30.7.06

La estupidez humana


Imagen: "Un saludo" de Saturnino Espin. Fotografía creativa. Fotomontaje coloreado.

El texto es un resumen del libro "Allegro ma non troppo" de Carlo M. Cipolla.


Tengo la firme convicción, avalada por años de observación y experimentación, de que los hombres no son iguales, de que algunos son estúpidos y otros no lo son.” Carlo Cipolla


LAS LEYES FUNDAMENTALES DE LA ESTUPIDEZ HUMANA


La Primera Ley Fundamental: " Siempre e inevitablemente cada uno de nosotros subestima el número de individuos estúpidos que circulan por el mundo".
La Segunda Ley Fundamental: " La probabilidad de que una persona determinada sea estúpida es independiente de cualquier otra característica de la misma persona".
La Tercera Ley Fundamental: " Una persona estúpida es una persona que causa daño a otra o grupo de personas sin obtener, al mismo tiempo, un provecho para sí, o incluso obteniendo un perjuicio".
La Cuarta Ley Fundamental: " Las personas no estúpidas subestiman siempre el potencial nocivo de las personas estúpidas. Los no estúpidos, en especial, olvidan constantemente que en cualquier momento y lugar, y en cualquier circunstancia tratar y/o asociarse con individuos estúpidos se manifiesta infaliblemente como un costosísimo error".
La Quinta Ley Fundamental: " La persona estúpida es el tipo de persona más peligroso que existe. El estúpido es más peligroso que el malvado".



CATEGORÍAS FUNDAMENTALES DE PERSONAS


Todos los seres humanos están incluidos en una de estas cuatro categorías fundamentales: los incautos, los inteligentes, los malvados y los estúpidos.

Los Incautos: Podemos recordar ocasiones en que un individuo realizó una acción (es decisivo que sea él quién la inicie), cuyo resultado fue una pérdida para él y una ganancia para nosotros: habíamos entrado en contacto con un incauto.

Los Inteligentes: Igualmente nos vienen a la memoria ocasiones en que un individuo realizó una acción de la que ambas partes obtuvimos provecho: se trataba de una persona inteligente.

Una persona inteligente puede alguna vez comportarse como una incauta, como puede también alguna vez adoptar una actitud malvada. Pero, puesto que la persona en cuestión es fundamentalmente inteligente, la mayor parte de sus acciones tendrán la característica de la inteligencia.

En determinadas circunstancias una persona actúa inteligentemente, y en otras circunstancias esta misma persona puede comportarse como una incauta. La única excepción importante a la regla la representan las personas estúpidas que, normalmente, muestran la máxima tendencia a una total coherencia en cualquier campo de actuación.

Los Malvados: Todos nosotros recordamos ocasiones en que, desgraciadamente, estuvimos relacionados con un individuo que consiguió una ganancia causándonos perjuicio a nosotros: nos encontramos frente a un malvado.

Existen diversos tipos de malvados; el malvado perfecto es aquél que con sus acciones causa a otro pérdidas equivalentes a sus ganancias. Otro tipo de malvados son aquellos que obtienen para sí ganancias mayores que las pérdidas que ocasionan en los demás, esos son deshonestos y con un grado elevado de inteligencia, pero la mayoría de los malvados son individuos cuyas acciones les proporcionan beneficios inferiores a las pérdidas ocasionadas a los demás. Este individuo se situará muy cerca del límite de la estupidez pura.

Los Estúpidos: Nuestra vida está salpicada de ocasiones en que sufrimos pérdidas de dinero, tiempo, energía, apetito, tranquilidad y buen humor por culpa de las dudosas acciones de alguna absurda criatura a la que, en los momentos más impensables e inconvenientes, se le ocurre causarnos daños, frustraciones y dificultades, sin que ella vaya a ganar absolutamente nada con sus acciones.

Nadie sabe, entiende o puede explicar por qué esta absurda criatura hace lo que hace. En realidad no existe explicación -o mejor dicho- solo hay una explicación: la persona en cuestión es estúpida.

La mayoría de las personas estúpidas son fundamentalmente y firmemente estúpidas, en otras palabras, insisten con perseverancia en causar daños o pérdidas a otras personas sin obtener ninguna ganancia para sí, sea esto positivo o negativo. Pero aún hay más. Existen personas que con sus inverosímiles acciones, no solo causan daños a otras personas, sino también a sí mismos. Estas personas pertenecen al género de los superestúpidos.



EL PODER DE LA ESTUPIDEZ


Como ocurre con todas las criaturas humanas, también los estúpidos influyen sobre otras personas con intensidad muy diferente. Algunos estúpidos causan normalmente perjuicios limitados, pero hay otros que llegan a ocasionar daños terribles, no ya a uno o dos individuos, sino a comunidades o sociedades enteras. La capacidad de hacer daño que tiene una persona estúpida depende de dos factores principales: del factor genético y del grado de poder o autoridad que ocupa en la sociedad.

Nos queda aún por explicar y entender qué es lo que básicamente vuelve peligrosa a una persona estúpida; en otras palabras en qué consiste el poder de la estupidez.

Esencialmente, los estúpidos son peligrosos y funestos porque a las personas razonables les resulta difícil imaginar y entender un comportamiento estúpido.

Una persona inteligente puede entender la lógica del malvado. Las acciones de un malvado siguen un modelo de racionalidad: racionalidad perversa, si se quiere, pero al fin y al cabo racionalidad. El malvado quiere añadir un "más" a su cuenta. Puesto que no es suficientemente inteligente como para imaginar métodos con que obtener un "más" para sí, procurando también al mismo tiempo un "más" para los demás, deberá obtener su "más" causando un "menos" a su prójimo.

Desde luego, esto no es justo, pero es racional, y si es racional uno puede preverlo.

Con una persona estúpida todo esto es absolutamente imposible. Una criatura estúpida os perseguirá sin razón, sin un plan preciso, en los momentos y lugares más improbables y más impensables. No existe modo alguno racional de prever si, cuándo, cómo, y por qué, una criatura estúpida llevará a cabo su ataque. Frente a un individuo estúpido, uno está completamente desarmado.

Puesto que las acciones de una persona estúpida no se ajustan a las reglas de la racionalidad, de ello se deriva que generalmente el ataque nos coge por sorpresa incluso cuando se tiene conocimiento del ataque no es posible organizar una defensa racional, porque el ataque, en sí mismo carece de cualquier tipo de estructura racional.

El hecho de que la actividad y los movimientos de una criatura estúpida sean absolutamente erráticos e irracionales no sólo hace problemática la defensa, sino que hace extremadamente difícil cualquier contraataque. Hay que tener en cuenta también otra circunstancia. La persona inteligente sabe que es inteligente. El malvado es consciente de que es malvado. El incauto está penosamente imbuido del sentido de su propia candidez. Al contrario de todos estos personajes, el estúpido no sabe que es estúpido. Esto contribuye poderosamente a dar mayor fuerza, incidencia y eficacia a su acción devastadora.

Con la sonrisa en los labios, como si hiciese la cosa más natural del mundo, el estúpido aparecerá de improviso para echar a perder tus planes, destruir tu paz, complicarte la vida y el trabajo, hacerte perder dinero, tiempo, buen humor, apetito, productividad, y todo esto sin malicia, sin remordimientos y sin razón. Estúpidamente.

No hay que asombrarse de que las personas incautas, generalmente no reconozcan la peligrosidad de las personas estúpidas. El hecho no representa sino una manifestación más de su falta de previsión. Pero lo que resulta verdaderamente sorprendente es que tampoco las personas inteligentes ni las malvadas consiguen muchas veces reconocer el poder devastador y destructor de la estupidez.

Generalmente, se tiende incluso a creer que una persona estúpida sólo se hace daño a sí misma, pero esto significa que se está confundiendo la estupidez con la candidez.


SOCIEDAD Y ESTUPIDEZ


Sería un grave error creer que el número de estúpidos es más elevado en una sociedad en decadencia que en una sociedad en ascenso. Ambas se ven aquejadas por el mismo porcentaje de estúpidos. La diferencia entre ambas sociedades reside en el hecho de que en la sociedad en declive los miembros estúpidos de la sociedad se vuelven más activos por la actuación permisiva de los otros miembros.

Un pais en ascenso tiene también un porcentaje insólitamente alto de individuos inteligentes que procuran tener controlada a la fracción de los estúpidos, y que, al mismo tiempo, producen para ellos mismos y para los otros miembros de la comunidad ganancias suficientes como para que el progreso sea un hecho.

En un país en decadencia, el porcentaje de individuos estúpidos sigue siendo igual; sin embargo, en el resto de la población se observa, sobre todo entre los individuos que están en el poder, una alarmante proliferación de malvados con un elevado porcentaje de estupidez y, entre los que no están en el poder, un igualmente alarmante crecimiento del número de los incautos.


29.7.06

sssst!!!

Foto: "Silencio aquí vive gente"


"Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca..."

Pablo Neruda.

28.7.06

La buena sociedad

Foto de Saturnino Espin "Die Welt"

Texto de Hannah Arendt "La buena sociedad" de "Eichmann en Jerusalén. Un estudio sobre la banalidad del mal"*.

Eichmann, a diferencia de otros individuos del movimiento nazi, siempre tuvo un inmenso respeto hacia la "buena sociedad"; y los buenos modales de que hacía gala ante los funcionarios judíos de habla alemana eran, en gran medida, el resultado de reconocer que trataba con gente socialmente superior a él. Eichmann no era, ni mucho menos, como un testigo le motejó, un Landsknechtnatur, un mercenario, que quería huir a regiones en las que no se observaran los diez mandamientos y en las que un hombre pudiera hacer lo que quisiera. Hasta el último instante, Eichmann creyó fervientemente en el éxito, el criterio que mejor le servía para determinar lo que era la "buena sociedad".


