renegar de sus propias raíces y tradiciones.

Este ritmo musical repetitivo como el bullicio de un río es pegajoso y al mismo es tan antiguo y su origen se pierde en la memoria y es la misma tonada que se entonó hace un siglo atrás, lo mismo que fue tres, cuatro siglos atrás y es la mismísima que se tocaba antes del arribo de los europeos, siendo la única diferencia que se lo interpretaba con instrumentos de viento, quenas, pinkillos, antaras, etc., La incursión del acordeón no data sino del siglo pasado, de cuando esta región agrícola experimento un auge económico y de que sus pobladores locales ivan y venían con negocio de/a Buenos aires.
Este es un disco histórico por ser el primer disco interpretado por gente rural, en idioma nativo, tratando de temas locales. Cuando irrumpió en los mercados causo revuelo emocional entre los pobladores locales que no acababan de creer que tales sonidos emanaran de los altavoces de un "pi-kaj" (tocadiscos pick-up) tal era la inocencia entonces.


El disco es mono-ural y bien conservado si tomamos el año en que se lo lanzo al aire.
Suena técnicamente mas o menos, excesiva compresión de sonido, necesaria al mismo tiempo por ser extensa; la canción en si, es sumamente expresiva y alegre, además que contiene un rico léxico y poesía quechua de la tradición oral valluna antigua, hoy en día los cantantes hacen uso excesivo de términos soeces.

Este disco es la obra y arte de don Laureano rojas un icono de la cultura local. Y por supuesto de los interpretes, vocalista y músicos

Al estudiante desconocido


Texto de Alberto Piris en Estrella Digital 16/06/2007
Título imagen "War" en
flckr



Es costumbre muy extendida erigir monumentos “al soldado desconocido”, en homenaje a los muchos innominados combatientes que entregaron sus vidas al servicio de la sociedad a la que defendían, y cuyos cadáveres no pudieron ser recuperados o identificados. Esta práctica cobró auge tras la Primera Guerra Mundial, iniciándose en la londinense abadía de Westminster en 1920. Un año después se instaló la llama perpetua bajo el espectacular Arco del Triunfo parisino. El obelisco madrileño en honor a los “Héroes del 2 de mayo” responde también a esa tradición.

No hay, sin embargo, en Iraq monumento alguno en honor del “estudiante desconocido” que sirviera para recordar a los cerca de 90 muertos y al centenar de heridos que un doble atentado terrorista provocó en la Universidad bagdadí de Mustansiriya el pasado mes de enero. Imagine el lector que algo similar hubiera ocurrido en la universidad más próxima a su domicilio. La indignación producida por tal barbarie hubiera repercutido durante meses o años en la opinión pública nacional. Los dirigentes políticos —si hubieran sido capaces de poner fin a sus ásperos enfrentamientos con motivo del terrorismo etarra— hubieran alzado sus voces al unísono exigiendo medidas inmediatas. El dolor y el duelo hubieran durado largo tiempo. Se hubieran arbitrado ayudas y compensaciones, se hubieran iniciado procedimientos judiciales y toda España habría compartido, pública y oficialmente, el dolor de los afectados.

En Bagdad, ni un ministro acudió a visitar el lugar de los atentados o a dar el pésame a los familiares de las víctimas. Sumido como está el país en un caos casi permanente, la noticia pasó enseguida a un plano secundario, para seguir el sangriento ritmo de la actualidad diaria. Sirva este detalle para valorar en su justa medida la situación del país desde el que Bush pretendía irradiar democracia y estabilidad hacia toda la zona. Pero no es éste el asunto que se va a comentar aquí.

La Universidad Mustansiriya sigue activa. Ése es el verdadero milagro. Los alumnos se preparan para los exámenes de fin de curso. Miles de jóvenes entran y salen cada día de sus aulas. No han olvidado los atroces atentados, los cadáveres desfigurados de sus profesores o amigos, pero eso no les ha amedrentado ni les ha hecho desistir. Al corresponsal de la BBC allí desplazado confesaba un profesor: “Los profesores y los alumnos están listos para hacer frente a esta mala situación; intentan concluir el curso y pasar con éxito los exámenes”.

Con frecuentes cortes de la energía eléctrica, en aulas sucias y mal mantenidas, los estudiantes bagdadíes se empeñan en sus tareas. Nadie cree que la nueva estrategia estadounidense para atenuar el caos iraquí tendrá ningún éxito. Comentaba una alumna: “Temo una explosión en cualquier momento. Cuando subo al autobús o viajo en un taxi [colectivo], siempre temo que la persona que se sienta a mi lado sea un terrorista suicida”. A pesar de eso, día tras día, prosigue sus estudios.

Los atentados de enero fueron atribuidos a terroristas suníes vinculados a Al Qaeda. La universidad está enclavada en territorio chií, próxima a la llamada ciudad Sader. Su protección, a raíz de lo sucedido, está a cargo de las milicias chiíes del Ejército del Mahdi, cuyos combatientes, de barbas cuidadosamente recortadas, vigilan todos los accesos al campus universitario.

Todo esto está ocurriendo a pesar de las declaraciones gubernamentales, respaldadas desde Washington, de que las milicias están siendo desarmadas a favor de las fuerzas de seguridad estatales. La única protección de la universidad, frente a la repetición de otro posible ataque terrorista, es la que proporciona la milicia chií.

Estudiar en esas condiciones es casi un acto heroico. Muchos alumnos lo tienen asumido sin darle mayor importancia, sabiendo el riesgo que corren pero conscientes de que están esforzándose en mejorar su propio futuro.

Su futuro, el de Iraq y, por extensión, el de Oriente Próximo, no dependerá de las decisiones adoptadas en el Pentágono o en la Casa Blanca. Estará determinado por la voluntad de esos iraquíes decididos a sobrevivir a toda costa, apechando con los errores brutales de los intervencionistas occidentales. Alguna vez podrán vivir en paz, pero entonces habrán de pasar cuentas —estrictas y exigentes— a esos países occidentales para los que el petróleo y su estabilidad energética es el factor que prima sobre casi todo lo demás.

(Coda explicativa: EEUU consume tanto petróleo como China, Japón, Alemania, Rusia e India juntas).



Bob Dylan en YouTube

Palestina me duele

Viñeta de Forges en El País - EDICIÓN IMPRESA - 14 - 06 - 2007

8.6.07

Fanatismos

Texto: El Descodificador
Imagen: AFP

Benedicto XVI dijo hace unos días, durante el Ángelus, que los programas de televisión que "inculcan violencia" le parecen "inaceptables", especialmente si afectan a los niños. Estamos de acuerdo. Supongo que al Santo Padre también le parecerá inaceptable el trato que reciben algunos niños durante El Rocío, zarandeados como peleles por hordas de fanáticos enloquecidos. Lo vemos en los informativos de televisión. Escenas que son carne de telediario, imágenes tan brutales como una película de Tarantino, tan irracionales como una vejación.

Espero que no se moleste ningún lector de este blog por el post de hoy: si en la radio de los obispos pueden hablar de política ¿Por qué en un blog de televisión un ateo no va a poder hablar de religión?

Y es que si pudiera elegir una imagen patética del fervor religioso ibérico, una sola toma donde resumir las miseras del fanatismo católico, ésa sería la de 'El Rocío' y sus niños maltratados. Cada año, como las alergias o los incendios, llega 'El Rocío', con algunos fieles serenos y racionales, y otros bailando sevillanas polvorientas y tomando cubatas, sembrando Doñana de basura, forzando a los caballos hasta la extenuación... Y utilizando con violencia a los más pequeños. Muchos de estos extremistas radicales zarandean a inocentes críos siguiendo ritos de una violencia y una irresponsabilidad primitiva y salvaje.

Al grito de "¡Viva la Virgen del Rocío!" levantan a los pequeños y les vapulean, voltean y sacuden para que, simplemente, se acerquen a tocar una imagen.

Una escena de violencia atávica e irracional que cada año nos golpea desde la sección de anécdotas de los informativos. Unas imágenes que, si llegaran de Irán o Sudán, no dudaríamos en calificar de fanáticas. "Los medios de comunicación", continuó diciendo el Papa, "tienen que promocionar la dignidad de la persona... las conquistas y metas de la civilización". Pues eso.

6.6.07

El Jardín Islámico: Un paraíso en la tierra

Texto: Centro Nacional de Información y Comunicacion Educativa (CNICE)
Imagen: Wikipedia

Otro de los elementos esenciales de la civilización islámica es el jardín, en un grado de importancia que no encuentra correlato en la cultura occidental, ya que no es solamente un lugar para el goce de los sentidos, sino que se halla penetrado de valores espirituales y simbólicos de extraordinaria sutileza. Pueden señalarse en la cultura islámica dos tipos de jardín: el jardín coránico y el jardín persa.

Los musulmanes han concebido el Paraíso como un jardín permanente y eterno; así queda configurado en varios pasajes del Corán.

Este concepto de jardín coránico, que, sin duda, deriva del oasis del desierto, contiene dos elementos básicos: las aguas fluyentes y cristalinas y los altos árboles que producen sombra abundante.