Características de Eichmann fueron sus últimas palabras acerca de Hitler, a quien Eichmann y su camarada Sassen decidieron "dar poca importancia" en su relato. Eichmann dijo que Hitler "quizás estuviera totalmente equivocado, pero una cosa hay que no se le puede negar: fue un hombre capaz de elevarse desde cabo del ejército alemán a Führer de un pueblo de ochenta millones de individuos ... Para mí, el éxito alcanzado por Hitler era razón suficiente para obedecerle".


La conciencia de Eichmann quedó tranquilizada cuando vio el celo y el entusiasmo que la "buena sociedad" ponía en reaccionar tal como él reaccionaba. No tuvo Eichmann ninguna necesidad de "cerrar sus oídos a la voz de la conciencia", tal como se dijo en el juicio; no, no tuvo tal necesidad debido, no a que no tuviera conciencia, sino a que la conciencia hablaba con voz respetable, con la voz de la respetable sociedad que le rodeaba.

* Publicado originalmente en Insomnia

EICHMANN EN JERUSALÉN. UN ESTUDIO SOBRE LA BANALIDAD DEL MAL - Hannah Arendt - Lumen, Barcelona, 1999 - 460 págs. - Distribuye Blanes.

25.7.06

La palabra "dolor"

Fotografía creativa por Saturnino Espin
Fotografía en blanco y negro coloreada con acuarela líquida.

¿Qué es el dolor?

En la biblia : Sufrimiento, físico o moral : El "pecado" es la causa última del dolor y de la muerte (Ro.5:12)

* * * * *
Término médico: El dolor es una experiencia compleja y multidimensional que abarca funciones perceptivas, emocionales y conductuales.
* * * * *
Percepción sensorial localizada y subjetiva que puede ser más o menos intensa, molesta o desagradable y que se siente en una parte del cuerpo; es el resultado de una excitación o estimulación de terminaciones nerviosas sensitivas especializadas.
* * * * *
Sentimiento intenso de pena, tristeza o lástima que se experimenta por motivos emocionales o anímicos.
* * * * *
Mal, pupa (infantil), aflicción, pena, pesar, pesadumbre, tristeza, desconsuelo, tormento, suplicio, angustia, tortura, duelo, calvario, daño, congoja, sufrimiento.
* * * * *
Lo contrario a bienestar, gozo, placer, dicha, felicidad.
* * * * *
El recuerdo de la felicidad ya no es felicidad: el recuerdo del dolor es todavía dolor. Lord Byron
* * * * *
Quisiera esta tarde divina de octubre
pasear por la orilla lejana del mar;
que la arena de oro, y las aguas verdes,
y los cielos puros me vieran pasar.
Ser alta, soberbia, perfecta, quisiera,
como una romana, para concordar
con las grandes olas, y las rocas muertas
y las anchas playas que ciñen el mar.
Con el paso lento, y los ojos fríos
y la boca muda, dejarme llevar;
ver cómo se rompen las olas azules
contra los granitos y no parpadear;
ver cómo las aves rapaces se comen
los peces pequeños y no despertar;
pensar que pudieran las frágiles barcas
hundirse en las aguas y no suspirar;
ver que se adelanta, la garganta al aire,
el hombre más bello, no desear amar...
Perder la mirada, distraídamente,
perderla y que nunca la vuelva a encontrar;
Y, figura erguida, entre cielo y playa,
sentirme el olvido perenne del mar.

Poema "Dolor" de Alfonsina Storni

23.7.06

Poema número 50

Poema escrito en la cárcel, entre 1938 y 1942

Mi casa contigo era
la habitación de la bóveda.
Dentro de mi casa entraba
por tí la luz victoriosa.

Mi casa va siendo un hoyo.
Yo no quiesiera que toda
aquella luz se alejara
vencida, desde la alcoba.

Pero cuando llueve, siento
que las paredes se ahondan
y reverdecen los muebles,
rememorando las hojas.

Mi casa es una ciudad
con la puerta a la aurora.
Otra más grande a la tarde,
y a la noche, inmensa, otra.

Mi casa es un ataúd,
bajo la lluvia redobla
y ahuyenta las golondrinas
que no la quisieron torva.
En mi casafalta un cuerpo.
Dos en nuestra casa sobran.

Cuando toque ir

Foto: Sin título de Milena


... Y cuando toque ir, que sea
caminando, descalza
entre la arena, como ahora
y mientras voy,
que tus ojos me sientan
que tu alma me vea.

22.7.06

Bruselas, tengo un problema

foto: A. Parra "sunrays"
XLSemanal - Patente de Corso nº 976 de 10.07.2006


Tengo un problema. Viajo, salgo al extranjero. En aeropuertos y hoteles debo mostrar mi documento de identidad. España, pone de momento. Eso significa que cuando un recepcionista de hotel francés, una editora alemana o un periodista norteamericano me miran el careto, están viendo a un español. Y lo que es más grave: creen que están viendo a un español. A uno de los de ahora, ojo. El matiz es importante. Hace veinte años ibas por ahí y la gente pensaba: anda, mira, uno de allá. De un país normal, como todos, con su política, su economía, sus cosas. Un ciudadano europeo, y punto. Así caminabas por la vida sin complejos, pidiendo un café en Viena, un vino en París o una cerveza en Londres sin que se te cayera la cara de vergüenza. Y era un alivio que al fin fuera de ese modo, porque algunos nos habíamos echado la mochila al hombro cuando todavía, al conocer tu nacionalidad, la gente preguntaba qué tal nos iba a los españoles con Franco. Era de lo más incómodo. Pero a finales de los setenta la cosa cambió. Ser español se miraba incluso con simpatía, por la transición política y demás. Pero hace tiempo que no. Quiero decir que ahora, otra vez, da vergüenza. La gente ya no te mira compasiva, como durante la dictadura, ni simpática, como luego. Ahora unos te miran confusos, no sabiendo a qué atenerse, y otros con recelo, como diciendo: aquí tenemos a otro de esos anormales.

Porque vaya manera de hacer el ridículo, la nuestra. Qué forma de exhibir el esperpento de nuestra estupidez. Porque si la basura nacional la guardásemos para uso interno, todavía. Pero no. Hacemos bandera de ella, ondeándola sin rubor en cualquier foro exterior que se tercie. Ya me dirán ustedes con qué cara te paseas por el mundo el mismo día en que ocho eurodiputados españoles proponen al Consejo de Europa, a estas alturas de la feria, que declare el 18 de julio, aniversario del comienzo de una guerra civil española de hace setenta años, día internacional de denuncia del franquismo. O mientras aquí se aplaude a un fulano del IRA que hace chascarrillos públicos sobre las leyes españolas -¿imaginan a uno de Batasuna mofándose de la Justicia británica en Inglaterra?-. O mientras el director de un instituto público barcelonés boicotea, con carta remitida a Bruselas, una campaña informativa del Banco Central Europeo dirigida a los estudiantes, porque, al ser traducido a las lenguas autonómicas españolas, el folleto tiene una versión en catalán y otra en valenciano: «Greu error, contrari a tota evidència científica, com és considerar que català i valencià són llengües diferents». Y todo eso, mientras el Gobierno español deja atónito al parlamento europeo intentando que las distintas lenguas oficiales de aquí se utilicen allí -cosa que hace maldita la falta y cuesta una pasta-, pero sin garantizar que aquí el español se utilice donde se debe utilizar. Algo, por cierto, que durante su largo manejo del poder tampoco garantizaron, sino todo lo contrario, los ahora indignados pasteleros del amigo Ansar y el Pepé.

Por eso ahí afuera cada vez saben menos a qué atenerse con nosotros. Pero qué quieren estos tíos, se preguntan los corresponsales extranjeros. De qué van. Y al ridículo contumaz que hacemos ante el resto de Europa, al triste espectáculo de esta carrera de despropósitos suicidas, a la demagogia, a la incultura y a la poca vergüenza de nuestra clase política, añadimos el sainete de nuestra política exterior, la imperdonable incompetencia en cuestiones islámicas y norteafricanas, las fuerzas armadas desarmadas humanitarias de género, el choteo soberano, justificadísimo a la vista de este carajal de naciones marca Acme, que se traen en Gibraltar. A ver qué puede esperarse de un país al que hasta el Gobierno senegalés se toma a pitorreo, dándole lecciones sobre derechos humanos. Que tiene huevos. Pero quién va a respetar lo que denigramos nosotros. En esta España corrupta, oportunista, que no es más insolidaria e hija de puta porque no puede, las únicas alternativas son la sonrisa abyecta cuando se es débil, o el exterminio despiadado del adversario cuando hay poder suficiente y ocasión para ello. Poniéndolo, de paso, todo al mejor postor: memoria, presente y futuro. Y, encima, tanta vileza y mala fe, tantas vergüenzas y miserias, las exportamos sin pudor, exhibiéndolas ante un mundo que se frota los ojos, asombrado. De ahí mi repugnancia a que, como español que tengo la desgracia de ser, me pongan en el mismo saco que a ese director de instituto barcelonés o a esos ocho eurogilipollas.