El jardín persa, a imagen del cosmos, queda dividido en cuatro partes por dos canales que se cruzan perpendicularmente, y en cuyo punto de intersección se levanta una fuente o pabellón, que representa la montaña que está situada en el centro del universo. Este jardín persa da lugar al jardín islámico de patio de crucero; además de la morfología, con dos anda dores o paseadores que se cruzan perpendicularmente creando cuatro zonas de tierra, los rasgos que lo definen son los siguientes: un espacio cerrado a ojos extraños, mediante un alto muro o cerca que lo oculta por completo al exterior, acentuando el carácter intimista y recóndito; enfatización del centro del jardín mediante la disposición en el mismo de una fuente o pabellón, tal como lo describe el almeriense Ibn Luyun en su tratado de agricultura:


“Debe haber un cenador en el centro del jardín para los que reposan en él, que mire a todos los contornos, de tal manera que el que entre no oiga lo que allí se habla, ni llegue nadie inadvertido. El cenador debe estar rodeado de rosales trepadores y arrayán y de todas plantas que adornan un jardín. Éste será más largo que ancho, para que la vista se explaye en su contemplación.”


Así, este pabellón permite ver y oír a quien se acerca sin ser visto ni oído; una tercera característica de este jardín de tipo persa es que permita una contemplación oblicua del mismo.

De este modo, los musulmanes, que habían concebido el Paraíso como un oasis, convirtieron el oasis en un jardín, esto es, en arquitectura, en contacto con la cultura persa. En la cultura islámica no existe un límite preciso entre la arquitectura y el jardín; la arquitectura entra en relación y toma contacto con la naturaleza a través de sutiles transiciones. La arquitectura mira y se abre hacia la naturaleza; ésta penetra y se introduce en la arquitectura.

El agua es el corazón del jardín. Hay que considerar su triple función: utilitaria, estética y religiosa. La función utilitaria del agua —es necesaria para la vida— alcanza asimismo en el Islam un particular énfasis, si tenemos en cuenta la importancia y el desarrollo del sistema de riegos en los cultivos agrícolas, de un lado, y la amplia difusión de los baños y su trascendencia social en la cultura urbana islámica, de otro. Asimismo, debe retenerse la función religiosa del agua, como elemento purificador ritual de preparación para la plegaria; pero es sin duda su función estética la que adquiere mayores proporciones: los placeres estéticos del agua solicitan a todos los sentidos. En países de clima generalmente tórrido y seco constituye un factor refrescante del ambiente.

Cuando se recoge remansada en las múltiples albercas que ornan patios y jardines, sus aguas limpias y cristalinas, como un espejo, permiten reflejar la imagen invertida de la arquitectura. El sistema ornamental a base de motivos invertidos es una de las características definitorias de la composición musulmana. El agua fluyente y rumorosa, salida de los bellos surtidores de las fuentes, resulta no sólo un placer para el oído, sino que el propio líquido en movimiento se incorpora al efecto plástico de la estructura, como puede leerse en el poema de Ibn Zamrak que decora la taza de la fuente de los Leones en la Alhambra de Granada:


“Esta líquida plata que se desliza entre perlas,

no tiene parangón su transparente blancura,

¿cuál es el mármol y cuál es el agua?

No sabemos cuál de los dos es el que se desliza.”

Sin el agua, traída a veces desde lejos por medio de complejos sistemas de azudes y de acequias, resulta imposible concebir la vida musulmana.



VVAA.- Historia del Arte. Espasa Calpe Ed. Madrid. 2002, Págs. 600-601

2.6.07

Condoleezza no puede dar lecciones

Artículo de Pablo Sebastián en Estrella Digital



Llega, por fin, a Madrid la secretaria de Estado americana Condoleezza Rice después de tres largos años de desencuentro entre los gobiernos de España y Estados Unidos por causa de la retirada intempestiva, pero justificada, de las tropas españolas desplegadas en Iraq por el anterior Gobierno de José María Aznar. La llegada de Condoleezza a la capital española ha sido presentada por el ministro Moratinos y el presidente Zapatero como un éxito diplomático al que suman la presencia, ayer en Madrid, del presidente francés Sarkozy y la reciente entrevista en Moncloa entre el primer ministro holandés, Balkenende, estos dos últimos empeñados en una reforma a la baja del Tratado de la Unión Europea que con tanto énfasis apoyó y ratificó en referéndum España. Y toda esta actividad diplomática, precedida de varios meses de clamoroso vacío, ocurre a los pocos días de que Zapatero sufriera, en las elecciones municipales, su primera derrota nacional a manos del PP que lidera Rajoy, en contra de lo esperado en Moncloa, donde se pensaba festejar con políticos de las dos orillas del Atlántico una nueva victoria que no llegó y que pone en cuarentena, dentro y fuera de España, el liderazgo del presidente español.