Silencio


Mira, mira, esto es así, soplas un poco y se vuela el plumero, las semillas bailan en el viento. Ves cómo se van y buscan otro barro? Ves cómo es de efímera la vida? Ves cómo son de frágiles las voces, las palabras? Soplas un poco y desaparecen. ¡plum! Ves? Ya no ves nada y entre los dedos sólo te queda un tallo desvaído que fue verde y fuerte -o parecía-.
Queda dormido el recuerdo vago de una posibilidad y hay siempre una semilla que se pierde en su carrera y otra que llega y crece y es efímera también aunque lo niegue, aunque persista en su latir acompasado. Shhh. No escucho nada. Shhh. Es que no hay nada que escuchar: nadie te habla. Shhh. Silencio. Se acabaron las palabras.
Imagen: versión en blanco y negro de "Plumero" de insubby

21.7.06

La población civil es un problema

Texto: Bertolt Brecht (Alemania, 1858-1956) de "Diálogos para fugitivos".

Fueron escritos en 1940-1941 por el dramaturgo alemán durante su exilio en Finlandia. También los protagonistas de los diálogos, Ziffel, científico, y Kalle, obrero, huyen del nazismo. Sus conversaciones en la estación de Helsinki nos remiten en clave casi siempre irónica a temas como el poder, la guerra, la democracia...

Ziffel miraba con aire sombrío los polvorientos jardines del Ministerio de Asuntos Exteriores, donde le tenían que renovar su permiso de residencia. En un periódico sueco, expuesto en una vitrina, había visto las noticias sobre el avance de los alemanes en Francia.
Ziffel: La gente hace fracasar todas las grandes ideas.

Kalle: Mi cuñado estaría de acuerdo con usted. Le atrapó un brazo el engranaje de una transmisión y tuvo la idea de abrir un estanco, en el que vendería también artículos de mercería, como agujas, hilo y algodón de zurcir, porque a las mujeres ya les gusta fumar, pero no les gusta ir al estanco. La idea fracasó porque no consiguió la licencia. Pero no importó mucho porque, de todas formas, nunca habría reunido el dinero necesario.

Ziffel: Eso no es lo que yo llamo una gran idea. Una gran idea es la guerra total. ¿Ha leído usted cómo, durante estos días, en Francia, la población civil ha perturbado el curso de la guerra total? Dicen que ha echado por tierra todos los planes del Estado Mayor. Ha entorpecido las operaciones militares, ya que las oleadas de fugitivos bloqueaban las carreteras e impedían los movimientos de tropas. Los tanques quedaron detenidos por el gentío, cuando por fin se han inventado ya máquinas que ni siquiera se atascan en un pantano y que pueden derribar un bosque. Las gentes hambrientas han devorado las reservas de provisiones de las tropas. Así que la población civil se ha revelado como una verdadera plaga de langosta. En el periódico, un experto en cuestiones logísticas subraya con inquietud que la población civil se ha convertido en un grave problema para los militares.

Kalle: ¿Para los alemanes?

Ziffel: No, para los propios; la población francesa, para los militares franceses.

Kalle: Eso es sabotaje.

Ziffel: Por lo menos en el resultado. ¿Para qué sirven los más meticulosos cálculos del Estado Mayor, si el pueblo siempre se mete por medio y provoca la inseguridad en el escenario de la guerra? Ni las órdenes, ni las advertencias, ni las exhortaciones, ni las llamadas a la razón, parecen haberlo remediado. Apenas aparecían sobre una ciudad los aviones enemigos con sus bombas incendiarias, todo lo que tenía piernas salía corriendo, sin pararse a pensar ni por un momento que perturbaban sensiblemente las operaciones militares. Los habitantes emprendían la huída sin consideración.

Kalle: ¿Y quién tiene la culpa?

Ziffel: Se tendría que haber pensado a tiempo en la evacuación del continente. Sólo el alejamiento total de la población podría permitir el desarrollo racional de las operaciones y el aprovechamiento íntegro de las nuevas armas. Y tendría que ser una evacuación permanente, porque las guerras modernas estallan con la rapidez de un rayo, y si en ese momento no está todo dispuesto, es decir, si no se ha quitado de en medio a la gente, todo está perdido. Y esta evacuación tendría que llevarse a cabo en el mundo entero, porque las guerras se propagan a una velocidad vertiginosa y nunca se sabe dónde se va a desatar la ofensiva.

Kalle: ¿Una evacuación permanente en el mundo entero? Eso requiere organización.

Ziffel: Existe una sugerencia del general Amadeo Stulpnagel que sería aplicable, al menos como solución provisional. El general propone que la población civil propia sea depositada, por medio de aviones de transporte y paracaídas, detrás de las líneas contrarias, en territorio enemigo. Esto produciría un doble efecto en el sentido deseado. Primero, se liberaría el campo de operaciones propio, el despliegue de las tropas se podría efectuar sin contratiempos y los víveres beneficiarían íntegramente al ejército; segundo, se sembraría el desconcierto en la retaguardia enemiga. Las vías de acceso y las líneas de comunicación del adversario serían bloqueadas.

Kalle: ¡Eso es el huevo de Colón! Como ha dicho el Führer, los huevos de Colón están tirados por las calles. Basta con que venga alguien y los levante, con lo cual se refería a sí mismo.

Ziffel: Esta idea es auténticamente alemana por su audacia y su carácter no convencional... Pero no es una solución definitiva del problema. Porque, como es lógico, en represalia, el enemigo también lanzaría inmediatamente a su población civil en territorio contrario. La guerra siempre se rige por el principio "Ojo por ojo, diente por diente". Una cosa es segura: si no se quiere que la guerra total quede sólo en proyecto para el futuro, habrá que encontrar una solución. La alternativa es muy sencilla: o se hace desaparecer a la población, o la guerra es imposible. Cualquier día, y pronto, habrá que tomar una decisión.

Ziffel vació su vaso tan lentamente como si fuera el último. Después, se separaron y se alejaron, cada uno por su lado.

20.7.06

Quién es Goliat?

Viñeta de forges en elPaís.com - Opiniones - 20.07.2006

... Labrador de la muerte que en mi tierra
sólo con sangre riegas los terrones´
y con huesos abonas nuestro suelo
¿Qué esperas cosechar si nada aterra
a quien sabe encontrar a borbotones,
en el terrón más duro, su consuelo?
Adolfo Sánchez Vázquez "Tierra de dolor"

19.7.06

La brutalidad demente del Estado de Israel

Imagen: HORROR EN PALESTINA: Una niña palestina, pariente del niño de 12 años Walled Abu Kamar, llora durante el funeral de éste en Rafah, al sur de Gaza. Waleed murió el miércoles como consecuencia del ataque de un helicóptero israelí sobre una manifestación de protesta de los palestinos./REUTER.

Artículo de Kathleen Christison, es ex-analista política de la CIA y ha trabajado en relación con problemas de Oriente Próximo durante 30 años. Escribió "Perceptions of Palestine and The Wound of Dispossession". Traducción del texto por Germán Leyens

No bastan las palabras: los términos corrientes son inadecuados para describir los horrores que Israel perpetra a diario, y ha perpetrado durante años, contra los palestinos. La tragedia de Gaza ha sido descrita cien veces, como lo han sido las tragedias de 1948, de Qibya, de Sabra y Chatila, de Yenín -- 60 años de atrocidad perpetrada en nombre del judaísmo. Pero el horror generalmente cae en oídos sordos en la mayor parte de Israel, en la arena política de USA, en los medios de información dominantes en USA. Los que se horrorizan – y son muchos – no pueden penetrar el escudo de indiferencia que protege a la elite política y mediática en Israel, más aún en USA, y cada vez más en Canadá y Europa, contra la obligación de ver, de preocuparse.

Pero hay que decirlo, y bien fuerte: los que preparan y realizan la política israelí han convertido a Israel en un monstruo, y ya es hora de que todos nosotros – todos los israelíes, todos los judíos que permiten que Israel hable en su nombre, todos los usamericanos que no hacen nada por terminar con el apoyo de USA para Israel y su política asesina – reconozcamos que nos enlodamos moralmente al mantenernos pasivos mientras Israel realiza sus atrocidades contra los palestinos.

Una nación que exige la primacía de una etnia o religión sobre todas las demás terminará por ser sicológicamente disfuncional. Obsesionada narcisistamente con su propia imagen, tiene que esforzarse por mantener a cualquier precio su superioridad racial y llegará inevitablemente a considerar toda resistencia a su superioridad imaginaria como una amenaza existencial. Por cierto, todos los demás pueblos se convertirán automáticamente en una amenaza existencial simplemente en virtud de su propia existencia. Mientras trata de protegerse contra amenazas ilusorias, el Estado racista se hace crecientemente paranoico, su sociedad cerrada e insular, intelectualmente limitado. Los reveses lo enfurecen, las humillaciones lo enloquecen. El Estado arremete en un esfuerzo insano, sin ningún sentido de la proporción para reasegurarse de su propia fuerza.

Esa pauta se agotó en Alemania nazi, cuando trató de mantener una mítica superioridad aria. Ahora se agota en Israel. “Esta sociedad ya no reconocer ninguna frontera, geográfica o moral,” escribió el intelectual israelí y activista antisionista Michel Warschawski en 2004 en su libro “Towards an Open Tomb: The Crisis of Israeli Society [Hacia una tumba abierta: La crisis de la sociedad israelí]. Israel no conoce sus límites y arremete al descubrir que su intento de forzar a los palestinos a la sumisión y de tragarse a toda Palestina está siendo frustrado por un pueblo palestino con capacidad de recuperación, digno, que no se somete en silencio, ni renuncia a la resistencia frente a la arrogancia de Israel.

Nosotros, en USA, nos hemos curtido ante la tragedia infligida por Israel, y nos dejamos engañar fácilmente por el sesgo que automáticamente, por algún truco de la imaginación, convierte las atrocidades israelíes en ejemplos de cómo Israel es tratado injustamente. Pero una clase dirigente militar que lanza una bomba de 250 kilos sobre un edificio de apartamentos residencial en medio de la noche y mata a 14 civiles en su sueño, como sucedió en Gaza hace cuatro años, no es un ejército que opera siguiendo reglas civilizadas. Una clase dirigente militar que lanza una bomba de 250 kilos sobre una casa en medio de la noche y mata a un hombre, a su esposa y a siete de sus hijos, como ocurrió hace cuatro días, no es el ejército de un país moral.

Una sociedad que puede hacer caso omiso como si fuera insignificante ante el brutal asesinato de una niña de 13 años por un oficial del ejército que pretendió que ella amenazaba a los soldados de un puesto militar – uno de casi 700 niños palestinos asesinados por israelíes desde que comenzó la Intifada – no es una sociedad con conciencia.

Un gobierno que encarcela a una muchacha de 15 años – una de varios cientos de niños bajo detención israelí – por el crimen de empujar y de escapar de un soldado que trataba de cachearla a la entrada de una mezquita, no es un gobierno con algún comportamiento moral. (Esta información, que no es el tipo de noticia que llega a aparecer en los medios de información usamericanos, fue mencionada por el Sunday Times de Londres. La niña recibió tres tiros mientras se escapaba y fue condenada a 18 meses de cárcel después de salir del coma.)

Los críticos de Israel subrayan crecientemente que Israel se autodestruye, se acerca a una catástrofe de su propia creación. El periodista israelí Gideon Levy habla de una sociedad en “colapso moral.”

Michel Warschawski escribe sobre una “locura israelí” y “brutalidad demente,” una “putrefacción” de la sociedad civilizada, que han lanzado a Israel por un camino suicida. Prevé el fin de la iniciativa sionista; Israel es una “banda de matones,” dice, un Estado “que se burla de la legalidad y de la moral cívica. Un Estado que funciona despreciando la justicia pierde la fuerza necesaria para sobrevivir.”

Como señala con amargura Warschawski, Israel ya no conoce fronteras morales – si alguna vez las conoció. Los que siguen apoyando a Israel, que encuentran excusas para lo que hace mientras desciende hacia la corrupción, han perdido su brújula moral.

18.7.06

Nuestra Guerra: España 1936 - 1939


Frente del Ebro. El legendario Lister fotografiado a contraluz en el parapeto.
"Una parte del Ejército que representa a España en Marruecos se ha levantado en armas contra la República". Anuncio en Radio del Gobierno 17.07.1936

* * * * *

"Hay que explicar la historia de los vencidos"
"La recuperación de la memoria histórica es necesaria por muchas razones. En realidad más que recuperación es cambio de la memoria porque a la juventud se le ha enseñado la versión conservadora de los vencedores de la guerra. Es importante explicar la historia de los vencidos, que defendieron un gobierno democráticamente elegido. Otra razón es por un sentido de justicia: reconocer a las víctimas del terror de la dictadura. Y aún otra razón es ganar la credibilidad perdida. No podemos presentarnos como defensores de los derechos humanos sin condenarlo en nuestro país. La dignidad democrática nos exige explicar la historia de los vencidos y honrarlos". VICENÇ NAVARRO. Exiliado y catedrático de ciencias políticas. La Vanguardia.es

17.7.06

Hay que escribir nuevamente la historia. 70 años después.


"La Historia que se está escribiendo es ficticia, falsa, amañada, deforme, inmoral, dogmáticamente perversa, fanáticamente cruel, políticamente turbia y ciega, socialmente demagógica".
A todos los que lucharon en el Ejército de la República, a los militares profesionales a "los demás cuadros de mando de diversas procedencias que dieron cohesión y eficacia a las unidades armadas durante nuestra guerrra, por que también ellos merecen esa rehabilitación". A todos ellos les corresponde "ocupar una página de honor en nuestra historia" [...] " Lo merecen precisamente por eso, porque cumplieron su deber, arriesgando su vida desde el 18 de julio todos los días y a todas las horas y sin ensuciarse las manos de sangre ni oro. La empezaron pobres y dignos. La terminaron pobres y dignos. A ningún español, ni a España, han pasado la cuenta del sacrificio que llevaron a cabo por defender su libertad y su soberanía. El Estado, algún día, les hará la justicia que merecen".

Palabras del General Vicente Rojo en un texto
de 1961 titulado "Defensa de los militares profesionales"
Recordadas por su hijo el periodista José Andrés Rojo en el artículo
"Los otros militares de julio de 1936" en ElPaís.es - Opinión - 17-07-2006

* * * * *

(EL CRIMEN)
Se le vió, caminando entre fusiles
por una calle larga,
salir al campo frío,
aún con estrellas, de la madrugada.
Mataron a Federico
cuando la luz asomaba.
El pelotón de verdugos
no osó mirarle a la cara.
Todos cerraron los ojos;
rezaron: ¡ni Dios te salva!
Muerto cayó Federico
-sangre en la frente y plomo en las entrañas-.
...Que fue en Granada el crimen,
sabed - ¡pobre Granada!-, en su Granada!...

II
(EL POETA Y LA MUERTE)

Se le vió caminar solo con Ella,
sin miedo a su guadaña.
-Ya el sol en torre y torre; los martillos
en yunque-, yunque y yunque de las fraguas.
Hablaba Federico,
requebrando a la Muerte. Ella escuchaba.
"Porque ayer en mi verso, compañera,
sonaba el golpe de tus secas palmas,
y diste el hielo a mi cantar, y el filo
a mi tragedia de tu hoz de plata,
te cantaré la carne que no tienes,
los ojos que te faltan,
tus cabellos que el viento sacudía,
los rojos labios donde te besaban...
Hoy como ayer, gitana, muerte mía,
qué bien contigo a solas,
por estos aires de Granada, ¡mi Granada!"

III

Se les vió caminar...
Labrad, amigos,
de piedra y sueño, en el Alhambra,
un túmulo al poeta,
sobre una fuente donde llore el agua,
y eternamente diga:
el crimen fue en Granada, ¡en su Granada!

Antonio Machado: "El crímen fué en
Granada" a Federico García Lorca

El 18 de julio, día en que se cumplen 70 años del golpe de Estado del general Francisco Franco contra la II República, llegará sin que la Ley de Memoria Histórica, prometida desde junio de 2004, haya visto la luz. El Ejecutivo duda entre el 21 y el 28 de julio. Esta última fecha garantizaría que la polémica llegue ya con el país de vacaciones, en pleno agosto, el mes menos activo en política.

14.7.06

Los hermanos del norte



No queremos que los hermanos del norte nos den la mano, si no que nos quiten el pie de encima!
(Foto a un graffiti en una calle de Barcelona: "Zosen Message" by Poppolo Johnson)

La tragedia del pueblo palestino

Imagen de Barzin
Artículo de Sami Naïr, en El País - Opinión - 14-07-2006


Lo sabemos desde hace tiempo: es posible tratar de destruir un pueblo con la complicidad silenciosa del mundo entero. Ocurrió con el pueblo iraquí, sometido a un horrible embargo durante 12 años (1991-2003); hoy ésa podría ser la suerte reservada al pueblo palestino. En medio de un gran, de un espantoso silencio. Pero como la hipocresía humana no tiene límites, también sabemos que aquellos que hoy callan ante el crimen, mañana vendrán a darnos lecciones de derechos humanos y sobre el deber de la memoria. Ésta es la situación: delante de nuestros ojos, el pueblo palestino es aplastado bajo las bombas de una de las mayores potencias militares contemporáneas. Por tanto, los sucesivos gobiernos de Israel han ganado. No frente a los palestinos, ya que éstos siguen resistiendo, por desgracia utilizando en ocasiones unos medios dementes, sino frente a los gobiernos del mundo entero y frente a la opinión pública internacional. El actual primer ministro israelí Ehud Olmert, apoyado por el Partido Laborista, puede utilizar sus bombarderos para destruir ciudades, sus misiles para asesinar a dirigentes palestinos, sus soldados para matar a mujeres y niños en la calle, y sus bombas para extender la muerte en las playas palestinas. Y nadie reacciona. Sin duda se debe a que Israel viola desde hace tanto tiempo la ley internacional que ha conseguido agotar la indignación del mundo. Y todos saben que este país disfruta de la doble complicidad de Estados Unidos y de los regímenes árabes a su servicio. En Europa, ni una sola condena, ni una palabra, ni un suspiro, nada. Europa prefiere defender el derecho abstracto, la democracia abstracta, la justicia abstracta.