Sin embargo, el plato fuerte de esta reactivación diplomática se centra en la llegada de la señora Rice a Madrid, que ha sido precedida por unas declaraciones muy críticas de la secretaria de Estado sobre lo que se considera una actitud permisiva del Gobierno de Madrid con el régimen cubano de Fidel Castro, así como con otros líderes de América Latina como el venezolano Chaves o el boliviano Morales. Y todo ello avalado por el discurso de Rice contra de los regímenes que no respetan las reglas de la democracia, los Derechos Humanos y las libertades.

Pero de la misma manera que Estados Unidos puede dar lecciones sobre libertades, Derechos Humanos y democracia si presentan su gran país como modelo, en su política exterior el Gobierno de Washington, el presidente Bush y la secretaria Rice no están en condiciones de dar lecciones a nadie, y menos a España. Ni siquiera sobre Cuba, porque en la isla caribeña la violación de los Derechos Humanos es más flagrante en la base carcelaria americana de Guantánamo que en todo el resto del territorio insular, sin que ello justifique, en modo alguno, la ausencia de libertades y de democracia del régimen de Castro, al que Estados Unidos ha sometido a un bloqueo económico y comercial que no aplican a otras dictaduras comunistas amigas de Washington, como la China, donde las libertades y los Derechos Humanos brillan por su clamorosa ausencia y están en peor situación que en Cuba, o en otras dictaduras aliadas de Estados Unidos, como la de Arabia Saudí, un régimen feudal en el que, entre otros desafueros, las mujeres son consideradas ciudadanos de segunda clase (ya quisieran vivir como las cubanas).

De manera que no está Condoleezza Rice en condiciones de dar lecciones a España por el caso cubano, cuando sabemos lo que hacen con otras dictaduras, cuando ella está implicada en los abusos de Guantánamo y en los vuelos secretos y torturadores de la CIA, y cuando es de todos conocido que ella, en compañía del ex secretario de Defensa, Rumsfeld, y del presidente Bush ha sido una pieza clave en la puesta en marcha de la ilegal, mentirosa y fracasada guerra de Iraq, donde han muerto miles de ciudadanos inocentes, donde han fracasado sus planes de democratización y donde se ha abierto un nuevo foco incontrolable de inestabilidad internacional y terrorismo islámico.

Asimismo, y en contra de la agitación mediática pro Condoleezza del lobby del exilio cubano, las relaciones de España con América Latina deben tener en cuenta la Historia y la cultura que unen nuestro país con las repúblicas americanas, denunciando el embargo de Washington a Cuba y a la vez exigiendo al régimen dictatorial de Castro la apertura hacia la democracia y el fin de la represión a los disidentes políticos, así como el respeto a los Derechos Humanos. Una doble tarea difícil de compaginar que los gobiernos españoles, desde el inicio de la transición, intentaron sin éxito y con distinta actitud, una vez que Aznar —rompiendo la línea de dialogo que habían mantenido otros dirigentes de su partido como Manuel Fraga— se alineó del lado de Washington, en el caso de Cuba y en otras cuestiones como la guerra de Iraq, que condujo al PP a la derrota electoral en el año 2004, que ha provocado una desastrosa salida del poder del trío de las Azores, Aznar, Blair y Bush y que dejará tras de sí un segundo Vietnam.

Defender la libertad y la democracia en Cuba, agarrándose a las faldas de Condoleezza Rice, mientras se oculta la cárcel de Guantánamo, el embargo americano a la isla, el trato desigual de Washington con regímenes dictatoriales similares o peores al cubano, y las mortíferas andanzas guerreras del presidente Bush —que ahora pretende recuperar la guerra fría en Europa con su escudo antimisiles— constituye un ejercicio de cinismo que, además de no solucionar nada en Cuba, quita credibilidad a la merecida denuncia contra el régimen de Castro. Al tiempo que provoca en España un rechazo mayoritario por esta burda simplificación del problema y por causa de la simpatía y del sentimiento histórico y cultural que el pueblo español ha mantenido siempre por América Latina en general, y por Cuba en particular, el último de nuestros territorios de ultramar del que España fue desalojada precisamente por el ejército de Estados Unidos en una guerra tan mentirosa como ilegal, para finalmente imponer en la isla el régimen corrupto de Batista que luego dio paso a la revolución y la dictadura de Castro y que tarde o temprano deberá acabar, en beneficio de la democracia y la libertad.