¿Cómo interpretar este silencio? Seguramente no se debe a una hostilidad de principio hacia la causa palestina. En Europa existe, independientemente de las preferencias respecto a tal o cual protagonista de este conflicto, un acuerdo sobre el reconocimiento mutuo y la existencia de dos Estados, uno israelí y otro palestino. Pero esta posición siempre ha sido rechazada por Israel (que no admite un Estado palestino) y ya no es consentida por los palestinos (Hamás no acepta oficialmente la declaración de reconocimiento de Israel por la OLP). Además, el principal actor del conflicto, Estados Unidos, que es el único que puede imponer a su aliado israelí una decisión de derecho internacional, se niega a hacerlo. Es tan sensible a los grupos de presión favorables a Israel en EE UU, que le interesa utilizar al Estado hebreo como policía de su estrategia en Oriente Próximo. Por último, la victoria de Hamás ha debilitado todavía más a Europa, ya que la ayuda que ésta le concede deberá ser gestionada a partir de ahora por un gobierno palestino que no comparte formalmente su posición de principio. Conclusión: Europa, que no existe como potencia política (no puede influir ni sobre EE UU, ni sobre Israel, ni sobre los palestinos), se ve reducida en este conflicto a un testimonio simbólico y moral. Pero lo aberrante de la situación actual es que incluso ha renunciado a desempeñar este papel. Se trata de un giro estratégico de suma importancia. ¿Significa que Europa comparte ahora la presuposición israelo-estadounidense de que la única estrategia que cuenta es la de la fuerza militar? ¿O quiere castigar al pueblo palestino por haber votado a Hamás? En ambos casos, es una estrategia arriesgada. Porque nunca habrá una solución exclusivamente militar a este conflicto, y los dirigentes de Hamás pueden aducir que no tienen ninguna lección de democracia que recibir de una Europa que no respeta el veredicto de la soberanía popular. Y, en efecto, Hamás ha sido elegido libremente y de acuerdo con todas las reglas de la democracia. Europa ha recusado de entrada esta decisión, exigiendo unas condiciones que se niega a plantear a Israel. Para mantener relaciones con Hamás, le exige que renuncie a la violencia y reconozca a Israel. Está bien. Pero, ¿por qué no plantea las mismas condiciones a Israel: que renuncie a la violencia de Estado y reconozca el derecho a la existencia de un Estado palestino en los territorios ocupados ilegalmente desde 1967? ¿Acaso no es el deseo de toda la comu

-nidad internacional? Es el doble rasero.

¿Los regímenes árabes? En su mayoría, están ocupados en aplastar a sus pueblos. La prensa árabe, desde luego, está que rebosa de cólera y estos regímenes dejan que sus medios de comunicación calienten los ánimos, todavía más cínicamente porque se niegan a mover un dedo. ¿La opinión pública mundial? ¿Nosotros? La impotencia. Entonces, ¿qué queda? Lo peor: la espiral de la violencia ciega de los palestinos frente a la violencia racional, fría, industrial, de los militares israelíes. Porque se trata de lo siguiente: el actual Gobierno israelí ha decidido tomar como rehenes a todos los palestinos, después de que una banda de locos tomara como rehén a un soldado israelí. Todos los palestinos: mujeres, niños, ancianos y hombres. Es el principio de la responsabilidad colectiva, condenado tanto por el humanismo más elemental como por la Convención de Ginebra sobre las leyes de la guerra. Pero parece que en la época del derecho internacional hay potencias que están por encima de las demás: al parecer, ningún derecho humano, basado en la justicia, puede pretender perturbar sus intereses. EE UU en Irak e Israel en Palestina están por encima del derecho. Así, desde la victoria de Hamás, el Gobierno israelí se ha permitido pura y simplemente detener a ministros, funcionarios, a personas cuya culpabilidad es el único en determinar. Y actúa todavía con más facilidad porque la victoria de Hamás ha perturbado totalmente los puntos de referencia. Sin embargo, este movimiento fue ayudado en secreto por Israel a comienzos de los años ochenta, para debilitar al Al Fatah laico y convertir la guerra israelo-palestina en una guerra de religión. La derecha y la extrema derecha israelíes, entonces en el poder, y los islamistas palestinos, apoyados por el imán Jomeini, se aprovecharon de ello. Porque tanto los unos como los otros tienen una visión mutuamente integrista de este conflicto. Por ello, 20 años después -después de que Sharon, ayudado por la falta de visión estratégica de Arafat, destruyera los Acuerdos de Oslo- Israel y los islamistas se han convertido en los principales protagonistas del conflicto. El Gobierno israelí y EE UU han establecido que el "islamismo" es una amenaza para el mundo. Tomar como rehén a un pueblo que ha votado a un partido islamista se convierte en algo legítimo. Así pues, la trampa se ha cerrado sobre los palestinos. Están solos. Y en el mundo, este crimen ha sido perpetrado a la sombra de un ambiente festivo: el fútbol es lo que interesa a la gente.

Ésa es la realidad de nuestro tiempo. Sin embargo, nos queda un consuelo: quienes han realizado la crítica más honesta contra el comportamiento del Gobierno israelí son algunos grandes medios de comunicación israelíes. El Yediot Aharonot se subleva ante la destrucción de las infraestructuras (centrales eléctricas, canalizaciones de agua, infraestructuras); el periódico Haaretz acusa al Gobierno de haber "perdido la razón" y, en su editorial del 6 de julio, escribía: "El encanto de la retórica de la seguridad, una vez más, cautiva el corazón de la opinión pública, pese a que esta fórmula, utilizada durante los 40 años que dura la ocupación, ha fracasado totalmente. En estos momentos, hay que decir y repetir que, a la larga, a Israel no le queda más opción que retirarse de los territorios y poner fin a la ocupación.

Y terminar con la ocupación debería ser el objetivo al que debería conducir toda táctica utilizada en la crisis actual". Al día siguiente, el Gobierno israelí recordaba que no cambiaría de táctica. Poco importa, porque las dudas de la opinión pública bien informada en Israel son una verdadera llamada de socorro. ¡Si los gobiernos del mundo fuesen tan valientes como estos editorialistas israelíes! ¿Quién ayudará a los palestinos e israelíes a salir de este ciclo infernal? ¿Qué coalición de potencias dirá que en este conflicto infinito la paz debe ser impuesta por una Conferencia Internacional con todos los protagonistas implicados? ¿Quién tendrá la virtud de reafirmar la fuerza del derecho y el respeto a la vida de los civiles, palestinos e israelíes? Nos habría gustado que fuese Europa, porque encarna una idea de civilización de la que nos gustaría sentirnos orgullosos. Nos habría gustado, aunque ella calle de una forma tan bochornosa.

--------------------------

Sami Naïr es eurodiputado y profesor invitado de la Universidad Carlos III de Madrid. Su libro más reciente es: Y vendrán... Las migraciones en tiempos hostiles, Bronce, 2006. Traducción de News Clips.

13.7.06

Un silencio repugnante

Obra de Sebastián Grillo "Dinero y Sangre"

Texto: Atilio Borón

A veces el silencio es atronador. En estos días el mutismo de los sedicentes defensores de la democracia liberal, el mundo libre y la economía de mercado resuena con estrépito. El régimen genocida de Israel, siniestro heredero de su verdugo nazi, está perpetrando un crimen incalificable contra el pueblo palestino. Cuando Bush caracterizó al gobierno de Hamas como “terrorista” y la Unión Europea avaló esa infamia Tel Aviv se sintió respaldado y abrió las puertas del infierno. El bombardeo a mansalva de poblaciones civiles indefensas, los atentados contra autoridades democráticamente electas de Palestina y la destrucción de todo lo que encontraban a su paso fue la voz de orden del gobierno israelita. Las oficinas de los principales ministerios fueron destruidas; ministros, parlamentarios y altos funcionarios de la Autoridad Palestina encarcelados; el suministro de electricidad para la mitad del millón y medio de habitantes que se apiñan en Gaza fue inutilizado por la aviación israelí, paralizando escuelas, hospitales, talleres y comercios, dejando a los hogares sin ese vital recurso. En pocos días más ya no habrá agua potable, porque las estaciones de bombeo dejarán de funcionar. Caminos intransitables, campos abandonados, la frágil infraestructura de Gaza está siendo metódicamente arrasada ante la indiferencia del mundo. Noche tras noche la aviación israelí sobrevuela ese pequeño territorio arrojando bombas de estruendo, y de las otras. La orden del valiente y honorable Primer Ministro israelí, Ehud Olmert, fue terminante: “que nadie duerma en Gaza.” El pretexto de esta barbarie: la captura por parte de la resistencia palestina del cabo del ejército israelí Gilad Shalit -captura, no secuestro, dado que Shalit era miembro de un ejército invasor y fue capturado por sus enemigos en combate. Ante ello, Tel Aviv se negó a negociar con sus captores un intercambio de prisioneros políticos –hay unos 900 niños y adolescentes palestinos presos en Israel, y más de 5000 adultos, todos calificados como terroristas. Las cárceles de Israel, como las de Guantánamo, no recluyen a seres humanos.


Cuando el presidente iraní exhortó a “borrar Israel del mapa” el mundo fue conmovido por una oleada de justificada indignación. Pero cuando el gobierno de Israel lleva a la práctica esa amenaza y borra literalmente del mapa a Palestina los líderes de las “naciones democráticas” y sus paniaguados - los Vargas Llosa, Montaner, Zoe Valdéz y compañía- guardan un repugnante silencio. Su duplicidad moral es ilimitada. Pueden justificar con su silencio cualquier cosa: inclusive, un genocidio como el que está practicando Israel en Palestina. Por supuesto, no dudaron un instante de calificar como “terroristas” las imperdonables palabras del presidente iraní; pero cuando el terrorismo de estado no es declarado en un discurso insensato sino sistemáticamente practicado por un peón de los Estados Unidos como Israel su conciencia moral padece de un súbito adormecimiento.


El propósito del gobierno israelí es bien claro: apoderarse definitivamente de Gaza, para lo cual primero se requiere, siguiendo el Manual de Operaciones del Departamento de Estado, precipitar un “cambio de régimen” que deje el campo libre para las fuerzas invasoras. En pos de tal objetivo todas las consideraciones morales y todos los escrúpulos son arrojados por la borda. La imposición de penalidades colectivas en represalia por acciones individuales como las de la resistencia palestina constituye un crimen de guerra y se encuentra expresamente prohibida por la Convención de Ginebra. No está demás recordar que los precursores en la aplicación de tan infames tácticas fueron las SS de Hitler. Cuando algún soldado alemán era muerto por la resistencia tomaban al azar a diez personas y las fusilaban en el acto. Israel no los fusila en Gaza. Hace como los nazis con el Ghetto de Varsovia: los sitia, los deja sin agua, pan, luz, trabajo. Los priva de toda esperanza y los extermina de a poco, con la complicidad de los grandes defensores de la democracia y la libertad, preocupados como están por la amenaza que los cohetes norcoreanos representan para la civilización.
* * * * *
Poema de Tawfiq Zayad "Lo Imposible"

“Aquí estaremos
con una pared sobre el pecho,
enfrentados al hambre,
peleando con hilachas,
desafiando
cantando nuestras canciones
invadiendo las calles
con nuestra ira,
llenando nuestras covachas con orgullo,
enseñando la venganza a nuevas generaciones
Como miles de prodigios
vagamos errantes
en Jaffa, Lidda, Ramallah, en Galilea.

Aquí estaremos,
lavando platos en vuestros bares,
llenando las copas de los amos
limpiando sus cocinas sucias de hollín
para escamotear un bocado de sus colmillos azules
para alimentar los niños con hambre

Aquí estaremos con corazón de hielo
candente infierno en nervio y alma
sacamos agua de la roca para calmar la sed
y despistamos la hambruna con el polvo.
Pero no nos iremos.
Aquí derramaremos la queridísima sangre,
aquí tenemos un pasado, un futuro,
aquí somos los inconquistables,
así que golpea profundo, golpea profundo
sobre mis raíces. "

12.7.06

Cómo me dueles!


PALESTINA, Palestina, PALESTINA, Palestina, PALESTINA, Palestina, PALESTINA, Palestina, PALESTINA, Palestina...

No existe el pueblo palestino... ellos no existen
-Golda Meir. Declaración al Sunday Times, 15 .06.1969-

Pintura: Antonio López "La rosa"
El Valor Lieterario de la Poesía Palestina
texto de Nelly Marzouka

Palestina, en la memoria colectiva del pueblo palestino, simboliza el amor a la tierra usurpada y el amor a la vida. La resistencia en el momento presente a los impulsos de odio y necrofilia del sionismo, ideología política basada en la negación del SER, el dolor por el despojo y Holocausto de nuestro pueblo, la esperanza y fe en el retorno a nuestros modos y orientaciones originarios de vida, a Palestina.
Es por todo esto, que en la poesía palestina, el tema recurrente, es el grito de dolor ante la muerte, expulsión y sacrificio en tierras lejanas. La poesía palestina conlleva de forma implícita, la Historia de vida de todo un pueblo expulsado de cuajo de la tierra de sus antepasados, que vive añorando el regreso.
Cuando poetas palestinos como Darwish, Zayyad, Al Qasim o Touqan por nombrar solo algunos rememoran la tierra madre recurriendo a la frase, "desde la otra orilla" , en clara alusión al río Jordán, es sinónimo claro y conciso de la voluntad de volver por donde mismo fueron expulsados.

Cuando Fadwa Touqan escribe para los combatientes palestinos que luchan contra la ocupación militar extranjera, en su poema Siempre Vivo: " Del temblor de la vida y de la muerte surgirá en ti la vida nuevamente..." , en alusión a la tierra que nos vió nacer del vientre de nuestras madres, y al igual que ellas, nos amamantó, como escribiese Salem Jubran: "y teniendo yo hambre, un extraño mame de ella ...."
Palestina representa aquí la madre tierra violentada y ultrajada, pero a la vez la esperanza del retorno y el renacer.

La expresión poética palestina se afianza con el dolor del exilio, y holocausto, en el constante devenir de los refugiados, en su larga espera, como cuando el poeta Tawfik Zayyad escribe: " y de mi carne, levantaré el puente de nuestra vuelta... en las dos orillas" , en su poema: Puente de Vuelta. Y, cuando Lluis Llach, dice en el poema Palestina:



De tus campos de piel morena arrancan los árboles
como si así desarraigaran tu mañana.
Entierran a tus hijos cuando aún sonríen
esperando convertir tu vientre en un yermo.
Cuando hieren tus brazos el odio se hace fascismo:
los golpean quienes escarnecen su pasado.



En la poesía palestina, se mantiene latente el dolor del destierro y exilio, con todas las implicancias por lo que forzosamente se deja atrás, títulos, estudios, conocimientos, así en Carta de la Plaza de los cesantes, expresa Samih Al- Qasim:

Tal vez pierda, como pretendes, mi sustento.
Tal haya de poner a la venta mis ropas y mis muebles.
Tal vez tenga que trabajar como cantero,
como mozo de cuerda
o barrendero
La poesía palestina denuncia, la falsificación de la historia, :
Tal vez insulte un niño, y una niña,
a mi pueblo y mi padre.
Tal vez mi historia la falsee un cobarde,
y transforme en arañas mis corderos.
Tal vez dejes privados a mis hijos de su traje de fiesta.
Tal vez a mis amigos les engañes con un rostro prestado.
Tal vez alces, rodeándome,
muros, muros y muros.
Y tal vez contra viles visiones crucifiques


La poesía palestina de esta forma, también se transforma en otro frente de resistencia, a la ocupación militar extranjera y la injusticia generada de tal situación, como dice Nizar Qabbani en Carteles Comandos sobre los Muros de Israel:

No haréis de nuestro pueblo
un pueblo de piel rojas.
Pues nosotros nos quedamos aquí...
O Tawfiq Zayyad, en No nos iremos:
Bebeos el mar,
que aquí permanecemos,
.....La firme resistencia? : Con los dientes.
Defenderé cada palmo de tierra de mi patria.
Con los dientes.

.... Pese a nuestro lento y prolongado Holocausto, Escrito en el Tronco de un olivo: de Kafr Kassem:

Y grabaré
yo no lo olvidaré
y grabaré
Deir Yassin*
tu recuerdo me devora
y grabaré
hemos alcanzado la cima de la tragedia


Nuestro holocausto, presente desde el año 1948, hasta el día de hoy, dando origen así a la llamada Poesía de la Intifada: Muhammad,
acurrucado en brazos de su padre, es un pájaro temeroso
del infierno del cielo: papá, protégeme (Mahmud Darwish)

Aquí se sitúa el espíritu generoso del perdón palestino, hacia el extranjero colonizador:

La casa es nuestra
Y Jerusalén es nuestra
Y con nuestras manos reconstruiremos la belleza de Jerusalén
Con nuestras manos paz para Jerusalén
Paz para Jerusalén
Viene .. viene .. viene , en la rosa de las ciudades,
de los hermanos Rahbani

Palestina, reclama su estatus usurpado,: Robasteis al Mesías de su casa de Nazaret, y Mahmud Darwish, en Carnét de Identidad: Escribe

Que soy árabe;
Que robaste las viñas de mi abuelo
Y una tierra que araba,
Yo, con todos mis hijos.

Palestina, es la sangre de los mártires, como el poeta ABDELRAHIM MAHMOUD,:

El alma del hombre noble tiene dos metas
o morir o lograr sus sueños..

Palestina es la llama encendida en el corazón de cada hijo de la resistente tierra, no invocaremos en nuestra narrativa maldiciones a quien nos somete y oprime a este tortuoso exilio, sino que de nuestras mejores armas, de la pluma y las hojas, aquella mezcla mas peligrosa que las armas convencionales y que provocaron que un 8 de Julio de 1972, la GESTAPO sionista- israelí (Mossad) asesinase en Beirut al escritor palestino Gassan Kanafani, inyectamos en nuestro pueblo la esperanza de una vida menos dura y libertaria, y aunque en la cruz de la indolencia nos crucifiquen y en la hoguera de la injusticia no nos dejen respirar, ténganlo por seguro que en algún lugar del mundo, donde algún palestino aún respire, habrá una pluma y una hoja de p! apel combatientes que mostrarán al mundo nuestro amor, por nuestra tierra, como escribieran Samih Al Qasem,y Mahfud Massis, hasta el último pulso de mis venas, resistiré. ¡Enemigo del sol!, ¡Resistiré!.y...: "Guerrilleros de Palestina"...

ALLAH YIRDAH ALLEYKUM...:

11.7.06

La verdad o solo ilusiones?

Cuadro: "Le chat du derviche"
Yâ Ilâhi! Kapinda sadakatle gilip duran,
Iflas etmis bu fakîre lûtfunla kerem eyle
Ey Celîl olan Allah’im!
Münâcâti, Canto sufi

Ilusiones
Parábola de Mawlana Yalal al-Din Rumi, sacada de su libro "Masnavi" "El canto del Derviche".
* Parábolas de la sabiduría sufí *
Una vez metieron un elefante en un salón amplio y oscuro. En las oscuridad no se sabía de qué se trataba, porque las formas del paquidermo no se veían.
En la habitación entraron cuatro personas, invitadas por el dueño de la casa. El hombre conocía su reputación y sabía que eran grandes sabios. De modo que había decidido ponerles a prueba: ¿descubrirían que se trataba de un elefante a pesar de la oscuridad?
«Ahora veremos si son tan sabios como dicen o si el conocimiento que se atribuyen es pura ficción», decía el hombre para sus adentros.
En el salón la oscuridad era total, y los sabios caminaban a tientas.
Uno de ellos se acercó al elefante, le tocó una oreja y enseguida emitió su juicio:
—¡Está claro, amigos! ¡Es un abanico enorme!
Otro avanzó, en parte por ganas de discutir con su colega, y en parte porque la hipótesis le parecía apresurada.
Pero él también exclamó enseguida que había comprendido qué clase de objeto era. Después de tocar una pata del elefante y comprobar que estaba dura, dijo que se trataba de una columna.
Le llegó el turno al tercer erudito, que en la oscuridad del salón tocó el lomo del elefante.
—¡Ya lo tengo! Los dos estáis equivocados, queridos colegas. No es un abanico ni una columna. ¡Es un trono, de un tamaño descomunal!
También él estaba convencido de sus afirmaciones y negaba las de los demás.
El último del grupo (que también era el más sabio) se acercó al elefante y acarició su tronco rugoso e imponente.
—¡Decís que es un abanico, una columna o un trono. Yo estaba a punto de decir que es... ¡pero me callo, porque no entiendo nada!
El dueño de la casa convocó a los sabios y les dijo cordialmente:
—No habéis sido capaces de descubrir que era un elefante, pero de todos modos me habéis dado una valiosa lección.

10.7.06

Narciso

Cuadro "Narciso" de Caravaggio
Texto: "Prologo de el Alquimista" de Paulo Coelho
El Alquimista cogió un libro que alguien de la caravana había traído. El volumen no tenía tapas, pero consiguió identificar a su autor: Oscar Wilde. Mientras hojeaba sus páginas encontró una historia sobre Narciso.

El Alquimista conocía la leyenda de Narciso, un hermoso joven que todos los días iba a contemplar su propia belleza en un lago. Estaba tan fascinado consigo mismo que un día se cayó dentro del lago y se murió ahogado. En el lugar donde cayó nació una flor, a la que llamaron narciso.

Pero no era así como Oscar Wilde acababa la historia.
Él decía que, cuando Narciso murió, llegaron las Oréades – diosas del bosque – y vieron el lago transformado, de un lago de agua dulce que era, en un cántaro de lágrimas saladas.

- ¿Por qué lloras? – le preguntaron las Oréades.
- Lloro por Narciso – repuso el lago.
- ¡Ah, no nos asombra que llores por Narciso! – prosiguieron ellas-. Al fin y al cabo, a pesar de que nosotras siempre corríamos tras él por el bosque, tú eras el único que tenía la oportunidad de contemplar de cerca su belleza.
- ¿Pero Narciso era bello? – preguntó el lago.
- ¿Quién si no tú podría saberlo? – respondieron, sorprendidas, las Oréades -. En definitiva, era en tus márgenes donde él se inclinaba para contemplarse todos los días.

El lago permaneció en silencio unos instantes. Finalmente dijo:

- Yo lloro por Narciso, pero nunca me di cuenta de que Narciso fuera bello.
Lloro por Narciso porque cada vez que él se inclinaba sobre mi orilla yo podía ver, en el fondo de sus ojos, reflejada mi propia belleza.

- ¡Qué bella historia! – dijo el Alquimista.

Árbol De Diana

Imagen: "roadside"
Poema de Alejandra Pizaarnik de "Árbol De Diana"
* * * * *
ella se desnuda en el paraíso
de su memoria
ella desconoce el feroz destino
de sus visiones
ella tiene miedo de no saber nombrar
lo que no existe

9.7.06

Oración de un desocupado

Pintura de Ricardo Carpani "Desocupados"
Poema: Juan Gelman de "violín y otras cuestiones"
"agarraste a la muerte y te la llevaste a la cama/
la sacudiste hasta el huesito" .
Juan Gelman


Padre,
desde los cielos bájate, he olvidado
las oraciones que me enseñó la abuela,
pobrecita, ella reposa ahora,
no tiene que lavar, limpiar, no tiene
que preocuparse andando el día por la ropa,
no tiene que velar la noche, pena y pena,
rezar, pedirte cosas, rezongarte dulcemente.

Desde los cielos bájate, si estás, bájate entonces,
que me muero de hambre en esta esquina,
que no sé de qué sirve haber nacido,
que me miro las manos rechazadas,
que no hay trabajo, no hay,
bájate un poco, contempla
esto que soy, este zapato roto,
esta angustia, este estómago vacío,
esta ciudad sin pan para mis dientes, la fiebre
cavándome la carne,
este dormir así,
bajo la lluvia, castigado por el frío, perseguido
te digo que no entiendo, Padre, bájate,
tócame el alma, mírame
el corazón,
yo no robé, no asesiné, fui niño
y en cambio me golpean y golpean,
te digo que no entiendo, Padre, bájate,
si estás, que busco
resignación en mí y no tengo y voy
a agarrarme la rabia y a afilarla
para pegar y voy
a gritar a sangre en cuello
por que no puedo más, tengo riñones
y soy un hombre,
bájate, qué han hecho
de tu criatura, Padre?
un animal furioso
que mastica la piedra de la calle?

8.7.06

El "Todo vale"

Imagen: Demián Flores "Defensa personal"
Aguafuerte, aguatinta, azúcar y barniz


Con el todo vale: nada vale. Todo pierde valor. Se devalúa la vida. Hay quién cree que el todo vale es sinónimo de libertad. Nada más lejos de la realidad. Más bien es el camino más recto a la esclavitud.
Cuando todo vale, las cosas que tienen valor verdadero dentro de nuestro corazón, pierden valor y le llevan a uno a la frustración, a la insatisfacción y a buscar entonces cosas artificiales que les puedan traer algo de placer y huida.

Si las cosas que verdaderamente tienen valor, como la "familia", la solidaridad, la tolerancia, las creencias, la verdad, el pundonor, la amistad, la paz, la empatía, la convivencia, la lealtad con uno mismo y con los demás; si todos esos valores los escondemos, con qué los vamos a sustituir? Porque tarde o temprano, el alma, el espíritu, el ánimo, la mente o como queramos llamarlo, nos pedirá cuentas en forma de malestar físico y moral.

Cuál es la diferencia entre libertad y libertinaje? La primera está ligada a los grandes valores de la vida, la segunda a los grandes desastres. La primera ligado a lo que nos llena el alma y nos hace grandes, la segunda nos la deja vacía. El libertinaje es la otra cara de la hipocresía, la mojigatería y el puritanismo y así de dañino es igualmente: todos llevan a la esclavitud del alma y hacen que uno nunca pueda estar en paz consigo mismo y ser libre.

6.7.06

Tiempos lluviosos


Herman hesse, "Tiempos Lluviosos"

“...y trataré de exprimir algunas gotas de dulzura de mi temor y mi tristeza. Después escucharé el viento y la lluvia. Lucharé contra los latidos de mi corazón, desearé la muerte, temeré la muerte, imploraré a Dios. Hasta que pase todo, hasta que la desesperación se fatigue, hasta que consiga algo parecido al sueño y al consuelo. Así era entonces, así seguirá siendo hasta que llegue el fin. UNA Y OTRA VEZ tendré que pagar con estos días mi vida hermosa y amada. Una y otra vez volverán estos días y noches, el miedo, el hastío, la desesperación... Y AÚN ASÍ VIVIRÉ, Y AÚN ASÍ AMARÉ LA VIDA”.

5.7.06

Oda al hombre sencillo

Poema: Pablo Neruda

Voy a contarte en secreto
quién soy yo,
así, en voz alta,
me dirás quién eres
(quiero saber quién eres)
cuánto ganas, en qué taller trabajas,
en qué mina,
en qué farmacia,
tengo una obligación
terrible
y es saberlo,
saberlo todo:
día y noche saber cómo te llamas,
ése es mi oficio,
conocer una vida
no es bastante
ni conocer
todas las vidas
es necesario,
verás,
hay que desentrañar,
rascar a fondo
y como en una tela
las líneas ocultaron,
con el color, la trama
del tejido,
yo borro los colores
y busco hasta encontrar
el tejido profundo,
así también encuentro
la unidad de los hombres,
y en el pan busco
más allá de la forma.
Me gusta el pan,
lo muerdo,
y entonces
veo el trigo,
los trigales tempranos,
la verde forma
de la primavera,
las raíces, el agua,
por eso
más allá del pan,
veo la tierra,
la unidad de la tierra,
el agua,
el hombre,
y así todo lo pruebo
buscándote
en todo,
ando, nado, navego,
hasta encontrarte,
y entonces te pregunto
cómo te llamas,
calle y número,
para que tú recibas
mis cartas,
para que yo te diga
quién soy y cuánto gano,
dónde vivo,
y cómo era mi padre.
Ves tú qué simple soy,
qué simple eres,
no se trata
de nada complicado.
Yo trabajo contigo,
tú vives, vas y vienes
de un lado a otro,
es muy sencillo,
eres la vida,
eres tan transparente
como el agua,
y así soy yo,
mi obligación es ésa:
ser transparente,
cada día
me educo,
cada día me peino
pensando como piensas,
y ando
como tú andas,
como, como tú comes,
tengo en mis brazos
a mi amor
como a tu novia tú,
y entonces
cuando esto
está probado,
cuando somos iguales,
escribo,
escribo con tu vida
y con la mía,
con tu amor y los míos,
con todos tus dolores
y entonces
ya somos diferentes
porque, mi mano
en tu hombro,
como viejos amigos
te digo en las orejas:
no sufras,
ya llega el día,
ven, ven conmigo,
ven con todos
los que a ti se parecen,
los más sencillos.
Ven, no sufras,
ven conmigo,
porque aunque
no lo sepas,
eso yo sí lo sé:
yo sé hacia dónde vamos,
y es ésta la palabra:
no sufras
porque ganaremos,
ganaremos nosotros,
los más sencillos
ganaremos,
aunque tú no lo creas,
ganaremos.

3.7.06

No te salves

Un poema de: Mario Benedetti


No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma

no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios

no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana

y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo

Falsedades históricas en TVE

Guerra Civil Española
Los hombres, como castillos;
igual que almenas, sus frentes,
grandes murallas sus brazos,
puertas que nadie penetre.
Poema: Rafael Alberti.

Texto: Vicenc Navarro es catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad Pompeu Fabra. Artículo publicado en El País, edición Catalunya, el 29 de marzo de 2005.

La interpretación histórica más extendida hoy en España de lo que fue la República y la Guerra civil es la que asume que la República fue una época caótica de nuestra historia que condujo inevitablemente a una guerra civil de la cual fueron igualmente responsables los dos bandos del conflicto (definidos erróneamente como el bando nacional y el bando republicano), los cuales cometieron el mismo número y tipo de atrocidades y violaciones de los derechos humanos. De esta manera, la versión derechista de la historia de la Guerra Civil, en la que había los buenos (los vencedores) y los malos (los vencidos), se ha redefinido en una postura que se auto-define “de centro”, que asigna por igual a los dos bandos la responsabilidad por tales violaciones de los derechos humanos. Esta interpretación de nuestra historia ha justificado el silencio ensordecedor que ha existido hasta hace poco en nuestro país sobre nuestra memoria histórica, asumiendo que todos éramos culpables de aquel triste pasado, que era mejor olvidar.

Tal visión apareció, de nuevo, en los capítulos de la serie Memoria de España que Televisión Española mostró los pasados días 1 y 8 de marzo. En estos capítulos se informó al público español de lo que fue la República, la Guerra Civil y la dictadura franquista. En esta narrativa histórica, asesorada por el historiador Fernando García de Cortazar (que ha escrito uno de los textos de historia de España más vendidos en nuestro país) se presenta aquella interpretación de nuestra historia. Sin explicar las causas del conflicto civil, concluye que los dos bandos de la Guerra Civil ejercieron una “idéntica represión” (cita textual del programa).

Tal aseveración es una enorme falsedad. Un mero recuento de las victimas conocidas (y la gran mayoría de las víctimas resultado de la represión republicana son conocidas, pues sus familiares recibieron beneficios y ventajas durante la dictadura) muestra que su número es –según los historiadores Francisco Espisnosa y Francisco Moreno- de alrededor de 37.000 muertos, mientras que el número más conservador de las víctimas de la represión franquista es de 110.000 muertos documentados, a los cuales hay que añadir los muertos como consecuencia de la enorme represión llevada a cabo en las zonas españolas que se caracterizaron por su resistencia a las fuerzas franquistas. De estas víctimas, hay más de 30.0000 cuyo paradero aún se ignora. En realidad, varios historiadores extranjeros que durante la dictadura tuvieron más facilidades de acceso a los archivos españoles que los historiadores del país, han calculado que la cifra más aproximada al número de víctimas de la brutalidad franquista fue de alrededor de 200.000. ¿Cómo se puede utilizar el término “idéntica represión” a la luz de estos datos?.

Como si tal falsificación no fuera suficiente, el programa televisivo mostró con gran detalle la represión republicana, apareciendo abundante número de cadáveres en el cuartel de la Montaña y también los abusos cometidos contra la Iglesia católica, sin citar nunca las participación directa de la Iglesia en la represión franquista, que ocurrió tanto durante la Guerra Civil como durante la dictadura, ni explicar por qué las clases populares odiaron tanto a la Iglesia. En realidad, las causas de la Guerra civil no aparecen en ninguna parte, excepto a un nivel genérico casi caricaturesco.

En la nota de prensa emitida por TVE para anunciar el capítulo de la Guerra Civil, se dice: “La II República tiene prisa por cambiar el rumbo de la historia y construir una sociedad moderna y democrática. Ni la impaciencia de las masas revolucionarias ni la nostalgia de los monárquicos habrían de permitírselo. En opinión del historiador Fernando García de Cortazar, las profundas contradicciones de la sociedad en aquella época desembocaron en la Guerra civil española” Tal como se ha escrito Juan José Sánchez Arévalo (en su carta de protesta a TVE, que no se aireó, a la cual se han sumado otros signatarios y ha sido distribuida por la Asociación para Recuperación de la Memoria Histórica), decir que las “profundas contradicciones desembocaron en la Guerra Civil” es eludir la responsabilidad que tuvieron las derechas españolas en su golpe de Estado, que fue la verdadera causa de la Guerra Civil. Tampoco fue la impaciencia de las masas revolucionarias ni la nostalgia de los monárquicos lo que determinó la Guerra Civil y la dictadura. Otra falsedad fácil de verificar históricamente. El Gobierno republicano –no las masas revolucionarias-, apoyado por la mayoría de las clases populares, quiso hacer una serie de reformas que las derechas en España (no sólo los monárquicos, si no la Iglesia, el Ejército, la burguesía, el mundo empresarial y otros) no aceptaron por afectar a sus intereses y privilegios. Calificar de nacionales estos intereses es un insulto a España.

Hablar de “profundas contradicciones” de la sociedad es pasar por alto la realidad que determinó aquel conflicto y la dictadura. Tal sesgo profundamente conservador se observa también en el capítulo de la dictadura, en el cual no aparecen con detalle las brutalidades ejercidas por la dictadura (torturas en las cárceles, incluyendo violaciones y ataques sexuales, asesinatos y desapariciones, y otros actos todavía ignorados en España). El capítulo, en cambio, se centra en el desarrollo económico, legitimando en cierta manera aquella dictadura como responsable de haber traído el bienestar y la sociedad del consumo. Un supuesto centrista de Cataluña, economista muy visible mediáticamente en nuestro país, repite constantemente: “La democracia la trajo el SEAT, resultado de las políticas económicas del franquismo”, al cual él asesoró.
¿Cómo puede ser que todavía hoy, después de más de 25 años de democracia, se falsifique tanto la historia y no haya una protesta masiva frente a ello?

1.7.06

El Maestro Mahmoud Farshchian


Texto original e imagenes de: farshchianart.com

El maestro Mahmoud Farshchian nació en Isfahán el 24 de enero de 1930, donde creció rodeado de muchas obras maestras de la arquitectura. Lo que le doto subliminalmente un conocimiento muy amplio de las proporciones, el color y la forma. A los cinco años llegó a ser evidente que su vida sería dedicada al arte y a la pintura. El padre de Mahmoud, el dueño de un negocio de alfombras persas, animó su interés por el diseño y plantó las semillas del arte en el corazón de Mahmoud.

Mientras aún era un muchacho de escuela, se invitó a Farshchian que aprendiera la pintura de la mano de los maestros más famosos del tiempo. Después de graduarse en la academia de bellas artes en Isfahán, viajó a Europa para estudiar los trabajos de los artistas occidentales.En su vuelta a Isfahán, Mahmoud comenzó a trabajar en la oficina general de los bellas artes, que después paso a llamarse el Ministerio de Cultura y de Arte. Lo designaron el puesto de administrador de artes nacionales. Es entonces cuando entra en la facultad de bellas artes de la universidad de Tehran como profesor de arte. Aquí es donde creó muchas de sus obras maestras únicas.

Farshchian viajo más adelante a los Estados Unidos y reside actualmente en el área metropolitana de Nueva York. Cuando fue a los estados unidos trajo consigo muchos tesoros que fueron bienvenidos por Bibliotheque Nationale, la Biblioteca Británica, Freer Gallery of Art, Museo Metropolitano y la universidad de Harvard. Sus trabajos continúan siendo exhibidos en galerías y museos a través de Asia, de Europa y de los Estados Unidos, así como en colecciones privadas. Farshchian ha recibido muchas concesiones a través de su vida, incluyendo un doctorado en bellas artes. El Maestro, también, ha recibido mucha alabanza de academias y de museos europeos.

El maestro Farshchian, ha alcanzado un estilo distintivo y ha creado una escuela con sus propios estilos en la pintura. Algunos de sus talentos son su sentido maravilloso de creatividad, sus diseños, sus motivos, su creación de espacios redondos, sus líneas lisas y de gran alcance, y su creación de colores ondulados. Los trabajos de Farshchian son una composición agradable de la nobleza e innovación. Sus temas se cultivan de poesía clásica, de literatura, de los libros santos como son el Koran, la Biblia y la Torah, así como su propia profunda imaginación. Sus trabajos más excepcionales se basan en el afecto y los humores humanos, que aparecen con la máxima eficacia posible en caras y figuras agraciadas.

Mientras pinta, el maestro Farshchian escucha a menudo la música y estos ritmos hermosos fijan el humor para su limitación, salpicando, cepillo a veces alambre-fino. Sus cuadros nos impulsan escuchar con los oídos internos los “sonidos” tan arquitectónicos como sus líneas y formas. Hay una interacción rica de sonidos apacibles: el canto de las aves, chorritos, cascadas, gorjeos, y chapoteos. Sus tempestades, ráfagas que se enfrían, gritos de los fuegos que rabian, y de la sangre-cuajada se expresan tan ingeniosamente que nunca cruzan el umbral del horror verdadero. Farshchian ha contado muchos cuentos en el lienzo en su expresión única del naturalismo.